DEPORTES › ÑULS JUGó MAL Y PERDIó 2 A 0 CON BELGRANO DE CóRDOBA

La tarde menos pensada

Si bien Ñuls lleva un año y medio con juego debilitado, la derrota ante un equipo con pocas aspiraciones encendió la preocupación de los hinchas.
Martino, con seguridad, tomará decisiones postergadas para encontarle la vuelta al equipo.

 Por Alejo Diz

0 Ñuls: Peratta (4); Díaz (3), Pellerano (3), López (3), Vangioni (5); Pablo Pérez (6), Bernardi (5), Mateo (5), Figueroa (4); Noir (3), Urruti (4). DT: Gerardo Martino

2 Belgrano: Olave (6); Grana (6), Lembo (6), Claudio Pérez (6), Turus (6); Ribair Rodríguez (7), Esteban González (6), Farré (6), Giménez (6); Silvera (7), Pereyra (6). DT: Ricardo Zielinski.

Goles: PT: 30m Silvera (B) y 37m Pereyra (B).

Cambios: PT: 41m Parodi por Pereyra (B). ST: 12m Torres por Bernardi (Ñ), 20m Muñoz por Noir (Ñ), 24m Marco Pérez por Silvera (B), 32m Aquino por Figueroa (Ñ) y 38m Barrios por Grana (B).

Arbitro: Patricio Loustau

Cancha: Coloso del Parque

Expulsado: ST: 41m Pellerano (Ñ).

Un tiro al arco en cada tiempo, ningún cabezazo ganado en las áreas, dos salidas en falso y jugadores con rendimiento para el aplazo llevaron a Ñuls a encontrar ayer la tarde menos esperada. Porque la derrota ante Belgrano, que ya no tiene al talentoso Vázquez, no es representativa de ningún equipo con ambiciones elevadas de mitad de tabla hacia arriba. Porque si bien Ñuls lleva un año y medio con juego debilitado, la lepra encendió preocupación en su gente, cayendo en el Coloso en un partido que se le fue en el primer tiempo, incluso antes de llegar a los primeros 40 minutos.

Así como la derrota ante Boca no desestabilizó en Ñuls ninguna de las convicciones que propone Martino, perder con Belgrano, en el parque Independencia, solo se la puede entender si la misma supone el fondo de una crisis. Pero no había drama deportivo en el equipo de Martino. Hasta ayer. Donde se dio un encuentro que llevará al técnico, con seguridad, a tomar decisiones postergadas.

Belgrano apostó a jugar de contragolpe, con las cualidades de sus delanteros, Pereyra y Silvera, señaladas por el propio Martino en la semana. Pero el Celeste no encontró la diferencia por combinar precisión en velocidad. Lo hizo porque el primer paso lo dio Ñuls con sus yerros: Pereyra recuperó la pelota y la soltó a espaldas de López para Silvera, quien al definir se burló de Peratta tocando al primer palo.

El gol de la visita de inmediato liberó murmullos de dudas en los hinchas. Porque el equipo antes de eso no había reunido ni un tiro al arco, por no tener profundidad en sus delanteros, ni sorpresa por los costados. Solo Pablo Pérez mostraba fútbol claro al buscar siempre al compañero libre.

Ya todos saben que Ñuls tiene poca generación de juego ofensivo y por tal bajo promedio de gol. Su apoyo está en la defensa. Salvo ayer. Porque así como Noir no terminó ninguna jugada bien, Díaz no produce nada positivo y Figueroa vive atrapado en la marca, si no era pase de Pérez a Urruti, el equipo apenas era un desparramo de jugadores en ataque.

Mucho antes de probar algo distinto para dar con la reacción, López se la tocó a Pereyra al querer salir jugando, el delantero corrió, Peratta se revolcó sobre el césped y el punta definió con arco libre para marcar el segundo. Luego de que los delanteros de Belgrano hicieran lo suyo, del resto se ocupó Ribair Rodríguez, imponiendo presencia en el medio por el resto del partido.

A partir de entonces Ñuls empezó a correr por desesperación. Martino intentó reformular el juego adelantando a Vangioni y acudiendo a Torres, Muñoz y Aquino. Pero el problema no era del orden colectivo, sino individual. El juego se volcó a los centros, a excepción de las intervenciones de Pérez, y allí tampoco la lepra puso imponerse. No cabeceó en su área Ñuls, tampoco en la del rival. Así y todo, se anotó un remate de Figueroa que se estrelló en el primer, un disparo de Leandro Torres que pasó cerca y alguna aparición de Urruti. Del equipo que venció a Argentinos nada se vio.

Los nervios se potenciaron, Pellerano vio la roja por doble amarilla, la policía adelantó la salida de los hinchas celestes por incidentes, y la confusión dominó a todos, como en tantas otras tardes del último año a esta parte.

Compartir: 

Twitter
 

Bernardi y Esteban González se disputan la pelota en el medio campo.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.