CIUDAD › UN POBLADO DE 15 MANZANAS DONDE BELGRANO CREó LA BANDERA

La pequeña aldea de 1812

Un recuerdo de la villa donde nació la Bandera y las imágenes, 200 años después, de la gente que llegó al Monumento a celebrar.

 Por Fernando Helio Abaca

La celebración del Bicentenario de la creación de la Bandera nos retrotrae a un tiempo en que esta ciudad era un pequeña aldea y cabecera del partido del Rosario que contaba con unos cinco mil habitantes dedicados a las tareas del campo.

El poblado conformado por unas 15 manzanas que se ordenaron a

partir de la capilla de la Virgen Nuestra Señora del Rosario y era

lo único que representaba a las instituciones de la época,

dependía políticamente del Cabildo de Santa Fe de la Vera Cruz.

La población estaba integrada por criollos, españoles, algunos

indios, pardos o mulatos, negros libres o esclavos.

Las actividades que se desarrollaban en la comunidad estaban

especialmente relacionadas con el campo, el comercio y algunas

personas se dedicaban a la carpintería en tanto otras a la confección

de botas y zapatos.

Una característica especial las daban las pulperías que eran

asiduamente concurridas y fueron el centro de reunión de los

hombres de campo, en donde se jugaba a la taba, los dados o naipes y se

bebía.

El párroco Julián Navarro fue quien bendijó la enseña patria

momentos antes que el general Manuel Belgrano la hiciera izar en la

Batería Libertad, ante sus tropas formadas y la presencia de toda

la comunidad. También, el sacerdote asistía a la feligresía de la zona y en sus libros anotaba los bautismos, matrimonios y defunciones

convirtiéndose en la única fuente de registro de esa época.

Frente a la capilla existía una especie de plaza donde los

fieles dejaban sus animales para poder asistir a la misa. Era uno de

los lugares más concurridos y donde compartían un mismo espacio

social estancieros, pulperos, comerciantes, peones, soldados,

artesanos y esclavos.

La ribera del río Paraná tenía varios embarcaderos que eran

utilizados con frecuencia por los pobladores para el transporte de

mercaderías hacia Buenos Aires Santa Fe o Asunción.

Uno de los pobladores de la aldea, don Pedro Tuella, era un

empleado en la renta de tabacos, quien tenía siete esclavos y fue el

primero que escribió una relación histórica de Rosario, publicada

en 1801 en el Telégrafo Mercantil de Buenos Aires.

La característica de esta ciudad es que no fue fundada

formalmente, según lo que establecían los órdenes reales de la Corona

Española y para ser considerada como tal debía realizarse un acto en

el que se establecía un Cabildo y se elegían sus integrantes que

eran vecinos del nuevo poblado. Esta situación no fue impedimento para que creciera por el impulso de sus habitantes que la convirtieron en una de las principales urbes del país con una sociedad multiétnica en la coexisten diferentes leguajes y costumbres.

Su ícono identificatorio es el Monumento Nacional a la Bandera

que recuerda no sólo la creación del general Belgrano, sino también la participación de sus habitantes que se comprometieron a seguir luchando en la construcción del país.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sebastián Vargas
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.