DEPORTES › "NO ME GUSTA QUE NOS SUBESTIMEN"

Catarsis de Russo

"No me gusta que nos subestimen pero el equipo tiene que reaccionar", sintetizó Miguel Russo (en la foto), en su semana más traumática como técnico de Central, con cinco derrotas a cuestas en siete partidos. El entrenador no dio señales de la formación que mañana recibirá a Arsenal, pero entregó una reflexión respecto a las pintadas aparecidas en Arroyito con amenazas a jugadores y dirigentes: "Me duele que lo anónimo lo hagan público, en darle notoriedad a alguien que no da la cara. Pero no nos detenemos en esas cosas y trabajamos con tranquilidad". La vuelta de Franco Peppino y la aparición de Jonás Aguirre son las opciones que evalúa el entrenador.

"Conozco la historia de este club. Acá siempre cumplí los objetivos. Es un momento difícil, como otros que hemos tenidos. No fuimos los mejores ni somos ahora los peores", consideró Russo, entrenador de un equipo que acumula tres derrotas consecutivas. "Sabemos que no jugamos bien ante Tigre", reconoció. "Me detengo en este momento y en las cosas buenas que dejamos de hacer. Soy el primero al que no le gusta, pero tampoco me gusta que nos subestimen, a este grupo de jugadores, pero hay que reaccionar", agregó.

"Arsenal es un rival importante, sabe hacerte daño con pelota parada y no podemos entrar en el vértigo, hay que analizar un montón de situaciones y todavía no definimos el equipo", explicó Russo, quien ayer ordenó un ensayo de fútbol reducido que no entregó pistas sobre la formación que jugará mañana por la noche en el Gigante.

En los entrenamientos de fútbol de la semana el entrenador apostó por los mismos once que cayeron ante Tigre. Pero es improbable que repita la confianza al equipo que peor rendimiento mostró en el torneo. Russo piensa en un cambio en el medio, siendo Diego Lagos el gran candidato a salir, con la posibilidad de que ingrese el juvenil Aguirre. En defensa tiene muchas posibilidades de retornar tras una lesión Peppino por Lisandro Magallán, apostando a la experiencia del ex Belgrano ante las exigencias que bajarán de las tribunas del Gigante para el equipo.

"Hay que pensar, razonar y hacer autocrítica, como hemos hecho siempre. Remarcar errores, elevar rendimientos individuales que van a redituar en lo colectivo. Estará en nosotros mismos superar este momento. En momentos críticos el primero que defiende a mis jugadores soy yo. No queda otro camino más que el trabajo, la concentración y ajustar el margen de error para salir de esta situación. Porque hay que ganar. Y seguramente lo vamos a lograr, de eso no tengo ninguna duda", afirmó Russo.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.