DEPORTES › CENTRAL PERDIó EL INVICTO DE LOCAL EN TIEMPO DE DESCUENTO.

Un día de estos iba a pasar

El cansancio acumulado del Canaya lo llevó a su primer tropezón en el Gigante. No supo liquidarlo a tiempo, Pinola se hizo expulsar y permitió que Vélez se animara hasta empatarlo y definirlo con dos goles en los últimos 3 minutos.

 Por Alejo Diz

2 Central: García (4); Ferrari (4), Donatti (4), Pinola (-), Alvarez (5); Montoya (5), Gil Romero (4), Fernández (5); Cervi (6); Herrera (4), Ruben (6). DT: Eduardo Coudet.
3 Vélez: Aguerre (5); Cubero (6), Nasuti (5), Gianetti (5), Pérez (5); Alvarenga (7), Somoza (4), Desábato (5), Cáceres (5); Asad (5), Stelcaldo (5). DT: Christian Bassedas.
Goles: PT: 17m Ruben (C) y 37m Stelcaldo (V). ST: 29m Lo Celso (C), 42m y 45m Zabala (V).
Cambios: ST: Desde el inicio Lo Celso por Herrera (C), 20m Delgadillo por Cáceres (V), 28m Zabala por Stelcaldo (V), 32m González por Cervi (C), 36m Servetto por Asad (V) y 45m Migone por Gil Romero (C).
Arbitro: Darío Herrera.
Cancha: Central.
Expulsados: PT: 21m Pinola (C). ST: 9m Somoza (V).

La propuesta de juego cautiva a todos. El encanto incluso trasciende el resultado. La atracción cuenta con el reconocimiento del fútbol argentino. En esa instancia de admiración, el equipo defecciona, aunque no lo parezca o lo disimule. El equipo no siempre puede sostener la pelota y las grietas de su juego defensivo son más nítidas con el paso de los partidos. Lo desnudó River en las primeras fechas, de eso apropió Palmeiras días atrás, y ayer lo aprovechó Vélez en un partido con todos los matices. A pesar de ir ganando a los pocos minutos, Central tropezó con una tarde olvidable, cedió el invicto de local ante un juvenil rival que se destapó con dos goles del desconocido Zabala para privar al Canaya de la punta.

Central hizo un flojo partido ante Sarmiento, pero ganó. Dejó dudas ante Banfield, y empató. Mantuvo interrogantes ante Olimpo, y empató. Era el momento de ganar para rejuvenecer la ilusión, y perdió.

La derrota fue extraña y el partido, vibrante. Pero no dejó de tener algo de justicia la caída de ayer, más aún después de tantos partidos salvados a tiempo. Central parece ya no creer tanto en el juego que pregona.

El agua caía incesante sobre el Gigante cuando Montoya lanzó un centro al punto del penal desde mitad de cancha que encontró a Ruben anticipándose al defensor y al arquero para anotar de cabeza el primero con arco libre.

Central ganaba un partido que lo dominaba a voluntad, pero que tenía mucha interrupciones, con un campo de juego pesado y jugadores duplicando esfuerzos y rezongones ante el juez.

Vélez no podía tener la pelota mucho tiempo en campo canaya y solo Alvarenga mostraba algunas aptitudes. Había infracciones fuertes, Herrera repartió amarillas rápido y discusiones en cada pelota en juego. De pronto, Pinola le tiró un codazo a Cubero en el área y Central se quedó con diez por roja incuestionable al defensor de la Selección.

La incomprensible agresión de Pinola puso en riesgo a Central. El equipo debía jugar con uno menos y sin su mejor defensor. Bajó Fernández al lateral izquierdo y Alvarez fue zaguero central.

El partido ganó en intrascendencia porque Central ya no dominaba. Tímido Vélez, primero se paró más arriba en el campo y luego buscó atacar. Y en la primera pelota que movieron los volantes, un remate de Asad se frenó al desviarse en Donatti y se coló Stelcaldo para empatar de derecha ante García.

Lo Celso ingresó al comenzar el segundo tiempo y el equipo recuperó la pelota y el ritmo del juego. Central volvió a posicionarse en campo de Vélez y el encuentro se equilibró con la expulsión de Somoza, en infracción a Lo Celso. Los canayas no encontraban situaciones de gol. Coudet desesperaba en sus indicaciones, cuando Lo Celso marcó el segundo con remate débil al palo derecho ante un Aguerre que no mostró reacción. Aunque luego el uno visitante le ganó un mano a mano a Ruben.

Coudet puso a Maxi González para sumar marca en el medio. Fue insuficiente. Los últimos cuatro minutos fueron fatales. Porque el equipo no se esforzó por tener la pelota y Vélez llegó al empate en una corrida de Alvarenga, eludiendo volantes y defensores, que dejó a Zabala en el ingreso por el segundo palo para definir ante un García que ya estaba tirado dentro del arco.

No salía de la bronca el estadio, cuando Zabala encaró, gambeteó a Donatti, acomodó el cuerpo y tocó de derecha para dar el golpe de la fecha: le quitó el invicto de local a Coudet y dejó a Central sin la punta.

Compartir: 

Twitter
 

Lo Celso ingresó en el complemento y puso en ventaja a Central, pero no alcanzó.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.