CIUDAD › EL DEBATE SOBRE CóMO Y QUIéN PAGARá LA ACTUALIZACIóN DE LA TARIFA DEL TRANSPORTE URBANO.

De algún lado va a salir el aumento

El oficialismo local espera sin expectativas que Nación absorba con más subsidio el incremento salarial de los choferes, para no trasladar todo el costo a la tarifa. Apuntan a la Provincia, beneficiada por los millones del fallo de la Corte.

 Por Claudio Socolsky

El Concejo Municipal comenzará a debatir esta semana la tarifa del boleto, a partir del último estudio enviado por la Municipalidad, que arrojó un costo de 9,45 pesos, en un clima de incertidumbre por lo que ocurrirá con los subsidios nacionales. Los ediles saben que para poder tener un piso de referencia real a la hora de la discusión deben esperar las definiciones del gobierno nacional. La situación desvela al oficialismo, que insiste en pedir un trato equitativo en la distribución de las partidas, y espera que la Nación se haga cargo de la diferencia que resulta del incremento salarial de los choferes, como sucedía con el gobierno anterior. La oposición planteó no trasladar todo el incremento a los usuarios, y apuntó a la búsqueda de alternativas que permitan aliviar una coyuntura complicada. Hay consenso en pedir que la Provincia, beneficiada por el fallo de la Corte por los fondos de coparticipación, disponga más recursos al sistema.

El año pasado, los ediles aprobaron un proyecto del concejal Osvaldo Miatello (Compromiso con Rosario) que, según el Ejecutivo, iba permitir darle previsibilidad al Transporte Público de Pasajeros (TUP) en pleno proceso licitatorio, y que también lograba atenuar la discusión política de la tarifa. La iniciativa contempla dos actualizaciones automáticas del precio del boleto con la referencia de la evolución del índice salarial nacional. Pero el apagón estadístico dispuesto por el presidente Mauricio Macri encendió luces de alerta entre oficialistas y opositores, que una vez más deberán ocuparse del asunto en un clima de incertidumbre en relación a los subsidios nacionales, referencia fundamental para establecer si el costo del boleto es, como lo calculó el Ente de la Movilidad (EMR), de 9,45 o estará más cerca de los 12 pesos.

El estudio que comenzará a tratarse desde este miércoles en la Comisión de Servicios Públicos del Concejo no contempla el último acuerdo salarial que cerraron los choferes del 29 por ciento, incrementos paritarios que hasta la gestión anterior eran absorbidos por el gobierno nacional. Pero los ediles tampoco tienen precisiones sobre el resto de los subsidios al transporte rosarino, unos 450 millones de pesos, si quedará congelado o contemplará los fuertes aumentos de todos los rubros que componen el sistema.

Con declaraciones generales, el paso del Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, el pasado viernes por la ciudad, no ayudó a aclarar el panorama, aunque desde el bloque macrista consideraron que habrá definiciones a partir de las reuniones entre los equipos técnicos de esa cartera con funcionarios locales. "De mínima, el ministro se comprometió a continuar con el subsidio. Pero primero se va a trabajar en una mesa conjunta para tratar el tema de la eficiencia, ya que Dietrich tiene bastantes cuestionamientos en el manejo de los costos y la rentabilidad que deben tener los empresarios", indicó la concejala Renata Ghilotti (PRO). Según ella, el municipio tiene que cumplir con la fusión de La Mixta y Semtur: "Será otras de las cosas que pongamos sobre la mesa a la hora de discutir, porque si no, tenemos un doble comando innecesario".

La concejala Verónica Irízar (PS) manifestó su preocupación porque en el estudio de costos no está incluido el impacto de la paritaria de los choferes. En ese marco, dijo que la intendenta Mónica Fein intentará generar acciones junto a intendentes de otras ciudades del país, a partir de la distribución inequitativa de subsidios. "El gobierno nacional ha tomado una política de ajustar de golpe los subsidios. Extraoficialmente, sabemos que no los van a bajar, pero que no acompañarían la paritaria, por lo que resulta necesario revisar el esquema, corrigiendo la inequidad", apuntó.

Irízar instó a "ser creativos, intentar ver si nos queda algún otro recurso más para afectar al Fondo Compensador así trasladar lo menos posible a la tarifa".

Según el concejal Miatello, representante del cuerpo en el directorio del EMR, analizando en promedio los acuerdos salariales ya alcanzados, si el gobierno nacional publicara los índices de evolución salariales contemplados en la ordenanza, el primer aumento sería de entre un 12 y 15 por ciento.

Apunten a la Provincia. El aporte del gobierno provincial al sistema es muy bajo, alrededor de 30 millones de pesos. "Cuando destinaron esos pocos centavos por el impuesto a los sellos, aumentaron la alícuota; es decir, no pusieron un peso, se lo hicieron poner a la gente con el aumento. En algún momento van a tener que decidir a involucrarse", criticó Miatello.

"Se venden 120 millones de pasajes al año. Si no se quiere aumentar nada, para cubrir la diferencia habría que compensar al sistema con 360 millones de pesos. A partir de ahí, uno puede buscar la escala. Pero si uno piensa que la Provincia recibió cinco mil millones de pesos por el fallo de la Corte, que no estaba presupuestado, estamos hablando de cifras manejables", agregó el edil justicialista. En la misma sintonía, la concejala Ghiloti dijo que el municipio debe comprometerse a gestionar "un porcentual mayor de subsidios a la Provincia, que acá aporta sólo un 3 por ciento".

A pesar de ser una de las espadas que el oficialismo tendrá en la discusión, la concejala Irízar también planteó que se debe abrir una instancia de diálogo con la administración de Miguel Lifschitz, remarcando que la "última gestión eximió de Ingresos Brutos a las empresas de transporte, generó una afectación del impuesto a los sellos. Y lamentablemente el proyecto que envió Antonio Bonfatti a la Legislatura de incluir a Rosario y a Santa Fe en el Fondo de Obras Menores, donde un 30 por ciento iba a ser destinado al transporte, está frenado".

Más críticas. Las concejalas del interbloque kirchnerista, Lorena Giménez (PPS) y Marina Magnani (Unidos y Organizados), solicitaron en la previa del debate no trasladar todo el incremento a los usuarios. "El estudio estaría arrojando el precio de un boleto que no se corresponde a la calidad del servicio que se está prestando, que presenta numerosas falencias, incumplimiento de la frecuencia en los horarios de los servicios, estado de deterioro de los coches, la falta de aire acondicionado en todas las unidades, y la ausencia casi absoluta de líneas de colectivo en horarios nocturnos en toda la ciudad", indicó Giménez.

"Este incremento es producto de la transferencia de recursos a los sectores concentrados de la economía, que está promoviendo el gobierno de Mauricio Macri, beneficiando a los poderosos y dejando de lado a la clase trabajadora", afirmó Magnani. "Hoy pensar en una suba del boleto sumado a toda la batería de aumentos registrados desde principio de año, lo único que va a generar es más pobreza de la clase trabajadora, que necesariamente tiene que usar el transporte", planteó.

Compartir: 

Twitter
 

Miatello observa que hacen falta 360 millones, y la Provincia ya cobró 5 mil millones extra.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.