DEPORTES › CENTRAL SE DESPIDIO DEL APERTURA CON UNA GOLEADA

Esta vez no gustó pero ganó

Hasta los 44 minutos del primer tiempo no había llegado al arco de Colón, pero un error defensivo le abrió la ventaja que desinfló a la visita. Al final del partido se vio lo mejor de los canallas.

 Por Alejo Diz

3 CENTRAL: Ojeda 7, Moreira 5, Azconzábal 4, Garcé 5, Villagra 6, Coudet 5, A. Díaz 5, Calgaro 5, Di María 6, Alemanno 5, Wanchope 5. DT: N. Gorosito

0 COLON: Tombolini 5, Fernández 5, Reynoso 5, Allocco 5, Rivarola 5, Barrado 6, Esmerado 5, Grisales 7, Hernández 6, Enría 6, Ramírez 5. DT: J. Falcioni

Goles: PT: 42m Alemanno (RC). ST: 37m Wanchope (RC) y 45m Zelaya (RC).

Cambios: ST: 13m Malandra por Hernández (C), 15m Conca por Andrés Díaz (RC), 20m Sand por Enría (C), 26m Zelaya por Alemanno (RC) y 43m Paglialunga por Coudet (RC).

Arbitro: Ricardo Sugliani

Cancha: Central

En un torneo donde Central no pudo consolidar una imagen deportiva, para cerrar el año el equipo de Gorosito se abrazó al resultado y despidió a su gente celebrando una nueva victoria. El telón del Apertura cayó con una goleada frente a Colón que se consolidó sobre el último cuarto de hora de juego. Precisamente durante ese período, con un rival que ya había claudicado a sus aspiraciones, fue donde los auriazules desplegaron su mejor expresión. Antes el encuentro entregó un primer tiempo donde Central sacó ventajas sin disparar un tiro al arco -el gol de Alemanno tuvo una dosis de fortuna- y Colón tomó supremacía en el juego, pero sin tocar la red.

Respondiendo a las generales del fútbol argentino, Central fue un equipo de rendimiento intermitente. A veces jugó bien. En otras ocasiones decepcionó. Pero ayer el equipo de Gorosito reunió las dos condiciones: desilusionó por su apuesta deportiva pero satisfizo con su resultado.

A aquella extraña conjunción se llegó con cierta complicidad de la fortuna. Porque si bien Ojeda ofreció buenas condiciones al ganarle un mano a mano a Enría, luego el ex Ñuls definió cruzado al enfrentar por segunda vez al uno auriazul, al igual que Giovanny Hernández, quien en dos ocasiones la tiró afuera al desafiar al arquero.

Con un Grisales preciso con la pelota y Enría imponiendo velocidad, Colón dominó a Central en la primera media hora de juego y llegó con acciones claras al área rival. En el canalla sólo mostró algunas escapadas de Di María que rompían la intrascendencia que ofrecía el mediocampo.

Una grueso yerro defensivo del fondo rojinegro revirtió inesperadamente las condiciones del encuentro. Es que un centro frontal del Chacho, que no iba al arco, terminó en gol luego de Wanchope confundiera a Tombolini con un amague: la pelota pasó por su costado para que Alemanno corrigiera la dirección del balón frente al arco.

El gol, sobre el cierre del primer tiempo, fue tan sorpresivo que tumbó las aspiraciones de los rojinegros. Colón no se repuso del golpe anímico. La sensación de frustración devoró convicciones y actitudes en la visita y por eso en el segundo tiempo Central encontró el camino de la victoria.

Sin la efectividad -en el juego- de la primera media hora, el complemento ofreció un Colón impotente y un Central tan errático como la primera parte. Pero el desenlace del partido fue a puro gol. Porque la visita dobló riesgos en afán de llegar a la paridad y de contra Zelaya fue contundente: primero asistió a Wanchope, que definió bajo frente a Tombolini para señalar el segundo, y luego fue el propio delantero el responsable del tercero, con un cabezazo que ingresó luego de pegar en el travesaño.

En el epílogo aparecieron los goles y la consolidación del triunfo. Y bien hizo el hincha en quedarse con aquellos últimos minutos del partido para despedirse del equipo.

Compartir: 

Twitter
 

Las escapadas de Di María fue uno de los argumentos ofensivos del equipo de Gorosito.
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.