DEPORTES › ÑULS PERDIO ANTE UN SUPERIOR BOCA

Por un dudoso penal

El partido era parejo hasta que Pompei "compró" la avivada de
Palermo. Después llegó la expulsión de Gaitán y el segundo de
Palacio. Sobre el final, sin merecerlo, la lepra casi empata.

 Por Claudio Socolsky

ÑULS (1): Villar (7), Aguirre (6), Gaitán (5), Ré (6), Bernardillo (6), Zapata (5), Husaín (5), Lucero (5), Seri (5), Cejas (6), O. Cardozo (6). DT: Pablo Marini

BOCA (2): Caranta (7), Ibarra (5), Silvestre (5), Díaz (6), Morel Rodríguez (6), Ledesma (8), Banega (6), N. Cardozo (5), Riquelme (7), Palacio (6), Palermo (5). DT: Miguel Angel Russo

Goles: ST: 18' Palermo, de penal (B); 37' Palacio (B); 45' Arrieta (Ñ)

Cambios: PT: 41' Arrieta (6) por Seri (Ñ) ST: 24' Dátolo por N. Cardozo (B); 25' Steinert por Bernardello (Ñ); 28' Boselli por Palermo(B); 37' Battaglia por Banega(B); Formica por Cejas (Ñ) Incidencias: ST: 30' expulsado Gaitán (Ñ)

Arbitro: Juan Pablo Pompei (regular)

Cancha: Coloso del Parque

Una avivada de Martín Palermo dentro del área, que se dejó caer ante la embestida de Héctor Gaitán, cambió el rumbo del partido, y le permitió a Boca llevarse ayer de Rosario tres puntos de oro en su lucha por el título. El resultado dejó a Ñuls con las manos vacías, pero además instaló una realidad que no puede eludir el cuerpo técnico liderado por Pablo Marini: la lepra no consigue repetir las eficaces actuaciones que obtiene fuera del Coloso. Hasta el penal, los equipos habían realizado merecimientos para abrir el marcador. Y si bien el mejor juego del medio campo xeneise parecía inclinar la balanza para el lado de la visita, los rojinegros se las ingeniaron para inquietar a Caranta. Después llegó el gol de Palacio, la expulsión de Gaitán y el descuento de Arrieta, que le puso un condimento extra a un final que ya parecía cantado, y que no varió porque el arquero de Boca alcanzó a despejar un último remate de Aguirre que pudo transformar un marcador, que en definitiva resultó un fiel reflejo de lo que sucedió durante los 90 minutos.

Marini pobló el medio campo con muchos futbolistas, pero le dejó manejar la pelota a Boca con llamativa facilidad. De la mano de Riquelme, el equipo de Russo generaba situaciones; Ñuls dependía de lo que podía hacer Tacuara Cardozo, especialmente de sus remates desde cualquier sector.

Jugando siempre por abajo, Boca generaba situaciones e inquietaba a Villar. El arquero paraguayo tapó notablemente un remate de Ledesma, después de una jugada preparada.

Cuando Ñuls no se repetía en el pelotazo para Cardozo, y trataba de buscar a Cejas, emparejaba un poco las acciones. Justamente, un zurdazo del Pitu pasó cerca del palo izquierdo de Caranta.

Pero Boca contaba con la claridad de Riquelme, quien con mucha libertad hacía jugar a Ledesma y a Cardozo. Una perfecta habilitación del volante lo dejó a Palermo cara a cara con Villar, pero la volea del delantero se fue apenas por arriba del travesaño.

En otra buena combinación entre Riquelme y Palacio, lo dejaron solo a Neri Cardozo, que entrando por izquierda remató débilmente y la pelota fue directa a las manos de Villar. Ñuls respondió con un remate de Bernardello que obligó a Caranta a sacarla al córner.

La salida por lesión de Seri y el ingreso de Arrieta cambió el planteo de Marini. Y si bien Ñuls se veía superado en el medio, controlaba las embestidas de Boca, que pudo quebrar el partido cuando Gaitán se llevó puesto a Palermo. El goleador remató cruzado y transformó el penal en gol. La expulsión de Gaitán por recibir su segunda amarilla fue demasiado para Ñuls. Enseguida, Palacio definió con un derechazo cruzado ante Villar y ya no hubo partido. El gol de Arrieta sirvió para ponerle suspenso al resultado. Con un hombre menos, y en tiempo de descuento, la Lepra estuvo a tiro de la igualdad, pero el disparo de Aguirre fue rechazado providencialmente por Caranta. Esa embestida final fue suficiente como para que el público despidiera al equipo con aplausos, mientras se reservaba unos cuantos insultos hacia el árbitro Pompei.

Compartir: 

Twitter
 

Palermo ya disparó el penal a la derecha de Justo Villar que eligió el otro palo. Fue el primer gol de Boca, tras una jugada polémica, que destrabó el encuentro.
Imagen: Alberto Gentilcore
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.