CULTURA / ESPECTáCULOS › PESCETTI CONVOCA A SU PúBLICO EN LA COMEDIA

Vestidos con sus ropas de cama

"En Rosario se quejan de que llevo espectáculos nuevos para probar, así que en este está todo probado", anuncia entre risas Luis María Pescetti al momento de adelantar los contenidos de su nueva visita a la ciudad, arribo que tendrá lugar esta tarde por partida doble. Es que, desde las 14 y a partir de las 18, el genial creador de cuentos y canciones infantiles (y no tanto) recibirá al público sobre el escenario del Teatro La Comedia, proponiéndoles que ocupen la sala de Mitre y cortada Ricardone vestidos con sus ropas de cama. Y con la tarea hecha, según distinguió en su charla con este medio.

"La idea del espectáculo es que la gente baje de mi página (www.luispescetti.com) las letras de mis canciones, que ya están preparadas --anticipó--. Entonces vamos a hacer al revés, yo voy a estar sentado en el escenario diciéndole a la gente que entre, voy a esperar que se sienten en la sala, vamos a dejar las luces prendidas y vamos a ir mezclando juegos y canciones de distintos discos. La idea es que la gente vaya vestida con ropa de dormir, pantuflas, con su osito de peluche o la cobija de la suerte, lo que sea. La verdad del asunto es que se genera un clima muy festivo en la familia, y es muy simpático ver un teatro con gente empijamada".

Ya vía telefónica, el autor admitió sin embargo estar habituado a trabajar para destinatarios diversos: "Ahora hay jóvenes que son grandes, o padres que tuvieron chicos que ahora vienen con sus hermanitos. Y vienen chicos de dos años hasta mucho más grandes, de once o doce. En las cosas que hago hay dos franjas: están las canciones para muy chiquititos, como es `Toc toc`, que está en la página. Pero sobre todo lo que nutre es la anécdota de chicos entre 8 y 10 años".

Pescetti ha sostenido una prolongada carrera en la que, asegura, debió habituarse al recambio de público. "No sé si habrán advertido, pero desde el lanzamiento del El vampiro negro (en el '98) a hoy... ¡no han parado de nacer niños! ¡El grupo me cambia siempre! Unos se me hacen adolescentes y me niegan, otros son nuevos y ni saben la del campamento`. No se puede trabajar así. Póngalen, yo arranco con `Hay un gato negro en el tapial`, ¿no? y pispeo si la saben, o necesitan que les sople. Muy difícil encontrar algo que los deje chochos a todos", razona Pescetti en uno de sus textos.

Compartir: 

Twitter
 

"¡No han parado de nacer niños!", dijo Pescetti.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.