CULTURA / ESPECTáCULOS › POR DISTINTOS PUEBLOS SANTAFESINOS

La kermesse

El Ministerio de Innovación y Cultura pone en marcha hoy en Bustinza un programa de autogestión de teatro, circo y música.

Desde sus lineamientos fundacionales, la Compañía de la Media Luna se planteó dos objetivos. Por un lado, el de ofrecer una noche única para los habitantes de los pueblos santafesinos en los que depositará su magia. Por el otro, el de sostener un vínculo que favorezca la creación artística, la capacitación y la autogestión en esas poblaciones. Impulsado por el Ministerio de Cultura e Innovación, el proyecto tendrá mañana a las 20 su primer aparición en Bustinza, a 80 kilómetros de Rosario, y que verá transformadas algunas de sus calles en una atractiva kermesse acompañada de teatro, circo y música.

Mónica Discépola, subsecretaria de Innovaciones Culturales y coordinadora artística del proyecto junto a Gerardo Agudo y Piero Arsanto, detalló a este medio la gestación de la compañía, conformada por media docena de actores, cuatro productores, diseñadores y técnicos: "Teníamos ganas de hacer un programa que tuviera una propuesta artística pero que también tuviese una fuerte articulación con lo socio-cultural. La Media Luna es una propuesta que en cada lugar empieza algunas semanas antes a la llegada del espectáculo, con productores que van trabajando en el lugar con la gente de cultura, con instituciones, bibliotecas, grupos de teatro, talleres literarios. Lo que vamos haciendo es detectar cosas en los pueblos que nos parezca que están buenas que se conozcan. Entonces por ejemplo editamos unos libritos con textos sobre el mar y la luna, que son los ejes temáticos, y donde hay canciones y poemas de Neruda junto a otros, como por ejemplo de una poeta de Bustinza o de chicos de un taller de Totoras. Lo que hacemos además en la etapa previa es trabajar con 25 personas del pueblo que van a ser los que atiendan los puestos de la kermesse, entonces hacemos una capacitación que tiene que ver con lo lúdico, improvisaciones, con el trabajo de lo teatral. Ellos van a ser los que van a estar atendiendo y jugando con la gente en cada puesto".

De esa manera, la noche en que la Media Luna llega a los pueblos todo se transforma a partir de la instalación de la kermesse. "Ahí la gente atiende los puestos, donde todo es gratuito y hay juegos tradicionales como el tiro al pato o el tumba la lata. Después hay juegos más metafóricos, y otros donde los premios son besos o piropos, o imanes donde se arman frases con poesías. Hasta que en un momento de la kermesse algo acontece, entra un personaje en un aparato medio extraño y empieza la obra de teatro en un escenario que hemos construido especialmente para la Media Luna. Ahí se hace una obra de teatro con música, acrobacia, con mucho juego y mucho humor. Eso termina en la invitación a todo el mundo a bailar y armar una fiesta de cierre", detalló Discépola.

"La idea es que, después que nosotros pasemos, se siga trabajando con la gente que se interesó, con la gente que tenga ganas de seguir haciendo propuestas autogestionarias, con talleres y capacitación -agregó-. Hay un antes y después de la Media Luna --consideró la subsecretaria--. Hay entonces dos grandes ejes. Uno es la articulación con los lugares, para poder dejar algo y que la gente siga haciendo cosas. Y también teníamos ganas de llegar a los pueblos con una noche algo mágica, esas noches que quedan en el recuerdo, como los viejos carnavales o las kermesse de la infancia. Por eso es una kermesse muy bella visual y plásticamente. Con lo teatral también hay mucha magia".

El próximo sábado, la compañía itinerante llegará hasta Totoras, para continuar con sus funciones durante el verano.

Compartir: 

Twitter
 

Se busca una fuerte articulación con lo socio-cultural.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.