CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. FERNANDO DE LA RIESTRA PRESENTA SU NUEVO DISCO "MICROCINE"

La canción de dos mundos

El disco solista del cantante rosarino está atravesado por el trabajo de composición sobre poesías ajenas. "Siempre la selección tiene que ver con el proceso de que hay otro que dice lo que yo quiero decir, mejor de lo que yo podría decirlo", apunta.

 Por Edgardo Pérez Castillo

"Es importante estar enamorado del producto", dice Fernando de la Riestra con el entusiasmo de aquel que ve registrados sus primeros acordes. Sin embargo, el producto en cuestión no es otro que Microcine, el disco solista de un músico que comenzó a componer hace más de cuatro décadas, y que fue miembro fundamental del cuarteto de jazz contemporáneo El Umbral y del recordado Mundo Bizarro. Alejado de esos proyectos, de la Riestra tardó poco en volver a la actividad, sumergiéndose en el estudio bajo la guía de Pablo Cejas para dejar registrada una importante cantidad de canciones. De ese total, 16 son las que conforman Microcine, el disco editado por BlueArt en el que musicaliza poemas de Laura Wittner, Francisco Gandolfo, Daniel García Helder, Fabián Casas, Diego Carballar y W.B. Yeats, además de aportar cinco letras propias.

Son canciones breves, obras sobre las que el compositor aclara: "Siempre preferí esa especie de formato tipo instantánea y no la gran historia novelada". Los temas son apenas una parte de un caudal de canciones que pronto serán registradas con un concepto menos despojado del que marca a este primer paso. Es que, pronto, de la Riestra se rodeó de nuevos compañeros para completar un proyecto grupal hoy conformado por Angel Seggiaro (batería), Coco Adrián (bajo), Lucas Dimare (guitarra), Twetty Teggiacchi (teclados) y Ricardo Marino (trombón).

A ese conjunto se sumarán Rubén "Chivo" González (clarinete y saxo soprano) y Jorge Lützow Holms (percusión), como invitados en el concierto que esta noche --desde las 21.30 en la Sala Lavardén-- servirá como presentación del nuevo proyecto del prolífico cantante y guitarrista, que en relación a la rica productividad compositiva explica: "Eso funciona en base al estímulo, cuando empezás a encontrarle la vuelta, a encontrarle el gustito... cuando el estudio deja de ser un lugar hostil, con un personaje como Pablo Cejas, fundamental, un traductor perfecto de los deseos musicales. Y después el estímulo increíble de tocar con músicos que son pares. Ahora componer para un trombón o un teclado me ha dado un estímulo importantísimo".

Ya sin la marca distintiva que implicaban los nombres de El Umbral y Mundo Bizarro, de la Riestra sostiene una vieja costumbre: el trabajo de composición sobre poesías ajenas. "Siempre la selección tiene que ver con el proceso de que hay otro que dice lo que yo quiero decir, mejor de lo que yo podría decirlo --apunta--. Y una de las cosas que me permite grabar 16 temas en un disco es que los textos son concisos, el lenguaje de la poesía que selecciono es tan conciso que me permite trabajar con el concepto de una instantánea, que te deja con ganas de más".

Comprensible considerando que de la Riestra es también fotógrafo, ese concepto de instantánea parte de un doble mecanismo: "En primer término me resulta interesante cuando una cosa se te instala en la cabeza y te deja pensando aunque sea un golpe seco. Aparte también tengo, por una cuestión de gusto, un cierto prejuicio por esas canciones que desarrollan como una radionovela, que en una canción de cinco minutos hablan de la vida de un personaje. Si hablás de un pedazo de la historia de un personaje, para mí tiene que hacerse de una manera más subjetiva que explícita. La poesía contemporánea, y la poesía contemporánea con lenguaje argentino, que es lo que por ahí elijo, tiene la característica de poder gatillar ese impulso que de alguna manera te obliga a darle una vuelta de tuerca a la forma canción, que es la forma que me interesa trabajar".

En medio de esas palabras ajenas, las letras de de la Riestra no desentonan, sosteniendo además el carácter conciso y directo --"Te ví en un banco en la calle/ sentada estabas ahí/ volví en 5 o 10 minutos/ tu tiempo aceleró un montón de años/ Dónde estuviste esos años?/ Dónde esos pocos minutos?/ Dónde te fuiste a vivir?/ Tan lejos de acá", canta en "Triángulo de Las Bermudas"--. Sobre esa faceta autoral, admite: "Mi rol como letrista lo subestimo de más. Siempre pensé que escribía como excusa para cantar, pero en esas excusas también pongo una cierta picardía. Siempre para crear tenés que ser un poco inconsciente. De alguna manera tampoco soy una persona impermeable, en ese sentido soy permeable a lo que estoy leyendo hace años. Para decirlo de una manera a lo mejor bastante grandilocuente, soy un lector calificado, por el recorrido de lectura. Y es muy interesante poder unir en la canción dos mundos que me han fascinado siempre, la música y la literatura".

Compartir: 

Twitter
 

Fernando de la Riestra dará un recital esta noche en la sala Lavardén.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.