CULTURA / ESPECTáCULOS › EL TRABAJO DE LA ORQUESTA SINFóNICA INFANTIL Y JUVENIL "EL TRIáNGULO"

Como una sinfonía de un sentimiento

La música como proyecto social y barrial, ese es el concepto que da origen y sentido a esta orquesta que tomó el nombre del barrio del que forma parte. Ya lleva cinco años de funcionamiento y tiene chicos en lista de espera.

 Por Leandro Arteaga

En estas mismas páginas, hace pocos días, el Maestro Nicolas Rauss, Director de la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario, observaba la importancia creciente del sinfonismo en Sudamérica. Ponía como ejemplo superlativo a Venezuela, allí donde -y desde un proyecto que excede al actual gobierno venezolano la música es entendida, sobre todo, como un proyecto social.

Es un proceder similar, de búsqueda y trabajo infatigable, el que desempeña la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil "El Triángulo", que se concibe desde el lema "Proyecto Social a través del arte". Toma su nombre del barrio del que forma parte, ya lleva cinco años de funcionamiento, y fueron protagonistas de un spot para canal 7 destinado a preceder la emisión de Fútbol para todos. "Fue una producción entre canal 7 y la Municipalidad de Rosario, que fueron quienes nos contactaron. Grabamos la canción "sí, sí, señores" en diferentes escenarios, y fue muy interesante porque salió durante el clásico Ñuls Central, se leyó parte del proyecto, y resultó muy raro verlo a Araujo comentar que tenemos a doscientos chicos en lista de espera", explica a Rosario/12 Evangelina Gaido, Directora de la Orquesta.

¿Cuáles fueron los motivos que impulsaron a la creación de la orquesta?

Veíamos que los chicos del barrio, después de la gran crisis del 2001, pasaban su tiempo en la esquina o dentro de los cyber. Creíamos que tenía que generarse un proyecto colectivo, donde fueran ellos los protagonistas, junto con los papás, y que transcurriera fundamentalmente a través del arte. En ese momento los barrios se habían poblado de murgas, pero veíamos que desde lo artístico la murga tiene un techo y que también es machista, porque los chicos tocan mientras las chicas bailan, por eso buscamos la posibilidad de un proyecto que ocupara la etapa de escolaridad, que diera a los chicos la posibilidad de no dejar la escuela, de lograr meterse en otras instituciones y, por qué no, de pensar una salida laboral.

Evangelina delata una pasión incansable por el proyecto, mientras comenta lo mucho que significa socialmente la relación de los chicos a través de los instrumentos musicales, "muchos de los cuales eran exclusivos de otras clases sociales". "Cuando encaramos el proyecto, un grupo de docentes y de papás se organizaron y rápidamente se sumaron muchos chicos. Una escuela primaria nos abrió las puertas (Escuela Nº 518 "Fray Mamerto Esquiú"), lo que es muy importante porque se necesitan muchos salones a la vez, así como de trabajar a contraturno del horario de la escuela."

¿Cómo logra la Orquesta su sustento?

Somos de distintos movimientos sociales, todo es autogestionado. Los papás rápidamente formaron una comisión para sostener a la orquesta. A partir de ahí fuimos a las instituciones: a la Nación para pedirle los instrumentos, a la Provincia para garantizar el pago a los docentes, y a la Municipalidad por algunos acuerdos de subsidios para poder funcionar, porque los instrumentos tienen un desgaste muy grande y es un grupo de muchos chicos el que tenemos. Nosotros creemos que así como cuando uno quiere montar un negocio necesita de capital y herramientas, para nosotros los instrumentos son fundamentales. Siempre hacemos la broma: si no los tuviésemos, tendríamos que poner un equipo de fútbol. Es una pelea constante porque hay que golpear muchas puertas de funcionarios por un violín que sale trescientos pesos. Creo que los papás han entendido todo esto, y los nombro mucho porque se dan cuenta de que la educación de sus hijos pasa porque puedan ellos tomarla en sus manos, porque hagan carne saber que pueden tener un futuro mejor pero que lo tienen que pelear, que nadie se los va a regalar. Los padres son nuestro mejor respaldo, ellos son quienes quieren que el proyecto no se caiga. Siempre dicen: "cuando nos inundamos hace dos años venían a prometernos chapas, ahora queremos que nos prometan que la orquesta va a seguir y que se le va a pagar a los docentes". Cuando la gente tiene la oportunidad de conocer algo, de sentirlo propio, lo defiende. En tal sentido, creo que cumplimos con ese objetivo.

No es lo habitual entender al arte como proyecto social.

Nosotros creemos que el arte es un camino y le damos tanta importancia a la obra que no sale y se complica como cuando un chico no está viniendo porque no sabemos qué le pasó. Son las dos patas del proyecto, lo social y el arte, porque es un proyecto de contención y de proyección, que le de a los chicos la posibilidad de que piensen. Tal como me preguntó una de las alumnas hace unos días: ¿Cómo hizo usted, seño, para ser profesora de música? Porque estaría bueno... Es probable que tengamos que pelear por becas para que puedan estudiar, pero lo importante es esto: darles una perspectiva de vida.

Entre las actividades que realizaron, ¿dónde estuvieron?

Nos proponemos no sólo tocar de todo, sea desde El bombón asesino hasta Tchaikovsky, sino en la mayor cantidad posible de lugares, que les permitan a los chicos un espectro respecto de las características de teatros, escuelas, o en el mismo barrio. Hemos tocado con la Orquesta Sinfónica Provincial en el año 2005, en el Auditorio Fundación y en el Monumento, tocamos también en casi todos los teatros de Rosario para diferentes eventos, el año pasado hicimos un intercambio con otras orquestas, viajamos a Pergamino y a Cañada Rosquín, y dimos con Jorge Fandermole un concierto en el Lavardén. Todo está hecho a pulmón, los papás ayudan muchísimo en la financiación, además de, por ejemplo, preparar la leche para los chicos durante las clases.

Como actividad que involucra al barrio, sin duda que debe también modificarlo.

En el barrio nos donan cosas para la merienda, las maestras colaboran, hay mucho movimiento, nos sugieren cosas, nos traen informes, nos comentan que chicos antes tímidos, a partir de la orquesta, ahora participan en las clases. Es un proyecto bien colectivo. También rompemos con esa cosa verticalista de las orquestas, el repertorio lo decidimos entre todos los profes, así como dónde tocamos o cómo formamos los grupos de aprendizaje.

Los contactos con Orquesta El Triángulo son los siguientes: Garay 5401, Telef: 0341 156932889, [email protected], www.orquestaeltriangulo.blogspot.com.

Compartir: 

Twitter
 

Todo es autogestionado y los papás formaron una comisión para sostener a la orquesta.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.