CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. JAIME TORRES DESPLEGARá SU MAGIA CON EL CHARANGO EN EL CLUB IMPERIAL

Sonidos que derriban las fronteras

El artista sigue trabajando para rescatar tradiciones y valores del folclore. Sobre la amplitud de su repertorio, habló del "momento particular que vive Latinoamerica".

 Por Edgardo Pérez Castillo

Jaime Torres es consciente de que, a pesar de su extenso vínculo con el folclore argentino (y fundamentalmente con el charango), todavía es necesario seguir trabajando para que determinados valores y tradiciones no caigan en el olvido. Torres, el máximo exponente del charango en Argentina, ha aportado a la conservación y evolución de un sonido, de una estética vinculada con ese instrumento. Y, a pesar de ello, brega por la aparición de textos que permitan que más personas se interioricen acerca de los instrumentos con los cuales se construyó el repertorio folclórico argentino. Ese mismo que, esta noche, Torres recorrerá en el Club Imperial (San Martín y el río), cuando a las 21.30 suba a escena acompañado de Federico Siciliano (piano, acordeón y guitarrón), Javier Sepúlveda (sikus, quenas, cuatro, guitarra y guitarrón), Goyo alvarez (guitarra), Leonel Cayo (quena, sikus), Sergio Lobo (danza y percusión) y Manuela Torres (danza).

En diálogo con Rosario/12, Torres destacó precisamente a su conjunto: "Se van a encontrar con un grupo más maduro, porque hace años que estamos con el mismo grupo. No es simple mantener los músicos, pero lo hemos logrado. Por el otro lado vamos a presentar lo mismo que vamos a hacer dentro de dos meses en Francia, España y China, en la gira que nos toca este año. Es un repertorio argentino, con distintos ritmos de distintas regiones, y también la música de América del Sur".

La inclusión de obras pertenecientes al repertorio popular latinoamericano entusiasma a Torres, que en ese sentido destacó: "Quizás hay un momento particular que viven los países y los hombres que vivimos en América del Sur, y lo digo en virtud de haber ido a ver Al sur de la frontera, que muestra un relato de los distintos presidentes de América del Sur. Es un poco éso, la necesidad de mancomunar nuestras necesidades, el lenguaje, este espíritu que han tenido los hombres que les han entregado a estos países un sueño de patria grande. En esto sí quiero destacar que, indudablemente, el arte es el que no se detuvo nunca. Por más que hubo dictaduras, el arte, de las distintas maneras y ponencias que tuvo, lo fue haciendo desde el cine, el teatro, desde la literatura, la poesía y la música. Tenemos cantidad de mundos semejantes y similares, y durante muchos años escuchamos las mismas canciones cantados en distintos pueblos de América del Sur. Por esto es que seguiré diciendo y reclamando lo que realmente merece un espacio, una consideración y apoyo hacia todo lo que esté relacionado a la cultura, la educación. Porque el arte está en el medio de todo eso, en la manera de recuperar tradiciones, costumbres".

En ese marco, el contexto de cercanía con el público que ofrece el Club Imperial le permitirá a Torres abordar no sólo la música, sino también transmitir conceptos. "La banda tiene lo que uno siempre busca. El movimiento, la canción, el instrumental, los timbres, tantas cosas que nosotros sabemos pero no conocemos tanto. Porque hablamos del charango muy por encima. Y de acuerdo a lo que tengo entendido, éste es un espacio estupendo, éso que uno siempre desea: la cosa con un color de intimidad. Entonces, en la medida que se pueda, se comentan cosas. Porque, por allí, al no haber una bibliografía sobre los instrumentos criollos, que no han sido tomados en cuenta. En los libros de historia jamás se dice que se tocaban el charango, las quenas. Se dice que se bailaba el minué, pero yo les preguntaría si creen que en la zona de la puna jujeña se bailaba el minué...", resaltó.

Por lo pronto, para el charanguista la transmisión de valores se mantiene en funcionamiento, aunque hay aspectos por mejorar: "Hay muchísimos instrumentistas. Puntualmente, seguimos con atención lo que había sucedido en el Bicentenario, donde vimos a uno de los hombres más prestigiosos de este momento en lo que hace a la música, que es Gustavo Santaolalla, tocando el charango en buena parte de sus apariciones, que no es un detalle menor. Creo que, de verdad, estamos despertando ésto. Aun falta mucho, falta la posibilidad de una buena bibliografía, que es la que está ausente. Pero, incluso, en este momento hay bandas de rock que están tocando el charango. Además, por otro lado, desde hace largos años en muchas calles del mundo, de Europa, encontrás jóvenes tocando los charangos y las quenas, como el hecho emblemático de la América del Sur".

Compartir: 

Twitter
 

Jaime Torres es el máximo exponente del charango en Argentina.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.