CULTURA / ESPECTACULOS › AMIGOS DEL ARTE Y LOS DESAFIOS PARA EL TEATRO ROSARINO EN ESTE 2011

Trabajar a sala llena todo el año

El programador de la sala Raúl Marciani analizó con Rosario/12 la repercusión de las obras que se pusieron en 2010 y la selección que se hará para este año. El lugar hizo 70 funciones más de lo exigido por el Instituto Nacional de Teatro.

 Por Julio Cejas

Como resulta ya habitual en las evaluaciones que año tras año venimos realizando con respecto a la movida teatral rosarina, no podemos dejar de mencionar la importancia de algunas salas que son protagonistas de este fenómeno que implica albergar cada vez más proyectos que de no ser así no podrían mostrarse en la cartelera local. Por muchas razones, Amigos del Arte, sigue siendo uno de los refugios para la diversidad de poéticas que crecen y se multiplican y que paradójicamente no cuentan con el número suficiente de salas en una ciudad que es reconocida en el país como una plaza cultural cada vez más atractiva. El actor y director Raúl Marciani, responsable de la programación teatral de Amigos del Arte, dialogó con Rosario/12, evaluando la buena respuesta del público en la temporada anterior y las perspectivas para el año que se inicia.

"Me asombra la calidad del público que sostuvo con su presencia la permanencia en cartelera de cuatro espectáculos con marcadas diferencias estéticas como 'Babilonia', 'Nacidos vivos', 'Raspando la cruz' y 'La rebelión de las escobas', y creo que el secreto está fundamentalmente en que las tres primeras pertenecen a autores reconocidos como Discépolo, Pirandello y Spregelburd, lo que vuelve sobre el tema del retorno a los grandes textos, tanto clásicos como contemporáneos", explicó Marciani.

En amplia coincidencia con Eduardo Ceballos que en la nota del domingo anterior planteaba algo similar con respecto a lo acertado de su elección al dirigir "Babilonia"; Marciani pone sobre el tapete el tema de los gustos de un espectador que parece ser motivado por fórmulas dramáticas probadas atraves del tiempo. "Como programador de la sala me gusta ofrecerla a los grupos que convocan para volver a hacer la obra, no sólo por la calidad del producto sino por la calidad del público y resulta paradojal. Si la cosa no gusta el público no va, después discutiremos lo estético en una charla entre directores, yo me sigo preguntando si no hay que volver a los clásicos y dejar de lado un poco entre comillas el tema de la investigación", aseguró el creador de La Catapulta.

Marciani destacó además el compromiso de los grupos que participaron el año pasado, a partir de colaborar en la producción y la difusión de las diferentes obras con volantes y gacetillas o desde sitios en la Red, que garantizaron la presencia de nuevos espectadores. "Tengo que agradecer mucho a los elencos la confianza que han depositado en la sala, me han aportado mucho, se aprende de los debates y fundamentalmente al participar de las emociones, emocionarnos juntos con el aplauso que les tocó a ellos, qué bueno poder decir que estamos emocionados por el aplauso que reciben nuestros colegas".

Siguiendo con la política del año pasado, el programador de Amigos del Arte, sostiene que la permanencia de las obras en cartelera, a razón de tres meses para cada grupo, es una buena medida ya que es imposible ampliar el abanico de ofertas, debido a las características de una plaza como Rosario. "Ojalá se pudieran hacer todo el año, hacer funciones de miércoles a domingo por ejemplo. Pero el público rosarino no está acostumbrado a eso, habría que acostumbrarlo, recién en el tercer mes aparece el público genuino. Pasó con 'Babilonia' y con 'Nacidos vivos'", plantea Marciani.

La programación arranca en marzo con tres reestrenos del año pasado: los viernes "Babilonia" con dirección de Eduardo Ceballos, los sábados "La Fiaca", dirigida por Ana Provenzano y los domigos "ADN" (antes de nacer) con dirección de Paula Juárez.

"La sala se reinicia en marzo con algunas refacciones, se está levantando el piso para adecuarlo, contaremos con otro aire acondicionado, en parte gracias al subsidio del Instituto Nacional del Teatro. Pero especialmente por el esfuerzo de los teatreros, el año pasado se hicieron casi 70 funciones mucho más de las que pide el INT, con todo este funcionamiento, esperamos que nos recategorizen para que el subsidio sea mayor y poder seguir acondicionando la sala para que la gente de teatro y los músicos se sientan cómodos", enfatiza el director. Con respecto a sus proyectos personales, Marciani que el año pasado volvió a subir a las tablas en "Cabaret las Bacantes" del grupo Per Natura, dirigido por Aracelli Yacuzzi; se plantea un desafío mayor para esta temporada: La obra "Rojos globos rojos" de Eduardo Pavlovsky. "Hace un año que convoqué desde La Catapulta, al actor y director George De Bernardis, que viene del Teatro de La Acción, creado por Norberto Campos, para comenzar a preparar esta obra de Pavlovsky. Se estrenaría en la sala a partir de agosto, es una propuesta que siempre me gustó y en la que participan Romina Rodríguez que actuó el año pasado en "Protección al menor" y Corina González a la que conocí en el taller de Mariana Russo", comentó el creador.

Marciani que ya había experimentado anteriormente desde el rol de la dirección, con otro emblemático texto del notable actor, dramaturgo y director porteño ("Potestad"), cree que este es el momento justo para estrenar este clásico que el propio Pavlovsky trajo a Rosario hace algunos años. "Este texto de Pavlovsky habla de nuestra profesión, de la ética, de nuestra resistencia, de nuestra postura ideológica. Mi intención es despu{es de su estreno, sacarla de la sala y llevarla a lugares como La Grieta, para que tenga contacto con sectores del público que no acceden a las salas del centro".

Compartir: 

Twitter
 

Dentro de la programación de este años, los sábados se podrá ver "La Fiaca", dirigida por Ana Provenzano.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.