CULTURA / ESPECTACULOS › RETORNA A ESCENA LA OBRA DEL GRUPO EL ESLABON PERDIDO EN EL CULTURAL DE ABAJO.

Monoambiente, un espacio inhabitable

La obra que dirige Marina Lorenzo narra la historia de cuatro mujeres que se inscriben en un experimento científico cuyo propósito es el estudio de la conducta humana. La consigna es convivir todas juntas en el reducido espacio del monoambiente.

 Por Julio Cejas

Todos los sábados de junio a las 21, en el Cultural de Abajo (San Lorenzo y Entre Ríos), la Compañía Teatral El Eslabón Perdido repone "Monoambiente". Una propuesta estrenada el año pasado con la dirección de Marina Lorenzo. La obra interpretada por Melina Playa, Romina Bozzini, Gina Chesta y María Florencia Sanfilippo, plantea la historia de cuatro mujeres que se inscriben en un experimento científico cuyo propósito es el estudio de la conducta humana. "La consigna es convivir todas juntas en el reducido espacio del monoambiente por tiempo indeterminado, la que llega al final gana como premio ese monoambiente, pero las reglas del juego no están nada claras", comentó a Rosario/12, la directora Marina Lorenzo.

Sofía, Josefina, Malena y Carla son personajes que según los responsables de esta performance, representan a diferentes sectores socioculturales y económicos, remiten a diferentes tribus urbanas reconocidas actualmente.

"En la obra se agrupan ciertas creencias sobre estas mujeres, llegando hasta confundirse unas con otras, a fin de plasmar el imaginario colectivo que se forma alrededor de tales o cuales grupos sociales por su vestimenta, preferencia musical, modos de expresarse y costumbres", plantea Lorenzo.

El grupo tomó como disparadores para el trabajo de escritura e improvisación, experimentos de psicología social realizados por el psicólogo de la Universidad de Yale, Stanley Milgram, para medir la buena voluntad de un participante a obedecer las órdenes de una autoridad, aún cuando éstas puedan entrar en conflicto con su conciencia personal.

En "Monoambiente, un espacio inhabitable", se ejerce el poder "a través de una pantalla de TV y una voz que se escucha a lo largo de la obra, aparece así la degradación de los personajes y su alienación producida por un discurso de "fuente confiable", somos testigos de la deformación de las costumbres, creencias, necesidades y aspiraciones de estas mujeres, influenciadas y manipuladas por una imagen externa que representa el saber, es como estar dentro de una sofisticada jaula de laboratorio", sostiene la directora.

No es casual que para arribar a estos planteos dramáticos, El Eslabón Perdido se apoyara en alguna lectura de la siempre vigente novela de George Orwell "1984" y su versión cinematográfica adaptada por Michael Radford.

-El espectador ¿se va a encontrar con una historia que espeja mucho la realidad actual?.

-En la actualidad una persona sola suele tener dificultades para afrontar los costos de alquiler o acceder a un crédito para comprar una vivienda, en esta historia el premio que se les ofrece a las mujeres representa el Deseo, ellas entienden que participar en el proyecto de investigación es la única posibilidad que se les puede presentar en la vida para acceder a una vivienda propia, el premio simboliza el logro de un proyecto social compartido: el sueño de un lugar propio y digno donde vivir dice Lorenzo.

Lo particular de esta historia es la manera en que los personajes se posicionan para lograr el premio, no hay ni sorteo, ni juego previo, el criterio de selección no está regido por el azar o la votación de un jurado, sino por un criterio científico que no se explicita racionalmente.

¿Cómo llegan estas mujeres a este experimento tan siniestro?

-Estas mujeres fueron seleccionadas, después de llenar un formulario de inscripción y tener una entrevista personal, fueron elegidas porque son mujeres solas, sin una situación estable económica y afectiva y un proyecto de vida poco definido, digamos que son vulnerablemente aptas para este experimento, ellas firman un contrato a través del cual se comprometen con los científicos, depositan su confianza en ese saber científico plantea la directora de "Monoambiente".

Según los integrantes del Eslabón Perdido, esta idea conecta con lo que la sociedad en general entiende como proyecto de investigación científico, incluyendo experimentos que afectan tanto la integridad física de animales como también del hombre y su subjetividad.

"La ciencia en esta obra opera como discurso de saber y discurso de poder, estas cuatro mujeres se transforman en cuatro "conejillas de India", entregadas a un proyecto de investigación donde las bases no son transparentes, donde se desdibuja toda ética profesional, donde ya no es posible confiar en el criterio científico y ni siquiera en el propio."

Según los protagonistas de esta rica experiencia estrenada el año pasado, el poder ser dueños de un lugar en el espacio se articula con el poder ser dueños de nuestro propio pensamiento e identidad, de allí las preguntas que el espectador podría hacerse: ¿cómo pueden ser sometidas estas cuatro mujeres" ,¿en qué pueden llegar a convertirse?.

-¿Cómo trabajaron estos materiales para alcanzar los objetivos de la dirección?

-En una primera etapa dialogan la dramaturgia de grupo con la de dirección a través del entrenamiento en el espacio y diversas pautas de improvisación, después pasamos a otra etapa donde el diálogo es entre la dramaturgia de autor y dirección, allí se define la temática y la estética de la obra, se le da una estructura dramática, se escribe el texto, se prueba en el espacio y se reescribe hasta llegar al texto dramático definitivo, ya en la tercera etapa se reactivan los ensayos con todos los materiales escénicos y se procura fusionar las dramaturgia de actor, director y autor afirma la directora y dramaturgista.

A la hora de la construcción de los personajes, el grupo de actrices privilegió el trabajo del cuerpo en relación con las acciones y los sonidos, acentuando las marcadas diferencias entre cada uno de estos seres que muestran sus raíces, como así también la convivencia de los diferentes códigos, lenguajes, estéticas y discursos sociales.

"Monoambiente, un espacio inhabitable", se propone también según lo que afirman sus protagonistas ,como una mirada de la sociedad actual, más allá de que la obra alude a distintos tiempos históricos. El tiempo es una incógnita tanto para el personaje como para el espectador, no es posible definir en qué año transcurre la acción porque hace referencia a diversos tiempos históricos, tampoco es posible definirlo desde la estética ya que conviven objetos de la tecnología moderna con otros de avanzada y otros de época indefinida", aseguraron.

"Monoambiente", es principalmente una mirada de la sociedad actual, de las condiciones de existencia en las que vivimos, desde su estética, en la puesta en escena, en el vestuario, en el discurso de los personajes se trabaja desde la lógica posmoderna.

Compartir: 

Twitter
 

Melina Playa, Romina Bozzini, Gina Chesta y María Florencia Sanfilippo integran el elenco de esta obra con ambiente opresivo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared