CULTURA / ESPECTACULOS › "CRONICA DE UNA UTOPIA TEATRAL", EL LIBRO INDISPENSABLE DE OSCAR MORENO Y OMAR TIBERTI.

Historia de tablas independientes

Los autores indagaron y buscaron materiales rescatando aquellos principios fundadores de una tradición que pretenden, esté al alcance de las nuevas generaciones. El libro se presenta este martes, a las 19 en el Espacio Cultural Universitario.

 Por Julio Cejas

El próximo martes 31 a las 19 en el Espacio Cultural Universitario (ECU, San Martín 750), se presentará el libro "Crónica de una utopía teatral". Una investigación de la historia de los teatros independientes de Rosario y el Sur de la Provincia de Santa Fe que va desde 1924 a 1983. Este valioso material es el esfuerzo de dos figuras liminares del teatro independiente rosarino como Oscar Moreno y Omar Tiberti, que indagaron y buscaron materiales rescatando aquellos principios fundadores de una tradición que pretenden, esté al alcance de las nuevas generaciones.

Este auténtico documento histórico encontró eco en la gente de la Universidad Nacional de Rosario a partir de su Editorial (UNR Editora) que además de ser la responsable de que pronto este sueño de sus creadores comience a circular en la comunidad, fue el único apoyo que recibió la dupla Moreno﷓Tiberti.

"El teatro independiente fue una base fundamental en mi educación. Desde 1990 vengo acopiando testimonios de compañeros de la ciudad de Rosario porque ya desde esa época tenía ganas de escribir un libro", dice Omar Tiberti, egresado de la mítica Escuela de Teatro "Romain Rolland", integrante de grupos antológicos como "Escuela de los Comediantes" y "El Faro" y que actúo bajo la dirección de maestros como Inda Ledesma, Carlos Gandolfo y Rodolfo Bebán, entre otros.

Tiberti y Moreno van a recalar en "El faro", aquel legendario grupo del cual recuerdan siempre la pintoresca historia de esa viga que sacaron del edificio donde hoy funciona la sala "Nicasio Oroño", para poder facilitar la visión de los espectadores y que significó la quiebra económica de sus integrantes.

"Hago teatro desde 1951, recuerdo a El Faro como el bastión desde el cual se sentaron las bases de nuestro teatro independienteo que pretendía reestructurar la cultura de la época, fue la primer cooperativa de trabajo teatral con personería jurídica del interior del país", dice Moreno al referirse a ese grupo pionero del teatro rosarino.

-¿Siguen vigentes estas utopías teatrales que titulan el libro?

-Cuando planteamos la necesidad de hacer teatro independiente, nuestro objetivo era vivir del teatro. La mayoría de esos teatros que están en el libro terminaron desapareciendo, lo que planteamos como institución se frustró. Esto no significa que el teatro independiente no haya alimentado al mal teatro profesional, bastardeado permanentemente por el empresario y los autores de turno que escribían para cómicos de turno﷓ dicen los autores.

-¿Pensaron en este material con fines didácticos y también como reservorio de la memoria?

-Hablamos de 60 años de teatro, la gente nueva que está en las escuelas de teatro desconoce todo este material. Esto es fundamental para esas instituciones que se podrán reencontrar con la historia, desde el punto de vista conceptual y la historia de los golpes de Estado que sufrió el país﷓ dijo Tiberti a Rosario/12.

-¿En este momento se pueden visualizar algunos vestigios de aquellas raíces del teatro independiente?

-Para mí no están muy claras ﷓dice Moreno﷓ hoy hacer un montaje como el que hicimos de "Un guapo del 900", llevaría mucho dinero, desde el punto de vista técnico. Todos quieren vivir del teatro, ahora de qué forma se vive, eso no importa, el aspecto estético queda ligado directamente al concepto económico, nosotros tratamos de buscar una coincidencia desde el punto de vista de lo ideológico.

Auténticos "militantes del teatro", Tiberti y Moreno reivindican todavía el concepto de teatro como transmisión de ideas, donde la dramaturgia ayude a "conformar una sociedad mejor". Un teatro que no sea un mero pasatiemo para alguien que quiera "hacer la digestión" a la salida de una sala.

"No hay más grupos, las obras en su mayoría son el producto de un conjunto de alumnos que se agrupan convocados por algún director. Pero no está cumplido el objetivo con sólo subir al escenario, tenemos que volver a golpear las puertas, agruparnos como lo hicimos para exigir la creación de la Comedia Municipal, una lucha que llevaba ya más de 50 años", afirma Oscar Moreno, que convoca a los teatreros para volver a pensar en estas cuestiones y proponer cambios y propuestas alternativas para superar el actual estado de inmovilismo de gran parte de la comunidad teatral local.

Compartir: 

Twitter
 

"Son 60 años de teatro, la gente nueva desconoce todo este material", dicen los autores.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.