CULTURA / ESPECTáCULOS › BIENAL INTERNACIONAL DEL MOSAICO EN SAN NICOLáS

Arte que viene de la tierra

 Por Miriam Cairo

Desde hace diez años, la ciudad de San Nicolás es el punto de encuentro de ceramistas de todo el mundo para exponer sus trabajos y participar del concurso que cuenta, en cada edición bianual, con un destacado jurado de artistas nacionales e internacionales. En esta oportunidad, el jurado --presidido por Yoshihiko Sakai (Japón), Cecilia Moriamez Rivas (Chile), Beatriz Orosco, Guillermo Mañe y Susana Pérez Tort (Argentina)-- otorgó el Primer Premio de Honor a Abbas Akbari, de Irán, por su trabajo "Galay" y el primer premio en Mosaico a María Virginia Brogliatti por "Joaquina, qué será de vos". Además, este año se abrió por primera vez la convocatoria a esculturas de formato pequeño, resultando ganador Mazzamati Suca Mattos, de Brasil, por su obra "Casi 15cm x 15cm x 15cm".

Desde la primera bienal, hasta la actualidad, el Museo Internacional de Cerámica Contemporánea, único en el mundo, cuenta con 2217 obras provenientes de 56 países, siendo Irlanda e Irán los recientemente incorporados. Entre las conferencias, a realizarse hasta el 14 de agosto en la Asociación Cultural Rumbo (9 de Julio 80, San Nicolás), se pueden señalar "Cultura Ram, Kultur y Cultura, en la sociedad mediada por tecnologías" a cargo de Pérez Tort, "Experiencias de cerámicas realizadas en China y Cuba" por Moriamez Rivas, y "Experiencia en residencia para artistas en Corea del Sur, Icheon" a cargo de Jaly Vázquez, talentosa e incansable ceramista nicoleña, motor del evento. Cabe destacar también que la entrada al museo y a las conferencias es libre y gratuita.

Cada mosaico que se expone en la Bienal es una pieza de arte nacida de las entrañas de la tierra que resulta un testimonio geológico, político, social y estético. Para graficar dicho concepto, basta observar el stand de Cuba, donde los tonos verdosos le dan un destello de identidad única a las obras, ya que el cobre es el único material con el que los artistas cubanos cuentan para esmaltar sus esculturas. Por su parte, la obra donada por Yoshihiko Sakai, "Time in bottle", reúne no sólo desechos del mar, sino que la materia que lo constituye es marga de origen marítimo, lo cual de alguna manera resume el contenido de su disertación: "Arcilla, Océano, Ecología".

La conciencia ecológica es medular en los ceramistas, para quienes su materia de creación es la propia tierra, y así lo hizo vivir la destacada artista argentina Mireya Baglietto ﷓-quien viene de presentar su obra "Miradas Núbicas" en el Palais de Glace y que el próximo 24 de septiembre lo hará en Rosario﷓- al llevar a cabo un ritual de celebración a la tierra, con participación del público, de los músicos andinos José Díaz y Hernán Lattanzio, y de miembros de la comunidad coya, pertenecientes a la Agrupación Aborigen Madre Tierra.

Queda claro que el arte de la cerámica guarda conexión con lo ancestral, lo mítico, lo primigenio y cada mosaico exhibido en el museo es una síntesis estético﷓cultural que condensa lo social y lo individual, el pasado y el devenir de la humanidad. Historia, geografía, denuncia, emoción y belleza en 15x15.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.