CULTURA / ESPECTáCULOS

La biblioteca anarquista y contracultural tiene nueva sede

Después de 12 años de funcionar en calle Paraguay al 2200, la Biblioteca Alberto Ghiraldo reabre hoy sus puertas en un nuevo espacio, en un local centrico de Sarmiento 1418.

 Por Por Edgardo Pérez Castillo

Es una tarde triste, tristísima, la del viernes 30. Algo de esa angustia que se mezcla con una furia atragantada se cuela en las palabras de Fabián Grillo, aunque, a diferencia de muchos de los que este fin de semana optarán por un encierro que ayude a olvidar, él (al igual que el centenar de socios de la entidad) tendrá una opción para celebrar. Es que esta tarde, a las 18.30, la histórica Biblioteca Alberto Ghiraldo, emblema de la anarquía en Rosario, reabrirá sus puertas en un nuevo espacio, el del local ubicado en Sarmiento 1418.

Como fuera habitual en su antigua residencia de Paraguay 2212, allí la Biblioteca funcionará no sólo como paraíso para aquellos interesados en empaparse de los conceptos y lineamientos anarquistas, sino que además mantendrá el carácter de recinto contracultural que la identificara desde su creación en mayo de 1946. Ese mismo que le valió una clausura en el gobierno de Juan Domingo Perón, y una mudanza obligada con la llegada de los militares al poder en marzo del 76. Pero es el propio Grillo, uno de los socios activos responsables de aportar a las decisiones colectivas de la Ghiraldo, quien delinea el futuro inmediato de una biblioteca que logró sobreponerse a los vaivenes políticos, y que hoy atesora el archivo de material anarquista más importante de la región. Aunque sus anuncios, claro, serán esbozados luego de dejar asentada la causa de la inflexión que acompaña cada una de sus palabras. "Diculpame la voz, me agarraste en un momento de tristeza", dirá, compartiendo así un sentimiento ayer atribuible a la esquiva suerte futbolera.

Ya centrado en las razones que provocaron la mudanza, Grillo precisó: "Hace más o menos 12 años que la biblioteca funcionaba en Paraguay. No se pudo mantener esa casa, y por otro lado estaba la sensación de querer pasar a otra etapa, de estar más insertos en la sociedad, en el corazón de la ciudad, y no tan ocultos como estábamos en la casa de Paraguay. Así se fueron dando los pasos de forma autogestiva, con la colaboración de los socios, de las personas que tienen afinidad ideológica con la biblioteca".

Con la relocalización, los responsables de coordinar las actividades de la Ghiraldo debieron redistribuir algunos parámetros. "A diferencia del lugar anterior, que era una casa, ahora vamos a estar en un local. Antes podíamos darnos el lujo de ser más hospitalarios, recibir gente, alojarla, hacer recitales, cosas con las que también nos arreglábamos para mantenernos. Este lugar propone algo distinto, porque es un salón donde le vamos a dar prioridad a la biblioteca, y quisiéramos empezar en una nueva etapa de reclasificación de todos los libros, sistematizar lo que tenemos, poder ordenarlo para brindar un mejor asesoramiento a las personas que lleguen buscando material específico", distinguió Grillo.

Sin embargo, de inmediato agregó: "De todas maneras le buscamos la vuelta para que este lugar tenga también un espacio donde poder ofrecer la posibilidad de hacer cursos. Inclusive nos hemos arreglado para que sea más funcional en el sentido de que las charlas, proyecciones, debates y eventos que se hagan puedan tener capacidad para cincuenta personas sentadas, algo que en Paraguay no se daba. Y la esencia del lugar es justamente de contracultura".

Convencidos además de que "la prioridad para esta nueva etapa es dar a conocer el archivo de la biblioteca, que es sumamente valioso", los socios activos de la Biblioteca buscarán sostener el espacio desde la condición independiente que poseyera desde su nacimiento. Y que lograran mantener aún en tiempos de vacas flacas y promesas de buenaventura, según concluyó Grillo: "Se nos ha presentado la oportunidad, en un momento en que tal vez las cosas estaban más difíciles para sostener el espacio, de pasar a ser biblioteca popular. Pero no lo aceptamos a partir de un debate entre la necesidad y la ideología. Por suerte se valoraron los años de tradición que tiene este lugar".

Compartir: 

Twitter
 

En el nuevo salón será prioritaria la biblioteca y se reclasificarán todos los libros. "No se pudo mantener esa casa, y estaba la sensación de querer pasar a otra etapa".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.