CULTURA / ESPECTACULOS › SE INAUGURA ASTROLUDOTECA EN EL COMPLEJO ASTRONOMICO MUNICIPAL

El cielo contado por los qom

El jueves, a las 17.30, se presentará el dispositivo lúdico realizado a partir de la cosmología qom. Es la comunidad originaria más numerosa de la ciudad. La narración oral de un pueblo nómade, regido por la luna y las estrellas.

 Por Beatriz Vignoli

Este jueves 3 de diciembre, a las 17.30, se presentará en la Sala Planetario del Complejo Astronómico Municipal (Avenida Diario la Capital 1602), Astroludoteca, un dispositivo lúdico realizado a partir de la recuperación de la cosmología de los qom. La invitación es para grandes y chicos, con entrada libre y gratuita. El proyecto fue desarrollado por el CAM y el Centro Cultural El Obrador.

"Estamos fuertemente occidentalizados en nuestra visión. Hablamos de las constelaciones con nombres griegos y romanos", dijo a Rosario/12 Guillermo Ríos, Director del CAM desde 2011, acerca de este nuevo proyecto que es solo una de las propuestas educativas lúdicas e interactivas que ofrece la institución; en este caso, con El Obrador.

Los qom son la comunidad originaria más numerosa de la ciudad. "Pueblos nómades que rigen plenamente sus vidas por la luna y las estrellas, transmiten oralmente otros relatos sobre la invención del mundo y agrupan las estrellas de manera diferente", cuenta Ríos.

La historia de la Astroludoteca se remonta al año 2011, cuando el CAM se presentó a una convocatoria del área cultural del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Compitiendo en la categoría Patrimonio inmaterial del Programa de Desarrollo Cultural en la región, enviaron una propuesta cuyo objetivo era recuperar la tradición astronómica qom. Se titulaba: "El cielo narrado. Recuperación de la visión cosmológica de la comunidad qom en la ciudad de Rosario, Santa Fe, Argentina". En 2012, de entre un total de 1004 proyectos y 513 preseleccionados, el proyecto resultó premiado entre los 50 propuestas elegidas de 26 países. Con una asignación de siete mil dólares, el Complejo recurrió inmediatamente a la cooperación del Centro Cultural El Obrador, que también depende de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad. Situado en el Distrito Oeste, El Obrador fue convocado por su ubicación en una zona de migrantes internos qom, mocovíes y guaraníes oriundos del norte del país y asentados en Rosario.

Ubicado en pleno asentamiento qom, El Obrador es además la sede del microemprendimiento "Periférico. Objetos lúdicos", que coordinan desde la Fábrica de Juguetes Mariela Mangiaterra y Elsa Albornoz. "Es un lugar interesante que pueden ocupar los mayores; son los abuelos de la comunidad, maestros artesanos del juguete, quienes fabrican juguetes autómatas a manivela y los venden. Esta especie de Gepettos de la comunidad fueron convocados para construir la Astroludoteca, y realizaron artesanalmente soluciones complejas como sistemas de poleas para accionar personajes", comentó Mangiaterra a Rosario/12 sobre el dispositivo que relata parte de las leyendas recuperadas a través de imágenes y audio, y que ella contribuyó a desarrollar junto con un equipo que aborda el juego y la infancia. Este fue integrado además por Elsa Albornoz, Pedro Lois y Juan Manuel Maggi. Desde la coordinación institucional los acompañaron Lena Pino y Leticia Kettle, por parte del Centro Cultural El Obrador, y Guillermo Ríos y Héctor Giraudo, directivos del Complejo Astronómico.

"Ante todo fueron seis meses de charla con Arsenio Borgez y Ruperta Pérez, compañeros de trabajo en El Obrador y miembros de la comunidad qom que tienen el carácter de ancianos, no por viejos sino porque son los guardianes de la sabiduría", rememora Mangiaterra. "Ellos nos compartieron historias sobre el cielo que se observaba desde el monte, su lugar de origen", recuerda. El equipo trabajó tres historias: El Mortero de la Abuela, Rapiche'n y el Mañec (ñandú), relatos orales sobre tres formaciones celestes, grupos de estrellas o constelaciones que los qom conocen, leen e interpretan y que son una guía para su vida diaria. "El Mortero de la Abuela es el relato de la anciana que prepara la harina y esa harina se esparce y forma un grupo de estrellas", resumió Ríos.

Detalla Mangiaterra que el dispositivo, "construido por productores que también son abuelos, consiste en tres cuerpos de 2,30 x 1,20 metros, donde hay un trabajo fuerte sobre esas tres historias, además de entradas menores donde trabajamos sobre textuales dichos por ellos, y a partir de eso, juegos. No hicimos un trabajo astronómico, sino que nos centramos en la belleza de estos relatos, cuyo punto de verdad está en cómo los cuentan estos abuelos de la comunidad. El laburo tiene la tensión del encuentro de esta cultura oral y la nuestra que viene de los libros. Ruperta nos manifestó cierta incomodidad al leer el texto escrito de una de estas historias, por eso incluimos una versión leída y una versión oral", cuenta Mangiaterra, quien se remitió además, para darles forma artística y comunicar estas leyendas, al análisis del cuento popular que hizo Vladimir Propp. "El Rapiche'n cuenta el tránsito que existe entre el cielo y la tierra", informa Mangiterra. "Rapiche'n es una chica que desde el cielo se enamora de un chico que vive en la tierra. Como en la cosmovisión qom el cielo es frío, oscuro y helado, él muere en el cielo; ella en una bolsa de tela sagrada baja los huesitos a la tierra y se los entrega a su familia. Esta es una de las historias que tiene un audio".

"La historia del ñandú guarda cierta similitud con el cuento europeo de Hansel y Gretel, pero con características particulares americanas, por ejemplo cuando una paloma les advierte a estos niños abandonados en el monte que la anciana que los aloja es una bruja, la paloma les aconseja que le corten las tetas y de cada una de las dos tetas de la bruja sale un perro que los acompaña y ayuda. Esto habla de una forma que ellos ven y ubican en el cielo. De la historia hay muchas interpretaciones. El ñandú simboliza con su plumaje el abrigo que da la lengua y el sentido de pertenencia", señala Mangiaterra y recuerda que para narrar la leyenda con su constelación, los abuelos del proyecto "construyeron una bicicleta en forma de ñandú que los dos perros persiguen y detrás van los chicos. El ñandú levanta vuelo y los perros vuelan tras él. Abajo quedan los dos chicos mirando. Hay tres niveles".

La Astroludoteca estará disponible para ser usada por las escuelas que visiten el Complejo Astronómico durante el inicio del 2016 y la intención es que posteriormente pueda itinerar por otras instituciones.

Compartir: 

Twitter
 

El dispositivo nació de la charla con los llamados "guardianes de la sabiduría" comunitaria.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.