CULTURA / ESPECTáCULOS › LITERATURA. SE REEDITA SOLDADOS, DE GUSTAVO CASO ROSENDI

Malvinas, poesía y memoria

La verdad singular del que recuerda atraviesa a la obra del ex combatiente, que inaugura la colección Diente de León de Ultimo Recurso, donde se reunirán libros de escritores vivos que traten sobre algún hecho histórico reciente.

 Por Beatriz Vignoli

Maol-Mhin parece un topónimo oriental pero es gaélico; "la supuesta etimología de Malvina", apunta Daniel Mesa Gancedo, de la Universidad de Zaragoza, en su epílogo a la primera edición en 2009 de Soldados, de Gustavo Caso Rosendi. También es el título de uno de los poemas del libro, que dice así: "Era terriblemente bello/ mirar en pleno bombardeo/ la suavidad con que caían/ los copos de la nieve".

Nacido en Esquel (Chubut), radicado en La Plata, formado como poeta en la sobria austeridad enunciativa de la poesía clásica (raíz oculta del imagismo de los modernos Giuseppe Ungaretti y Ezra Pound; al flaco Spinetta lo menciona pero lo conoció después), Gustavo Caso Rosendi viene a Rosario el viernes 1 de abril a presentar la segunda edición de Soldados, a las 19.30 en Las 3 Ecologías (Paraguay y el río). Como orador está invitado Héctor Berenguer, organizador en 2012 del encuentro local en el que confluyeron el autor y su editor, Norman Petrich. Ilustrada con un dibujo de tapa por un artista rosarino de su generación, Chachi Verona, esta nueva edición inaugura la colección Diente de León, del Colectivo Editorial Ultimo Recurso. La colección reunirá libros de escritores vivos que traten sobre algún hecho histórico de la memoria reciente, anticipó Petrich. El autor también publicó Elegía común (1987) y Bufón fúnebre (1995, Ultimo Reino).

A la primera edición de Soldados la publicó como texto para colegios secundarios el Ministerio de Educación de la Nación a través de su programa Educación y Memoria, durante el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Contó el autor en esa ocasión que no sabía que una revista militar llevaba el mismo título y que el libro se llama así por Cuentos de soldados, de Ambrose Bierce: "Quería que fuera algo simple y que no dijera la palabra Malvinas. Soldados me pareció algo simple, y en los poemas nombro a muchos soldados. Además, los soldados somos nosotros y es una forma de disputar esa palabra".

La fecha de la presentación no es casualidad: coincide con la víspera del aniversario de la llegada a las islas Malvinas en 1982 de los conscriptos argentinos y sus jefes en lo que hoy muchos recordamos como otra página oscura de la saga de tortura y muerte que fue la última dictadura cívico-militar. Caso Rosendi integró allí una sección de retaguardia de la compañía A del Regimiento 7. Los soldados, sus compañeros, caídos o sobrevivientes, están presentes todo el tiempo en el libro, con su apellido, nombrados, como lo pide la épica: Santos, que perdió un brazo en una posición de mortero y lidió dignamente con la discapacidad; Vojkovic, uno de los cuatro muertos en la voladura de un bote que estalló al tocar una mina antitanque; Raninqueo, poeta y músico, que volvió, conoció a Caso Rosendi en el bar donde escribía sus poemas hacia 1986 y que además de uno de los prólogos a la edición de 2009 es autor de otro bello y trágico libro, Haikus de guerra.

Ninguna de todas estas historias está narrada en los poemas con todos sus detalles, y el libro no es épico en el sentido de que no lo protagonizan héroes. Cada poema compone más bien un leve relicario, un collage de esquirlas que reúne apenas los detalles suficientes para transmitir la verdad intransferible de quien estuvo ahí y lo recuerda. No por elegante y terso el libro elude la responsabilidad política del testimonio y la denuncia, hablando en nombre de quienes ya no pueden.

Compartir: 

Twitter
 

La tapa de la reedición de Soldados, por Chachi Verona
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.