CULTURA / ESPECTáCULOS › LA ESCUELA MUSTO PREPARA UNA NUEVA FOGATA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

Todos los fuegos, el fuego

Alumnos de la institución y vecinos de Barrio Saladillo volverán a reunirse mañana para celebrar un rito que recobró impulso de la mano de Norberto Campos, y que en estos años se fue replicando en distintos puntos de la ciudad.

 Por Beatriz Vignoli

Mañana, el santoral cristiano conmemora a los mártires San Pedro y San Pablo. Esa festividad se une a los ritos paganos del solsticio de verano, ya que la tradición popular celebra la noche del 29 de junio (durante la cual, según una mística fantasía, se comunican el mundo profano y el mundo sagrado) con una gran fogata. En Rosario es invierno. Pero el frío no fue un obstáculo cuando la Escuela Municipal de Bellas Artes Manuel Musto, impulsada por su actual director Daniel Andrino (que entonces era profesor de Escultura), retomó la tradición, que los vecinos de zona sur ya practicaban desde no se sabe cuándo.

Confluyen así alumnos de la escuela y vecinos del Saladillo en la fogata de San Pedro y San Pablo que se encenderá mañana una vez más en el Parque Regional Sur, precedida por la caravana con los muñecos y ornamentos que se quemarán, que irá acompañada por la murga Matadero Sur y las Gaitas Asesinas de San Virulais.

Saldrán a las 18.15 de la Escuela Musto (Sánchez de Bustamante 129) hasta la esquina con Serrano. Por allí doblarán una cuadra hasta la avenida donde los estará esperando la gente de Casa Arijón (Arijón 84 bis). Tras andar cinco cuadras por Arijón, sumando vecinos expectantes (muchos con sus propios muñecos), harán la última cuadra por Andes hasta Centenario. Allí, ya en el Parque, los vecinos prenderán la antorcha y se la pasarán a los chicos de la Musto, que encenderán con ella la fogata.

"Nosotros hacemos la fogata desde principios de los años '90 y desde mediados de los '90 con los vecinos de barrio Saladillo", cuenta la docente y artista plástica Eladia Acevedo, coordinadora del Taller para niños y adolescentes de la Escuela Musto: "Todos los años desde 2010 exhibimos los ornamentos y muñecos en proceso, en el hall de atrás de la Escuela. Este año hicimos unos paneles con texto y fotos. La primera fogata fue por iniciativa de Norberto Campos (actor y director) y lo toma el taller de escultura para adultos del que estaba a cargo Daniel Andrino, actual director. El taller vuelve sobre esa actividad y hacen una fogata pequeña en el Parque Regional Sur. Los vecinos ya hacían una fogata, no sé desde cuándo; y ahí surge esa comunión entre los vecinos y la escuela, sumamos trabajo y esfuerzo y empezamos a hacer juntos la fogata. Con el tiempo esa actividad fue pasando al taller para niños de la Escuela. Los chicos empezaron a hacer los muñecos, y en este momento ya es un clásico de la zona sur".

El fuego prendió. "En el año 2007 la trajimos al centro", recuerda. "El Obrador nos consultó y ya hace su propia fogata. En el Parque Alem, también. Es una tradición que volvió a instalarse. En el 2009, tomaron la fogata nuestra para un ciclo documental de Juan Mascardi, Sustancias elementales (2011). Cobró otra dimensión con los años; son cientos de personas las que se congregan. No importa mucho la idea de cuál es el simbolismo, cuál es el origen, si es religioso o es pagano --reflexiona Acevedo--. Los chicos saben que hacen muñecos con materiales que se queman y los toman como un combustible más".

Compartir: 

Twitter
 

Una imagen que se repite cada año: los alumnos de la Musto marchando hacia la fogata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.