CULTURA / ESPECTáCULOS

Una dupla antológica de la tele, se reencuentra en un escenario

Carlín Calvo y Pablo Rago llegan con "Extraña pareja", una de las comedias más exitosas de Neil Simon, la que permitió el reencuentro de ambos. Además Rago asumió la dirección de la obra.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Instalados en el afecto popular como los componentes de una de las duplas antológicas de la televisión argentina, Carlos Calvo y Pablo Rago volvieron a reunirse en escena luego de varios proyectos truncos. Es que luego del suceso que significó en sus trayectorias la recordada Amigos son los amigos, ambos actores debieron esperar largos años hasta descubrir una propuesta que justificara una nueva reunión, con los riesgos e innumerables asociaciones que con ella se dispararían. En ese marco, fue Extraña pareja, una de las comedias más exitosas de Neil Simon, la que permitió el reencuentro, significando además para Rago la posibilidad de asumir la dirección junto a Luis Cicero, y encabezar además con Calvo el elenco que completan Claudio Rissi, Gonzalo Urtizberea, Coraje Abalos, Daniel Roncoli, Mónica Antonópulos y Anabel Cherubito, staff que esta noche a las 21 y mañana, a las 20, arribará al Auditorio Fundación para brindar dos funciones de una obra que se alzó con el Estrella de Mar 2007 como Mejor Comedia.

En la trama, todo se dispara a partir de la determinación de dos amigos divorciados de vivir juntos para combatir así la soledad. Un grupo de amigos bastante peculiar y dos vecinas hermosas completarán el panorama, en una puesta que permite que Carlín y Pablito vuelvan a compartir morada. Sin embargo, no hay allí una intención de sacar rédito del histórico ciclo televisivo. En ese sentido, Rago apuntó a Rosario/12: "De entrada uno puede imaginar muchas cosas con el reencuentro, pero nosotros tuvimos algunas cosas en claro antes de empezar a trabajar. Porque no es la primera vez que intentan o nos ofrecen un proyecto para trabajar juntos otra vez. Y la verdad es que cada vez que nos juntábamos en estas reuniones cuando nos ofrecían este tipo de cosas nos mirábamos con Carlín y nos dábamos cuenta que siempre era parecido a Amigos son los amigos pero nunca era Amigos son los amigos".

"La verdad no queríamos desilusionar a nadie, pero cuando apareció Extraña pareja fue bárbaro porque encontramos un sustento importantísimo con la obra, porque es una comedia buenísima --completó el actor y director--. Porque de hecho a fines del año pasado la volvieron a hacer en Nueva York. Y eso, más el desafío de dirigir la obra, fue redondito, porque yo venía medio aburrido. Después de Vientos de agua me quedé un poco aburrido".

-¿Cómo decidió abordar el texto de Simon?

-Primero que nada me lo aprendí mucho, inclusive antes de aceptar dirigirlo. A la obra la conocía mucho, la había visto por Carlín y por Ricardo Darín, y por supuesto había visto la versión en cine. Y la pasé medio mal los primeros días, porque tenía miedo de no entenderla toda, esas cosas que te dan de inseguridad. Pero conté con la presencia de Luis Cicero, que es una persona con la que ya sabíamos que íbamos a trabajar juntos alguna vez. Somos amigos de hace muchos años, y siempre pensamos que íbamos a trabajar con una obra nuestra o algo que eligiéramos nosotros, y no con algo que nos propusieran. Pero nos juntamos un día, muy relajados, nos reímos de los chistes e incluso ya el primer día teníamos chistes nuevos para la obra. Y pensar en Carlín... sobre todo yo, que me ocupé de pensar en Carlín. Digamos que yo me ocupé de la dirección de Carlín y Luis de la dirección del resto de la obra. No le saqué los ojos de encima a este pibe (ríe).

-¿En eso tuvo que ver el conocimiento mutuo por el trabajo compartido?

-Sí, pero más que mutuo te diría que mi conocimiento de él. Carlín también se sorprende, porque lo conozco más de lo que él cree. En la época de Amigos son los amigos Carlín estaba pasando por su mejor momento y la verdad que mientras él disfrutaba de su momento de gloria, yo lo estaba mirando a él, así que lo conozco muchísimo. El se sorprende ahora cuando le propongo cosas, porque no dejo en paz a los pobres actores, todos los días llego y propongo cosas nuevas. Porque el teatro, si no está fresco, huele mal. Por supuesto que sin olvidarnos de la obra. Incluso a Carlín le tengo completamente prohibido que diga un "Péndex", a tal punto que no lo hace porque cree que si lo dice me voy a ir de la obra, y es verdad. La gente viene con la expectativa de vernos y se termina llevando una sorpresa muy agradable, porque la obra es muy buena, y está saliendo genial.

Compartir: 

Twitter
 

Calvo y Rago suben al escenario del Fundación, esta noche a las 21 y mañana, a las 20. La obra se alzó con el Estrella de Mar 2007 como Mejor Comedia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.