CIUDAD

Al milletismo le faltó un consejero para poder sesionar en rectorado

Por falta de quórum fracasó ayer la sesión del oficialismo que pretendía elegir al rector interino. Acusan a decanos de ser "responsables de que haya acefalía" en la UNR, desde el martes.

 Por Claudio Socolsky

Luego de tres horas de intensas negociaciones por conseguir el consejero necesario para obtener el quórum, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Rosario no logró sesionar ayer en su Sede de Gobierno, ubicada en Maipú al 1000, para tratar los distintos temas del orden del día, entre ellos el de la designación del rector interino. De esta manera, a partir del martes, el rector saliente, Aldo Gimbatti, dejará su cargo y la Universidad Nacional de Rosario quedaría acéfala. Si bien se conocieron dos nuevas convocatorias -una para el miércoles, solicitada por los consejeros que ayer no quisieron sesionar, que responden al candidato a rector, Ricardo Silberstein, y otra para el jueves, convocada por algunos representantes de la Federación Universitaria de Rosario- será muy difícil que la vida institucional de la UNR funcione con normalidad. Mientras el decano de Humanidades y Artes, y también candidato a rector, Darío Maiorana, acusaba a seis decanos que no asistieron a la reunión del Consejo Superior, de impedir la elección del nuevo rector interino, Fernando Rey, co-presidente de la Federación Universitaria, manifestaba que no iban a asistir a una sesión presidida por Gimbatti, a quien responsabilizaron por los incidentes ocurridos en la frustrada asamblea universitaria de esta semana.

La de ayer por la mañana fue una jornada tensa en la sede de Gobierno de la UNR. Para lograr sesionar se necesitaban 19 de los 36 consejeros habilitados para participar de la reunión. Y a pesar de la "paciencia necesaria" que les pedía el actual rector interino los 18 consejeros reunidos en el salón ubicado en la planta baja del edificio, intuían que ya no iba a alcanzar el tiempo para obtener el quórum.

"No nos vamos a sentar a un Consejo Superior presidido por Gimbatti, que es el responsable de la represión que se desató contra los estudiantes. Aunque le queden cuatro días de mandato, le estamos pidiendo la renuncia porque entendemos que políticamente la única salida de esto es que renuncie. El ha llevado todos los enfrentamientos políticos al plano de los enfrentamientos físicos y personales, ya que el jueves, cuando asistí como consejero superior a la sede del Rectorado, un empleado de la Universidad amenazó con matarme y estuvo a punto de atacarme a los golpes", denunció Guillermo Grigioni.

A su lado, Fernando Rey indicaba: "Nosotros como Federación no vamos a ingresar a una sesión presidida por Gimbatti y venimos a exigir su renuncia. Consideramos que no puede estar al frente de la Universidad alguien que sea responsable de la brutal represión en Ingeniería. Queremos que se investigue lo que pasó el día martes. Quién contrató a los barrabravas, quiénes eran los que les pegaron a los estudiantes".

Rey agregó que "a su vez vamos a convocar a la mayoría de los consejeros a que vengan y den quórum a una sesión del Consejo Superior para el jueves a las 9 de la mañana. Allí vamos a poner como primer punto aquellas discusiones que estamos dando en la mayoría de las facultades, como la reforma de los Estatutos, la democratización y las cuestiones presupuestarias, que son los temas que le interesan realmente a la mayoría de la comunidad universitaria; y en todo caso después discutiremos cómo sigue el futuro institucional de la Universidad".

Según el co-presidente de la FUR "acá hay una situación de que si se entra en la acefalía vendría el caos. Esto ya lo conocemos y es una estrategia muy fuerte de los sectores que no consiguen la legitimidad de los consensos para elaborar políticas en conjunto con el resto de la comunidad universitaria. En este sentido creemos que estamos ante una posibilidad histórica de dar discusiones fundamentales".

En tanto el rector Gimbatti le comunicaba a la prensa que todavía había posibilidades de llegar a un acuerdo para tener quórum, las horas pasaban y la reunión estaba destinada al fracaso. Cerca del mediodía, los consejeros presentes, junto a Gimbatti, decidieron levantar la sesión, aunque se quedaron unos minutos en el salón donde iban a sesionar para decir unas palabras.

Una de los consejeros que habló fue el candidato Darío Maiorana. El decano de Humanidades y Artes dijo que "lo que queda claro es que los decanos de Ciencias Agrarias, Medicina, Bioquímica, Ingeniería, Derecho y Ciencias Económicas son los que no ha venido a tratar, ni la acefalía, ni todo el temario que tenía más 100 puntos. Había designaciones, pagos de sueldos, concursos. Por lo tanto es falso que no hayan querido venir para discutir un tema, porque había 100 temas más; es decir, que si hubieran tenido voluntad real de que esto se solucionara, hubieran estado acá".

Para Maiorana, "ellos son los responsables de que haya acefalía en la Universidad Nacional de Rosario, que va empezar a las cero horas del día martes, y esto hoy (por ayer) se iba a solucionar. Si ellos hubieran respetado la convocatoria oficial no entraríamos en el caos en el que vamos a entrar el día martes; en el que va a convocar cualquiera, cualquier cosa. El martes ya no habrá rector para que presida y dirija la Universidad".

Compartir: 

Twitter
 

La de ayer por la mañana fue una jornada tensa en la sede de Gobierno de la UNR. Para lograr sesionar se necesitaban 19 de los 36 consejeros habilitados para participar.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.