CULTURA / ESPECTáCULOS › ENTREVISTA A VERNON REID, EL LIDER DEL GRUPO LIVING COLOUR

"No debería haber existido"

"Una banda negra de rock and roll no podía ser exitosa", dijo, irónico, el notable músico norteamericano, cuya banda se presenta mañana en Rosario, en Willie Dixon.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Luego de aquel peculiar concierto ofrecido en noviembre de 2005 en la sala Lavardén al frente de su proyecto Yohimbe Brothers, Vernon Reid finalmente se presentará en Rosario acompañado de Corey Glover en voces,

Doug Wimbish en bajo y electrónica y Will Calhoun en batería. Es decir, Living Colour en pleno. Porque si bien desde la separación de la influyente banda nacida en los Estados Unidos a mediados de los 80 era el propio Reid quien tildaba como imposible una hipotética reunión del cuarteto, después de seis años de distancia en el 2001 una zapada nocturna en el CBGB descubrió a los viejos compañeros una vez más en escena, disparando un retorno que ya ha dado sus frutos discográficos: Collideoscope de 2002, un disco en vivo, otro de rarezas y Everything is possible, la recopilación de éxitos que mañana a las 20 el grupo presentará en Willie Dixon.

Coherente con la filosofía aplicada a la Black Rock Coalition, Reid encontró en Living Colour los elementos justos para popularizar su bandera de igualdad de la raza negra. Porque desde la salida de su primer disco, Vivid de 1988, el grupo fue un suceso, esencialmente a partir de una combinación musical poco habitual para la época. Porque frente al insulso pop imperante, el grupo neoyorquino se permitía una fusión a base de funk, soul, hard rock, jazz y post-punk, donde las influencias de Parliament Funkadelic o Marvin Gaye iban en sintonía con las de Jimi Hendrix. A partir de esa ruptura, ellos mismos se convertirían en referentes del rock internacional en general, e indiscutidos para el rock negro, encontrando allí como sucesores directos a Body Count (impulsores de un rap metal con una conciencia racial arrolladora) y Lenny Kravitz (aunque quizás con una postura más estética que ideológica), entre otros.

Sin embargo, ante su siempre rica y renovadora propuesta musical, los vínculos entre los miembros del grupo terminarían clausurando la etapa más rica del grupo. Hoy aquellos tiempos han sido superados, según relató Reid a Rosario/12: "Tuvimos una ruptura que no fue amigable. Hubo sentimientos encontrados, duros, y parte de la razón para que existieran fue que la gente sintió que los había traicionado. Pero yo sentía que no podía crear en ese ambiente. Son cosas que pasan, cuestiones de comunicación. Hay que comunicarse de una manera positiva, porque a lo mejor querés a alguien, pero puede ser difícil hablar con esa persona. Es un fenómeno extraño que a la persona que querés no puedas decirle la verdad, porque si le decís la verdad vas a lastimarlo. Es raro saber por qué pasa, pero pienso que esa es la razón por la que se escriben miles de canciones sobre el tema".

"Sabíamos que teníamos que hablar de eso, todos los integrantes de la banda necesitábamos tener esa conversación --agregó--. Otras bandas podrían volver y estaría fantástico, pero nosotros nos debíamos esa conversación sobre la condición humana. Y la cuestión con Living Colour es que estábamos en otras bandas, pero en cierto sentido lo que ves cuando tocamos es que emocionalmente la banda está en un cien por ciento. Eso es lo que nos conecta más con el alma. Para mí la verdad está en la conexión entre el rock y el alma. Eso fue lo que pudimos sacar a lo largo de todo el proceso de la vuelta".

-El título del disco de grandes éxitos, Everything is possible, debe tener que ver con esto que apunta.

-Sí, porque Everything is possible tiene que ver con la noción de que Living Colour, de muchas maneras, ni siquiera debería haber existido. De acuerdo con la sabiduría convencional en la industria musical, una banda negra de rock and roll no podía ser exitosa. Pero al final rompimos con eso. Y creo que hay una controversia, porque por ejemplo Funkadelic es una banda de rock and roll, y nadie hablaba de eso, nadie hubiera dicho que era una banda de rock. Había toda una cuestión alrededor del rock negro.

-Living Colour siempre ha combinado sonidos tradicionales como funk, jazz y soul con nuevas tendencias, algo que volvió a demostrarse con Collideoscope. ¿La banda siempre mira hacia adelante?

-Sí, definitivamente. De eso se ha tratado desde el comienzo, de mirar adelante. Nos podían decir: "Qué carajo es éso". Pero eso era parte del reconocimiento, es exactamente de lo que se trataba.

Compartir: 

Twitter
 

Reid encontró en Living Colour los elementos para popularizar la igualdad de la raza negra.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.