CARTELERA › BERNI EXIGIO A LA PROVINCIA UN PROYECTO ANTES DE MANDAR GENDARMES

Quiere un plan de seguridad

El funcionario nacional argumentó que "el sistema policial preventivo en Rosario está debilitado, más allá del esfuerzo que está haciendo la provincia". Así respondió al pedido de gremios por más gendarmes ante la reiteración de hechos de violencia.

 Por José Maggi

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, advirtió ayer que "el sistema policial preventivo en Rosario está debilitado", al momento de analizar el rol de la fuerza en su lucha contra el delito y en especial contra el narcotráfico. Adelantó que en la banda del traficante de marihuana, el Francés Polus, "hay policías locales implicados".

Lo hizo al responder el pedido de más gendarmes hecho por gremios locales ante la reiteración de hechos de violencia. "Si hay un jefe policial sospechado de narcotráfico y un policía en actividad trabajando en un bunker (por el efectivo herido por un gendarme en La Tablada el último viernes), entonces estas son las cuestiones que hay que trabajar. El gobierno provincial se comprometió y por eso lo estamos ayudando", sintetizó Berni. Sobre el envío de gendarmes aclaró: "Vamos a esperar un plan de seguridad que decidirá la provincia y vamos a apoyar en el requerimiento que nos hagan". Por este motivo el viernes Antonio Bonfatti recibirá a los gremios.

"La realidad es que el sistema policial preventivo en Rosario está debilitado, más allá del esfuerzo que está haciendo la provincia. En 2010 detuvimos a los primeros policías en actividad que realizaban custodia en los bunkers, hoy estamos en 2015 y el viernes pasado volvimos a detener a otro policía en la misma circunstancia, lo que quiere decir que mucho no se ha avanzado", razonó Berni ante la prensa.

Sobre el procedimiento de la última semana, Berni dijo que "la Policía de Seguridad Aeroportuaria y Gendarmería hicieron más de 30 operativos, logrando incautar un vehículo con 49 kilos de cocaína cerca de Rosario y otro con 53 kilos en Salta. Hubo 13 detenidos, entre ellos uno de los cabecillas, quien fue mano derecha de Polus, llamado Walter Jure. Este sujeto también fue mencionado en la causa de la banda Los Monos, por lo que estuvo detenido hasta el año pasado y fue liberado por el juez Juan Vienna.

"Sabíamos que la droga estaba acopiada en el norte. Teníamos el dato de que iban a trasladarla a Rosario. Cuando eso ocurrió, actuamos", dijo en conferencia junto al ministro de Seguridad santafesino, Raúl Lamberto, y al fiscal Mario Gambacorta.

Berni detalló que es cocaína de "máxima pureza" que iba a ser vendida en Rosario y que el "eje de la organización" funcionaba en esta ciudad. Recordó que el cabecilla fue detenido en 2003 cuando custodiaba un cargamento de Polus proveniente del norte con marihuana y en 2009 por sus vínculos con kioscos de drogas. "Cuando se habla de narcotráfico, hay que preguntarse ¿cómo este personaje, que ya fue detenido dos veces en importantes operativos, está libre y nuevamente sumido a la actividad del narcotráfico? Estas son las materias pendientes cuando hablamos de narcocriminalidad", se quejó.

El funcionario nacional pidió "más recursos para los juzgados federales" y una justicia "más ágil y moderna" para combatir el flagelo. "Si la Corte de Suprema no entiende que tiene que dotar de más recursos humanos y materiales a los juzgados federales, estos son los resultados: narcotraficantes libres por las calles como si fueran turistas", planteó.

Por su parte, el fiscal Gambacorta planteó que "había una fluida comunicación de la gente de Salta con la de Rosario, principalmente Jure, quien sería uno de los organizadores, con otra persona que sería también organizador, que sería salteño, aunque permanentemente viajaba a Rosario". En este sentido sostuvo: "Tenemos elementos para sospechar que esto se hacía periódicamente en el último tiempo", y aclaró que la investigación "abarca los tres niveles, el de la recepción, la distribución y la venta a los consumidores".

Consultado sobre el rol de la policía, el fiscal sostuvo: "Creemos que puede haber una participación de fuerzas policiales, pero aún no está confirmado. Tenemos algún indicio que parte de esta droga podría haber salido del país. Hubo escuchas directas desde más de 10 celulares al mismo tiempo. Hay mucho material para investigar, lo que va a derivar en otros pedidos de la fiscalía en pos de detener a más personas".

Tras la reunión de Berni con los gremios locales, varios referentes hicieron lecturas contrapuestas. El titular del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario (SPT), Horacio Boix, mostró su disconformidad: "Una reunión más, llena de buenas intenciones pero sin ningún resultado positivo en lo inmediato. Todas fueron propuestas a futuro, algo que la gente ya está cansada, porque necesita respuestas inmediatas. A mí entender está reunión no sirve de nada", disparó con bronca el líder tachero, quien también adelantó que la próxima reunión tampoco servirá de mucho: "No quiero reuniones con el gobernador, ni con funcionarios del Poder Judicial. Quiero que el gobierno provincial le pida hoy mismo a Berni mayor presencia de fuerzas federales", reiteró el representantes de los taxistas.

En oposición al taxista, el secretario general de SADOP Rosario, Martín Lucero, consideró que la reunión fue positiva: "Los gremios pudieron plantear sus preocupaciones". Según manifestó el representante de los docentes privados, Berni se mostró predispuesto a colaborar y las autoridades provinciales anticiparon un plan a largo y corto plazo en materia de seguridad. En cuanto a los diferentes puntos de vista sobre los resultados de la reunión, Lucero señaló: "Si lo que algunos esperan es la militarización de la ciudad, vamos a tener grandes diferencias. No es una cuestión cuantitativa".

Compartir: 

Twitter
 

Berni detalló un procedimiento que permitió incautar 49 kilos de cocaína cerca de Rosario.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.