CONTRATAPA

Estructura leve

 Por Homs

El retablo replegado sobre las bisagras del 1500 rezuma selva.

La sutileza de su talla es tal que todo intento de descripción, pese a las buenas intenciones, se vuelve flagrante grosería.

Sin embargo, si se lo abre, el todo tan rojo aterra.

El retablo más hermoso del Alto Perú se transforma en libro sangrante.

Un monstruo blanco, azotando a la montaña, al viento y al mar, es lo que primero toma por asalto al ojo.

Un proceso narrativo espeluznante prosigue.

Una cruz sobre la que se retuerce un hombre flaco irradia rayos.

Males llueven. La bruma es de lava.

Un banquete de animales degollados, ofrecido a la pureza de una virgen, no calma ningún apetito, por el contrario, parece cebar.

El Mal Dormido no tolera ser el espectador de tanta saña.

Su sensibilidad desquiciada siente ansias de despellejar.

Quisiera romper y remediar. Destruir la obra de arte para sanear al pasado.

Suda piedras.

Sus ojos amarillos mueven a piedad...

...

El Mal Dormido dinamita al insomnio con toneladas de historias tergiversadas.

Y nada logra.

...

- ¿Por qué no paras de hablar? le preguntó el silencio a la boca.

- Es inevitable. Lo imponen voluntades más altas a la mía. Voluntades omniscientes que no se fijan en los significados. Tiempo ha un peregrino se acercó para explicarme que hablo para mantener al Mal Dormido en un ascua menos incierta. "La gente enloquece en la quietud ﷓sentenció﷓ y sólo si le hablas al Mal Dormido mantendrá su sentido de pertenencia. Te mueve un fin noble a pesar del hartazgo. Eres una boca cansada, y con el corazón lo digo, siento el ardor de las llagas de tu lengua. Pero hasta el día en que te sea notificado el suceso, deberás hablar. Habla y no te oigas, es el único consejo que puedo darte". A partir de ese momento hablo hasta por compasión, con dolor contrarrestándote.

¡Oh silencio! Apenas si somos inevitables moléculas del todo, estamos dentro.

¿Debemos mantenernos siempre en pugna? ¿Deseas la tregua tú tanto como yo?

Mas, volviendo a tu pregunta, ahora hablo para no desairarte, respondiéndote, como corresponde.

...

- ¿Podría Usted agregar algo a todo lo dicho hasta ahora sobre la flor nacional de la Insomnia?

- Nacarado, poniendo naturaleza a tanto cinc, el desvelo germinaba en flores bellas como pocas veces los buenos escritores han sido capaces de describir.

Corolas espejadas nacían del desmembramiento de capullos sulfatados.

Botánicamente perfectos, los gineceos de tales flores al zumbar de las abejas le absorbían la vibración para destilar un néctar de bronce que a los demás insectos alejaba.

Flores lunares que, durante el día, transcurrían en la estampa de diminutos caballos alados. "Jades del otro ecuador" las llamaban en el medioevo de Japón. "Pensamiento dulce mientras llovizna" en los atardeceres encendidos de la vieja Venecia.

...

En el Valle De Las Lágrimas Por Siempre Evaporadas la angustia no cesaba de racimar.

...

azaleas niqueladas

azaleas espectrales en jarrones de porcelana

...

Mecha de los taladros, patrona de la perforación, ten piedad.

Yo tu futura viruta.

Más en el aquí y ahora a mi Señora de la Iridiscencia le imploro ser estructura leve. Un panadero, la flor de un cardo que asimile el impulso de los vientos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.