CORREO

Expansión y muertes

En la medida que se consolidan los proyectos de la mega minería y se expande la frontera de los sojeros por el territorio denominado argentino va en aumento geométrico los actos intimidatorios y los explícitos ataques a los pobladores originarios de estas tierras.

Por estas latitudes los precursores de la expansión del capital dejaron su marca exterminadora: Juan Manuel de Rosas, Julio A. Roca y sus secuaces, Levalle, Guerrico, Fotheringham, Olascoaga. Ataques, emboscadas, triquiñuelas diversas y un etnocidio y genocidio del que fueron diligentes continuadores y hacedores.

En la zona nordeste el nombre de Fontana va a asociado al impetuoso y perverso avance "civilizatorio".

Los santafesinos le debemos agradecer al escritor Alcides Greca dejar testimonio fílmico del último malón.

Pobladores de la etnia Qom tobas fueron ferozmente atacados en Formosa, campesinos del Mocase padecieron la balacera en Santiago del Estero.

Los colores de la wiphala (emblema en aimara) representan el respeto por lo diverso de las tierras, los hombres, las culturas, las comunidades, la energía y la fuerza, la dialéctica del tiempo, la dinámica del espacio. El capital tiene una sola divisa la violencia al servicio de los mercaderes.

La digna resistencia de los pueblos originarios debería despertar las conciencias en comunas y ciudades, para que los gestos solidarios pongan límites a tanta impunidad reinante.

Carlos A. Solero

Miembro APDH Rosario

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.