CORREO

Correo

Manoseo

Una vez más somos testigos de que la ¿Planificación? de la ciudad esta acotada a la premisa de "Prueba y Error". Nos dicen: "La revisión de las normas urbanísticas,en algunas ciudades de Europa se hace cada cinco años", pero no nos aclaran que en los 5 años pasados el Código Urbano ya tiene más de una docena de ordenanzas modificatorias.

Los propios Concejales que dieron su aprobación, ahora reconocen que lo aprobado en cuanto a los "Convenios Urbanísticos" no dieron los resultados esperados.

De esta forma, la superficie mínima de terreno para abordar a esos "Convenios", que en el "Proyecto Original" era de 2.500 metros, en respuesta a reclamos de empresarios en el 2008, fueron reducidos a 1.500 y ahora nuevamente reducido a 1.000 metros, y no precisamente para mejorar la calidad de vida de futuros ocupantes y linderos, sino para optimizar ganancias de los inversores.

Todo esto a costa de profundizar aún más el colapso de la infraestructura de servicios, con el riesgo de sufrir muchos de los padecimientos de quienes viven en el área Central.

La falta de planificación y la ambición de emprendedores e inversionistas, generó un "boomerang". Ahora se pretende liberar grandes superficies (la mayoría utilizada como cocheras). Estos galpones﷓cocheras (algunos con capacidad para más 100 vehículos) generan un importantísimo ingreso a sus propietarios. Una insuficiente ordenanza prevee la obligación de construir cocheras en los edificios solo para el 25 por ciento de los departamentos, dejando sin respuesta al restante 75 ciento. Este enorme porcentaje (cada vez mayor porque se siguen construyendo edificios en las mismas condiciones) aumenta en forma exponencial la demanda de guardas, empujando hacia arriba los alquileres y optimizando las ganancias de los propietarios de las cocheras.

Nos hablan de la "utopía" de que la modificación servirá para abaratar los precios del suelo, pero la verdad es que la mayoría de las unidades son adquiridas como inversión por gente capacitada para comprar departamentos por docena como si fuesen naranjas. En el mejor de los casos podrán ser alquilados por un sector de clase media cuyos recursos pueden afrontar esa mensualidad, pero no acceder a un crédito que les permita comprar.

También nos hablan (algunos por desconocimiento, otros por hipocresía) del trabajo generado en la construcción, lo que no nos dicen es que el eje de esa "construcción" son los obreros, que después de pasarse la vida construyendo para los demás jamás podrán acceder a su propio techo.

Jorge Rodolfo Alvarez

Vecinos Afectados por Obras

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.