CORREO

Adicciones

Leyendo la nueva resolución 1876 E/2016 del Ministerio de Salud acerca de la nueva ley de Salud Mental en relación al trabajo en adiciones volvemos a caer en esa fabula incomprensible que se manifiesta en el texto frío y lejos de la realidad cotidiana que nos acercan los burócratas de turno.

¿Cómo puede ser que una problemática tan compleja, que reúne características específicas y en algunos aspectos misteriosas en sus concepciones psicológicas, clínicas y urbanas pueda estar expuesta frente a una ley inexplicable?

Pues el trabajo cuerpo a cuerpo que desarrollamos a diario en este campo nada tiene que ver con el texto muerto que solo está encerrado en conceptos moralistas, conservadores y de un total desconocimiento de lo que ocurre en nuestras Instituciones.

Como suele ocurrir por estos lados el pueblo siempre está acorralado en los vaivenes despreciables de la política y sus actores negligentes.

Cuando el centro neurálgico de esta problemática esta acentuado en conceptos superfluos y de conveniencia y no se piensa en la intimidad del sujeto, allí donde se da la batalla de la fe y la superación, estamos cayendo tristemente en un laberinto de torpezas evitables.

Osvaldo S. Marrochi
Presidente Fundación Esperanza de Vida

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.