SOCIEDAD › ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS RECLAMARON CELERIDAD A LA CáMARA FEDERAL

Urgencia contra la impunidad

Los camaristas Carlos Carrillo y Edgardo Bello recibieron a los militantes, que pidieron una pronta resolución del procesamiento del ex capellán de la policía, Eugenio Zitelli, acusado en dos causas por cometer delitos de lesa humanidad.

 Por José Maggi

Integrantes de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y Umano de Casilda plantearon ayer a dos integrantes de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario su preocupación por la demora en resolver dos procesamientos que pesan sobre el ex capellán policial durante la última dictadura, Eugenio Zitelli. Las medidas fueron tomadas por el juez federal Marcelo Bailaque en marzo y mayo último, y aún están pendientes de ser confirmadas o rechazadas por el Tribunal de Alzada. Los camaristas accedieron al pedido, notificando a todas las partes del juicio, fiscalía de cámara, querellas y defensa. Los militantes plantearon también que existen demoras en otros procesos, lo que impide la elevación a juicio oral de causas.

La audiencia se realizó ayer, a las 11. Estuvieron Elida Luna y Héctor Medina, de Familiares; Norma Ríos de APDH; Juan Noste, de UMANO; las abogadas del equipo jurídico de Familiares, Gabriela Durruty y Jesica Pellegrini y el abogado de APDH, Gabriel Gallelli. A ellos se sumó el defensor de varios de los represores, el abogado Gonzalo Miño. La reunión estuvo encabezada por el presidente de la Cámara de Apelaciones Edgardo Bello, el vocal y ex presidente de la misma Carlos Carrillo y el secretario de la Cámara Víctor Botazzi.

Los integrantes de los organismos manifestaron su preocupación por las demoras en confirmar los autos de procesamiento, requisito previo para elevar las investigaciones a juicio oral y público. En particular, se refirieron al retraso en los procesamientos más importantes, que involucran a numerosos imputados y víctimas. En este sentido, los procesamientos de causa Klotzman datan de noviembre de 2011, y de causa Feced, hay dos resoluciones pendientes, de mayo de 2012 y de marzo de este año.

Los camaristas arguyeron falta de tiempo y recordaron que entienden como tribunal de alzada de las jurisdicciones de Rosario, Santa Fe y San Nicolás. Luna les rebatió que "la edad de los imputados y de los sobrevivientes es avanzada, en la mayoría de los casos, porque tuvimos que esperar 30 años por estos juicios, y que se ello se traduce en imputados que mueren impunes como Diego Portillo y Ricardo Corrales, o en compañeros que fallecen sin acceso a la justicia".

El eje de la reunión fue Zitelli. Noste, de UMANO recordó la violencia que genera en Casilda --ciudad donde vive el ex capellán de la policía rosarina-- la impunidad de la que Eugenio Zitelli gozara durante tantos años y la necesidad de confirmar los procesamientos de causa Feced para llegar a juicio oral. Y recordó el caso Braccachini, por la avanzada edad de su mamá y lo dificultoso que fue para ella declarar en instrucción, para develar la responsabilidad de Zitelli en la muerte de su hijo y en las circunstancias en las que le devolvieron su cuerpo.

Por su parte, Héctor Medina manifestó que "Zitelli debe dar cuenta de sus actos no solo en Rosario, en el Servicio de Informaciones y en Villa Gobernador Gálvez, donde desarrolló su tarea como cura. El sabe lo que ocurrió con mi hermano Oscar, que permanece desaparecido".

A su turno, Norma Ríos recordó a los camaristas que deben contextualizar la gravedad de los delitos investigados: "Pedimos muy poco, con todo lo que sufrieron nuestros compañeros y sus familiares, solo pedimos que aceleren las causas".

Jessica Pellegrini recordó que la obligación de dar prioridad a estas causas "no es solo moral sino estrictamente legal".

Los camaristas respondieron con estadísticas de las resoluciones dictadas en causas de derechos humanos desde 2004. Bello destacó "la seriedad extrema con que toman estas causas, donde cada vocal hace su voto, y no hay adhesiones a los restantes". También subrayó "la calidad de las mismas dado que cada vocal lee muy atentamente los expedientes". Por su parte, Carrillo manifestó "coincidir con la premura que le solicitaran los militantes y que la prioridad de estas causas" es ordenada por la Corte Suprema de Justicia".

Al término de la reunión, Durruty celebró que los camaristas los hayan recibido "y escuchen en primera persona todo el horror del genocidio. Confirmar los procesamientos apelados, en particular los que involucran a Zitelli, nos pondrían en condiciones de avanzar en la investigación de las responsabilidades eclesiásticas, una deuda inmensa de nuestros procesos de verdad y justicia" concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Los militantes Galleli, Pellegrini, Medina, Durruty, Luna, Ríos y Noste fueron a la Cámara Federal.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.