SOCIEDAD › UNA MIRADA SOBRE LA DIABETES Y EL AVANCE DE CONCIENCIA Y FARMACOLóGICO PARA COMBATIRLA.

Los desafíos de la dulzura extrema

Las personas con diabetes combaten los altos niveles de azúcar en sangre y algunos dependen de la insulina para lograrlo. Para ellos, el pinchazo en el dedo y la inyección son rituales cotidianos. Una mirada sobre una enfermedad sin edades.

 Por Betiana Spadillero

"Buen día, en ayunas 103"; "ahora con 150 mg"; "hoy domingo con 106 mg"; "a las 7 hs. 134, luego de una caminata de 40 minutos 110". Los mensajes aparecen en el muro del grupo de facebook Somos Diabéticos y se repiten a lo largo del día con consultas sobre controles, conteo de carbohidratos y sugerencias de cocina. Allí mujeres y varones de distintas edades comparten la experiencia de vivir con una enfermedad sobre la que poco se conoce.

Desde el principio. El rango normal de glucosa en ayunas debe ser entre 70 y 110 miligramos por decilitro. A primera vista se lee algo complicado, pero significa que algunas personas deben controlar sus niveles de azúcar en sangre. Por un lado, hay quienes presentan resistencia a la insulina y tienen que seguir un tratamiento con ejercicios, plan alimentario y/o medicación; son quienes tienen diabetes Tipo 2. Por el otro lado, algunas personas no fabrican suficiente cantidad de insulina y deben suministrársela, es el caso del Tipo 1.

Esta distinción no pasó desapercibida para Claudia Racedo cuando su hijo de 18 meses empezó con la enfermedad. "Buscaba reunirme con mamás y con gente que conociera el tema. Fue así que nos pusimos de acuerdo con un grupo de jóvenes que hoy son la mayoría profesionales", contó sobre la Asociación Regional de Ayuda al Diabético (Fradi), que cumplió 25 años. Al frente de la entidad recorrió barrios y ciudades para informar sobre esta enfermedad, que afecta al 8 por ciento de los argentinos.

Claudia Massafra también vive en Rosario. Es enfermera y tenía 10 años cuando le detectaron diabetes Tipo 1. "Estuve una semana con una especie de gripe en la cual bajé alrededor de 7 kilos, estaba con mucha sed y orinaba mucho", relató. Desde ese momento debió realizar cambios importantes en su vida y tiempo atrás decidió colocarse un infusor de insulina "una bomba del tamaño de un celular que va con un catéter subcutáneo. "Tiene una basal que cada algunos minutos proporciona una cantidad de insulina y después de cada comida o alimento que ingiero me administra lo que sería un bolus, que depende de la cantidad de carbohidratos", explicó.

Además, su rutina incluye comer a horario y realizar alguna actividad física. "Yo trabajo, tengo una hija, hago todo lo que hace cualquier persona sin diabetes, lo único que trato de cuidar mi alimentación. Me controlo unas seis veces al día, tengo que contabilizar los hidratos de carbono y tratar de evitar las cosas con azúcar", describió, a lo que agregó las visitas periódicas a diversos especialistas: endocrinólogo, cardiólogo, oftalmólogo y nefrólogo.

Hace 24 años que Argentina cuenta con la Ley N 23.753, cuyo texto fue modificado en 2013 por el Congreso nacional. Los cambios apuntaron a la actualización, cobertura y adecuación de los tratamientos, e incorporaron el 100 por ciento del costo de las cintas reactivas al Programa Médico Obligatorio (PMO). No obstante, las reformas no han sido reglamentadas: "Se juntaron 60.000 firmas para esto. Nos interesa que tengan los elementos necesarios para que la enfermedad sea un poco más liviana", remarcó la presidenta de Fradi.

En el caso de Massafra su obra social se encarga de brindarle los insumos, aunque advirtió que esto no es lo habitual. "Conozco gente que paga de su bolsillo lo que falta y a otras personas que con lo poco que le dan tratan de controlarse, pero se hace difícil", subrayó en este sentido y acotó que está "muy metida en el tema" porque además su hija de tres años tiene diabetes.

A su hija la diagnosticaron hace un año, por lo que desde muy pequeña conoció estos cuidados. Sin embargo, "tiene sus días en los que se quiere comer todo y también a veces no quiere ponerse insulina". Para su madre, "es mucho para su edad pero es lo que le tocó, hasta el día en que salga la cura tendrá que seguir así".

Mientras tanto va sorteando barreras y tratando de dar a conocer esta enfermedad a vecinos, amigos y familiares. "Está siempre quien te dice "uh mi tía murió de diabetes" o "a mi prima le cortaron las dos piernas". También siempre está el que te dice "vos podés comer pan"". Lo que pasa es que es un problema de la sociedad, la gente no tiene la culpa de no saber del tema y como no hay concientización es peor. Lo más triste es que cada día hay más personas que tienen está condición y hay muchos chicos que entran en un estado grave por no ser descubiertos a tiempo", indicó.

-¿A qué síntomas hay que prestarles atención en los chicos?

-Mucha sed, muchas ganas de orinar, si no aumentan de peso y comen. Muchas veces se piensa que son llamadas de atención de parte de los chicos, a mí me lo dijeron, pero mi hija tuvo la "suerte" de que la empecé a controlar en casa, por el tema que yo tengo diabetes y soy enfermera. Si ven algo raro que insistan, que pidan análisis. Un simple pinchazo puede salvar un debut feo, con días de internación en terapia y todo.

La información sobre esta enfermedad circula en diferentes grupos, según las edades y situaciones, por ejemplo en Rosario se conformó un espacio de madres y padres con hijos con diabetes. "Es de gran apoyo. Yo llevo 15 años pero hay personas para las que es todo nuevo y cuando salís del sanatorio no te informan nada", resaltó Massafra e invitó a los interesados a unirse a través de su cuenta en facebook.

En paralelo, Fradi ofrecerá talleres gratuitos desde mayo y llevará a cabo una campaña de detección, entre otras actividades impulsadas por el equipo interdisciplinario que trabaja en Pte. Roca 2285 y 2293. "Lo importante es no educar con miedo", recalcó Racedo en tono amable, a su alrededor las pilas de folletos se mezclaron con algunas fotos familiares. De ahí surgió todo: la búsqueda, la lucha y el aprendizaje.

Compartir: 

Twitter
 

Festejos en el Congreso, cuando se aprobaron los cambios a la Ley de Diabetes.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.