SOCIEDAD

Modificar el Código para que tirar las cartas deje de ser una falta

La flamante Asociación de Parapsicólogos de Rosario reclama que se
deroge la legislación provincial que establece hasta 30 días de
arresto para quien "explote la credulidad pública o la fe religiosa".

 Por Sonia Tessa

De reciente formación, la Asociación de Parapsicología de Rosario tiene un objetivo primordial: lograr la derogación del artículo 81 del Código de Faltas Provincial, que prohíbe el trabajo a parapsicólogos y tarotistas, entre otras disciplinas. "Nosotros no hacemos adivinación, trabajamos en términos científicos con disciplinas reconocidas mundialmente", explicó Alejandra Fernández, integrante de la Asociación. Su presidenta, Irene Fournier, agregó que la regulación de la actividad es la mejor manera de "terminar con la chantada".

"La parapsicología es una nueva ciencia que se dedica a explorar la mente y el desarrollo humano en busca de fenómenos que hasta hace no mucho carecieron de explicación, destruyendo así los fraudes y quebrando las supersticiones", definió Tournier, quien subrayó que "la magia no existe". Y en los mismos términos, indicó: "Pedimos la regulación de la actividad para que pueda trabajar gente capacitada, para terminar con los que juegan con la credibilidad".

El artículo 81 del Código de Faltas, bajo el título "Explotación de la credibilidad pública", establece: "El que habitualmente y con ánimo de lucro explotare la credulidad pública o la fe religiosa interpretando sueños, adivinando el futuro, formulando profecías o predicciones o pretendiendo en cualquier forma la posesión de un poder sobrenatural, siempre que el hecho no constituya delito será reprimido con arresto hasta treinta días o multa hasta seis jus".

"Basta mirar el diario para ver que la oferta existe igual", argumentó Fernández. "Si no se puede, por qué se publica", pregunta Fournier, quien evita hacer mención expresa a los requisitos que deben cumplir los que hacen publicidad. Aunque es un secreto a voces en el ambiente que deben dar una colaboración mensual a la policía. "Nosotros lo único que pretendemos es ejercer nuestro trabajo en libertad. Sólo Santa Fe y Catamarca continúan con esta prohibición, en el resto del país está permitido", se escudó Fournier ante la pregunta. "Con todos los títulos que obtuvimos, nuestra formación está avalada por sellos del Ministerio de Salud de la Nación, ¿por qué no podemos ejercer?", enfatizó. De hecho, como la enseñanza de estas disciplinas no está penada, esa es una buena coartada ante un allanamiento.

Desde la Asociación realizaron contactos con concejales y abogados para lograr la derogación del artículo que les impide trabajar libremente. "Integramos la Asociación Mundial de Parapsicología, y desde hace dos meses formamos la comisión directiva de Rosario", relató Fournier, quien ostenta el Sello de Oro que le otorgó este año la Organización Mundial de la Salud Pública. "Trabajamos con el más allá porque nos interesan los fenómenos paranormales", agregó, y mostró el plan de estudios de la escuela para el desarrollo humano "Sendero de luz", que dirige. En la carrera. "Tengo alumnos médicos, que trabajan en la Municipalidad", argumentó Fournier.

Segura de la posibilidad de obtener la derogación, puntualizó que "el artículo 81 no habla de la parapsicología ni del tarot, aunque antes se refería a la astrología, la lectura de cartas y la imposición de manos. Pero en ese caso, el propio padre Ignacio estaría cometiendo una infracción al Código de Faltas".

La pelea de la Asociación de Parapsicología apunta a sacar de la clandestinidad una actividad a los que pocos se sustraen. "¿Qué pasa si le hacemos firmar a quienes nos consulta que vinieron por su propia voluntad?", lanzó Fournier, quien confirmó una evidencia: "Vienen jueces, abogados, médicos, psicólogos, kinesiólogos".

En ese sentido, agregó que colabora con psiquiatras en "hipnoterapias regresivas", y apuntó al concepto de la parapsicología, que incluye al tarot en su plan de estudios. "Es una ciencia que estudia los fenómenos internos y externos al ser humano sin la intervención de los cinco sentidos físicos conocidos, en los que sí interviene el 6° sentido, llamado factor psi, que es la percepción extrasensorial", indicó, para agregarle valor a su trabajo con la aseveración: "En Estados Unidos trabajan con la policía, en Europa es algo totalmente normal y acá mismo, en San Nicolás, se puede tirar el tarot en una plaza, porque es la provincia de Buenos Aires, donde no está penalizado".

Compartir: 

Twitter
 

Las cartas del tarot forman parte del plan de estudios de la parapsicología. "Se estudian los fenómenos en los que interviene el 6° sentido, la percepción extrasensorial".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.