PSICOLOGíA › ENTONCES ¿QUé SERíA DEL HOMBRE SIN EL TRABAJO?

Por dónde pasa la realización

 Por José Manuel Ramírez*

Tomo sólo un punto de la nota anterior, cuando Diego García dice "el hombre sólo es hombre cuando no trabaja". Lo que yo recuerdo de los Manuscritos Económico Filosóficos de Karl Marx, es que el hombre alcanza un nivel de realización en el trabajo y más precisamente en el objeto que produce con su trabajo. Por eso me resulta extraña esa frase de Diego García, porque yo tendería a pensar más bien que el hombre no es hombre cuando no trabaja, a no ser que él lo haya dicho con ironía.

Pero subamos un poco en su argumentación, antes había dicho "pero también esa conquista de las vacaciones, se monta sobre otra conquista, que es la conquista del trabajo sobre el hombre". Bueno, él entiende que el trabajo conquista al hombre, digamos se apodera de él, podría ser, la famosa alienación en el trabajo, pero se ve que pensamos al revés, yo hubiese creído que es el hombre el que hace al trabajo, por así decir, lo hace a su imagen y semejanza, bueno algunos van a pensar que yo elevo al hombre al lugar de Dios, pero no es eso, no todo en el hombre está determinado, sobredeterminado, como se hubiese sostenido en una línea más althuseriana, por lo menos según la lectura que él hacía de Marx y Freud , hay podríamos decir un resto libre de determinación que es la esencia de lo que el hombre pone en el trabajo, la plusvalía decía Marx, y plusdegoce decía Lacan. Cuando Marx decía que el hombre se realizaba en el trabajo quería decir que ponía en éste su esencia, no contable, y que llamó plusvalía. Por esto me resulta difícil entender eso de que el hombre sólo es hombre cuando no trabaja. ¿Qué sería el hombre sin trabajo? Este es justamente uno de los dramas del hombre en la actualidad, que pareciera no haber trabajo para todos, digo esto que puede sonar a barbaridad, pero pensémoslo un poco, la suplantación del hombre por las máquinas, la reducción cada vez mayor de la necesidad de mano de obra, hasta se puede caer en el extremo absurdo pero no tan irreal de que el hombre tenga necesidad de pagar para trabajar. Esa idea del hombre que es hombre cuando no trabaja, desliza fácilmente al retorno a la naturaleza de Jean Jacques Rousseau, bueno, ¡volvamos a las frutas y a la caza!

Es verdad que existe la alienación al trabajo, la compulsión, casi la adicción al trabajo, aquellos que no pueden cortar, suspender, hacer un breck, como ese que hace meses atrás murió luego de trabajar dos o tres días seguidos, fue noticia. Concedamos a Diego, de todos modos, con un poco de humor, y como decimos todos, con o sin vacaciones, "si encontramos al que inventó el laburo, lo matamo" (sin s final).

*Psicoanalista. Editor Página de Psicología Rosario/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.