PSICOLOGíA › CURSO "CóMO COMIENZAN Y FINALIZAN LOS ANáLISIS" EN EOL ROSARIO

Hasta que el Otro no exista

Con la metáfora del ajedrez, Freud demostró que la experiencia psicoanalítica no se aprende en los libros. La transferencia como inicio de una relación que concluye cuando la cae la demanda del analizado, cuando deja ese lugar.

 Por Rolando Gianzone*

En el curso "Cómo comienzan y finalizan los análisis" trataremos de desarrollar qué entendemos por un psicoanálisis llevado desde su inicio hasta su final. No hay un comienzo igual a otro. Tampoco un final. A partir de la entrada ningún análisis se parece a otro.

La metáfora del ajedrez que Freud utiliza en Sobre la iniciación del tratamiento le sirve para demostrar claramente que quien quiera aprender el noble juego por los libros, solo logrará una exposición sistemática y exhaustiva de las aperturas y los finales, pero no logrará incorporar la infinita variedad de las movidas que se suceden luego de la apertura. El análisis también tiene una apertura y un final, pero no sabemos de antemano que puede suceder en el transcurso de la experiencia. La diferencia con el ajedrez es que las aperturas y los finales no responden a modelos establecidos. Solo existen principios que orientan y sancionan lo que entendemos como comienzo y final.

La entrada en análisis se produce cuando se instala un espacio que permite que el síntoma, sobre el que se fundamenta la queja, se aloje en un nuevo espacio subjetivo. Este espacio, Freud lo calificó de "juego lógico", cuando eligió el juego de ajedrez para metaforizar al psicoanálisis.

Un sujeto que entra en análisis tiene, casi necesariamente, una idea por lo menos previa del modo en que espera una salida de la cura. La entrada misma en análisis está sostenida por prever la noción preliminar de la salida. Cómo finalizan los análisis depende de la manera en que se establece el comienzo, cómo se conciben sus inicios.

La perspectiva lógica que Lacan desarrolla en su enseñanza del "cómo terminan" depende del "cómo comienzan".

Los análisis comienzan de diferentes maneras. Existe una amplia variedad de entradas en análisis. Pueden comenzar a cualquier edad, en la juventud como en la madurez, para encontrar un sentido a la propia vida o para lograr una perspectiva diferente sobre ella.

No habría contraindicaciones para un análisis. Solo hace falta la decisión, el deseo decidido del sujeto. Pero si tratamos de establecer la estructura del comienzo, todos los análisis se inician con una condición ineliminable. En este tema hay acuerdo entre los analistas: "los análisis siempre comienzan por la transferencia". Desde Freud se ha establecido una regla para los analistas: la de esperar la transferencia para operar como tales.

Lacan en su Proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la Escuela acepta esta regla y formula con énfasis: Al comienzo... está la transferencia. La fórmula de Lacan no es retórica, sino lógica. El tema de cómo comienzan los análisis, y justamente cómo comienzan para poder terminar, es de una destacada rigurosidad.

La lógica de la cura de un análisis deberá responder a lograr que el fin de un análisis sea auténticamente una conclusión. Existen muchas maneras de salir de un análisis. Cuando verdaderamente nos referimos a la conclusión de la cura, no nos ocupamos de una desilusión de la demanda con el análisis o con el analista, sino de la disipación auténtica, profunda y radical de la demanda. Se trata de la desaparición de la demanda inconsciente, la ausencia del lugar mismo de la demanda, y en ese camino, la desaparición del Otro mismo al que se dirige la demanda.

Con el eclipse, con el desvanecimiento de la demanda en la conclusión de la cura, toma su verdadero sentido el fin del análisis. Y en este fin de análisis adquiere todo su peso la fórmula de Lacan de que "el Otro no existe". Una manera de precisar que no existe el Otro de la demanda. Cuando se llega a la conclusión de la cura, lo único que puede quedarle al analizado por demandar, es que se verifique, que los otros analistas reconozcan que se llegó a la conclusión.

Estos son conceptos y nociones básicas que intentaremos desplegar en profundidad en este curso que se desarrollará quincenalmente los primeros y terceros martes de cada mes, de 20.30 a 22, a partir del 19 de abril en la Sección-Rosario de la EOL, Jujuy 1610. El dictado de las clases estará a cargo del que suscribe esta nota como docente responsable y los docentes colaboradores Silvia Martinez y Adrián Secondo.

*Psicoanalista. Miembro EOL y AMP.

Compartir: 

Twitter
 

Freud utilizó el ajedrez para hablar sobre la iniciación del tratamiento en el psicoanálisis.
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.