OPINIóN

Hay plata para salarios y obras

 Por Mario Lacava

Con los $1.500 millones de pesos que dejó Jorge Obeid, los recursos asignados en el presupuesto y los $ 400 millones recaudados en junio por encima de la pauta presupuestaria, Hermes Binner financiaría todas las obras y la política salarial del año. Es que la gestión del gobernador Obeid dejó en caja 1.500 millones de pesos a disposición del nuevo gobierno que comprobó la propia Auditoría general de la Nación, a solicitud del gobernador. Sobre el fin del año 2007, la Legislatura aprobó por unanimidad el presupuesto 2008 acordado en la transición por el gobierno que se iba y el que entraba. En el mismo se fijó un crédito adicional de 300 millones de pesos de libre disponibilidad por cambio de partidas y se estableció un incremento de los recursos del orden del 18 por ciento mensual. En el primer semestre del corriente año, la recaudación total aumento en un 31 por ciento, lo que representa un 13 por ciento más que lo estimado o sea 400 millones de pesos más. Del análisis de estas cifras, surge claramente que cuando asumió el gobernador Binner, las finanzas provinciales estaban ordenadas y con todos los gastos financiados de manera clara y previsible. La inflación que se viene acumulando durante el año 2008, produce tres efectos como mínimo: deteriora el salario de los trabajadores, dispara el pedido de mayores costos en la obra pública, pero también provoca un aumento en la recaudación fiscal tanto en la provincial como en la nacional coparticipable, que recae sobre mayores precios del mercado. Ante esta realidad, los ministros y el propio gobernador deberían responsablemente explicarle a los santafesinos dónde está la plata, en que la gastaron; sobre todo si observamos que del presupuesto destinado a bienes de capital y obra pública, sólo se ha ejecutado menos del 20 por ciento del total previsto; mientras que el aumento de los gastos corrientes de la administración alcanzan al mes de junio, a más de un 40 por ciento respecto de igual período del año anterior. En consecuencia, sería más responsable y provechoso explicar a los santafesinos estas cuestiones y no echarle la culpa de lo que no pueden, no quieren o no saben hacer, a quienes sin aumentar un solo impuesto le dejaron al gobernador Binner 1.500 millones de pesos en caja, las cuentas ordenadas y previstas y con muchas obras importantes para inagurar. Ahora les toca gobernar y cumplir con la promesa de aires de cambio de la campaña electoral y que fue acompañada con el voto mayoritario de los santafesinos.

*Diputado provincial PJ

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.