OPINIóN › SIETE DIAS EN LA CIUDAD

Una Semana Santa para recordar

Muchos días feriados acumulados parecían aletargarse en Rosario donde quedaba poca gente. Pero una larga marcha por el conflicto de los medios y la agenda política que no se tomó vacaciones pusieron en marcha a mucha gente más que los fieles que fueron por la bendición del Padre Ignacio.

 Por Leo Ricciardino

Cita en Olivos

Mañana el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, será uno de los mandatarios que recibirá la presidenta Cristina Fernández para continuar con la serie de reuniones destinadas a hallar un consenso amplio alrededor de una nueva coparticipación en la Argentina. Es cierto que las citas del Ejecutivo fueron disparadas más que nada por la embestida opositora con la modificación del impuesto al cheque que dejaría a la Nación sin unos 18 mil millones de pesos anuales. Pero siempre las transformaciones se han dado en el marco de disputas políticas intensas, si no basta mirar la propia reforma constitucional de 1994 que surgió por el interés de Carlos Menem en su reelección, pero que dejó institutos saludables para la democracia. Entre ellos, la necesidad de fijar una nueva ley de coparticipación nacional.

Hay que decir que las provincias muchas veces reproducen hacia su interior el mismo esquema por el que reclaman a la Nación. ¿No es acaso la misma proporción de 70 y 30 por ciento que se utiliza en Santa Fe para distribuir el Fondo Sojero? ¿No pedían los intendentes santafesinos un reparto 50 y 50 para esos casi 600 millones de pesos? Las necesidades siempre son las mismas y así como el gobernador quiere dinero para obras, también lo quiere el intendente o el presidente comunal del último pueblo del territorio y también el presidente para obras nacionales. Esto no quiere decir que haya que olvidar el debate por los fondos que es crucial, pero no dramático. Se repite en el mundo entero; si no habría que invitar a visitar los sitios de los diarios españoles donde aparecen los reclamos regionales más duros de Catalunya al gobierno central o del País Vasco para el desarrollo industrial dentro de sus límites.

Ahora hay una propuesta del gobernador salteño Urtubey que utiliza distintas fórmulas de orden social e infraestructural para el reaparto que, por lo menos, merece algo de atención de parte de sus colegas antes de echar mano a lo primero que ven, en este caso un tributo regresivo como el del impuesto al cheque.

Boleto

El intendente Miguel Lifschitz parece estar un poco más cerca de su objetivo de modificar la tarifa del transporte urbano de pasajeros y así evitar el quebranto del sistema ante los subsidios nacionales que nunca llegan. Y en este punto sí que hay una clara ofensa al federalismo cuando se ve que un colectivo de Capital Federal recibe casi tres veces más dinero subsidiado que uno del interior.

En el Concejo rosarino, donde la propuesta del intendente encontró una dura resistencia, empezaron las conversaciones que le pueden dar al titular del Ejecutivo local los instrumentos para lograr la suba. Lifschitz no sólo se enfrenta a la situación de tener que sostener los servicios básicos sino que debe afrontar un relanzamiento de su gestión en los últimos años de su segundo mandato ya que, lo han marcado encuestas recientes, su imagen se ha ido deteriorando. Pero más que nada es producto de la escasez de recursos para hacer frente hasta las tareas más sencillas. No hay otra manera de explicar el irrazonable plazo que está demandando el más mínimo trabajo de bacheo de una ciudad que en otros rubros planifica a gran escala.

Semana Santa

Esta Semana Santa que pasó no será fácil de olvidar para muchos. Menos para un gremio como el nuestro -el de los periodistas donde por las diversas funciones, las altas dosis de vanidad y los intereses individuales muchas veces se hace difícil la solidaridad; se han dado sobradas muestras de unidad y eso enorgullece. Quizás la cercanía con los compañeros gráficos, los muchachos operadores de radio de Aatrac, los administrativos de medios del Sutep y las claras voces de los trabajadores que nuclea la Sociedad Argentina de Locutores; hayan contribuido a la conciencia. Eso y el cálido recibimiento de las otras organizaciones y de la gente de Rosario en general, reconforta tanto como caminar muy cerca unos de otros por las calles para no estar tan solos frente al conflicto desatado en las radios LT8 y LT3 así como en el diario La Capital. Estamos muy acostumbrados a dar cobertura a otros conflictos, pero escondemos los nuestros. A veces por pudor, otras por temor y hasta en algunas ocasiones por dar tantos rodeos para reconocernos como lo que somos, trabajadores.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.