OPINIóN › SIETE DíAS EN LA CIUDAD

Ahora los bólidos de la política

El Dakar ya pasó pero fue uno de los hechos políticos más resonantes para Rosario en los últimos tiempos. No alcanzó para tapar el "lado oscuro" de la ciudad, pero demostró que también hay otras cosas en qué pensar y proyectar. El rally que se viene es el que ya van a comenzar precandidatos con aspiraciones en todos los partidos políticos.

 Por Leo Ricciardino

La intendente Mónica Fein lo caracterizó con justeza esta semana: El Dakar no llegó para "salvar" a la ciudad, pero tampoco Rosario puede resignarse a vivir sólo los malos momentos derivados de las crisis sociales, la falta de energía, la escasés de agua y los asesinatos a plena luz del día producto de la narcocriminalidad y también de otras causas más complejas. Lo dijo con una figura la mandataria. "Como una madre que intenta bajarle la temperatura a su hijo cuando tiene 40 de fiebre, pero al mismo tiempo piensa en que debe volver a la escuela, completar un proceso educativo, jugar con sus amigos y tener proyectos para el futuro".

Así parece haberlo interpretado también el rosarino medio que se volcó masivamente a disfrutar de las máquinas y los pilotos de este "espectáculo capitalista" como lo calificó el dirigente del PTS Octavio Crivaro. Y también es correcto que un hombre de izquierda piense en si el Estado debe poner recursos a favor de una competencia en la que para ingresar se requiere de dinero y sponsors. Como es absolutamente lógico que las organizaciones ecologistas le hayan dicho "No al Dakar". Porque por algo ha sido expulsado de los países centrales, porque contamina escenarios naturales y prácticamente vírgenes, porque quema millones de litros de combustible en cada edición. De eso se trata la democracia, también. De la multiplicidad de voces. Lo que a veces le cuesta a algunos es escucharlas a todas juntas sin descalificar a ninguna. La costumbre del debate es muy distinta al vicio de la discordia constante. Hay que entenderlo y entrenarlo.

Para el Estado -en todos sus niveles- fue un hecho político. Por eso la Nación puso 70 millones de pesos para reformar la avenida Belgrano y hacer los baños del Monumento a la Bandera que se planificaron por años. Por eso la provincia destinó todos sus esfuerzos a cubrir la seguridad del evento. Por eso el municipio no dudó en poner los coches más modernos y con aire acondicionado de la Semtur al servicio de los traslados. Porque habría cientos de miles de personas en la largada simbólica y millones viéndolo por televisión. Por eso llegaron hasta Rosario el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich y los secretarios de Seguridad, Sergio Berni y de Transporte, Alejandro Ramos. Por eso estuvo en el palco (y hasta se puso una gorrita) el gobernador Antonio Bonfatti con algunos de sus ministros; de ahí la presencia constante de la intendenta Fein y sus secretarios. Nadie puede desconocer el impacto político y económico del Dakar.

Esta semana será para retomar la rutina de enero. Con altas temperaturas nuevamente, seguramente con problemas en el servicio que presta la EPE y, no sería descabellado, con alguna que otra noticia policial destacada. Lamentablemente.

En ese marco es impactante la información a la que accedió en forma exclusiva Rosario/12 y publicó en su edición del domingo y que hoy vuelve a desplegar en sus páginas. Que tres policías santafesinos se hayan arriesgado a allanar sin una orden la casa del country de Pilar en la que vivían Luis Medina y Justina Castelli Pérez -asesinados a balazos en el acceso sur de Rosario-, es de una temeridad y audacia difíciles de empatar. Los tres agentes de la División Judiciales de la Policía de Rosario fueron detenidos por la bonaerense en la puerta del country de Pilar a la que pretendían ingresar. La jueza a cargo de la investigación de estos crímenes (ya nadie duda, vinculados a la narcocriminalidad), Alejandra Rodenas ordenó después oficialmente esos allanamientos. Cuáles podrían ser los motivos de adelantarse a esa requisa oficial si no fuera la urgente necesidad de encontrar "algo" comprometedor en ese domicilio?. Qué podría ser tan importante como para arriesgarse a que tres policías quedaran detenidos por "abuso de autoridad" como sucedió?. Las respuestas podrían ser muchísimas y este nuevo escándalo supera la polémica por la pericia sobre la notebook de Medina que finalmente la magistrada a cargo puso en debida custodia.

Sordos ruidos.

Aquellos que sostienen que para el 2015 falta una eternidad y que no hay que apresurarse con los análisis políticos, no están del todo en lo cierto. Es más, muchos de los que sostienen esto para afuera no paran de moverse para adentro. Ahí están todos los candidatos peronistas con afiches y presencia en la costa Atlántica, para que sería si en 2014 no hay ningún tipo de elección?. Ahí esta el Frente Amplio Progresista lidiando con las aspiraciones radicales de llevar a sus propios candidatos aunque sin romper del todo la coalición. Y está Hermes Binner sin parar de viajar por todo el país llevando el mensaje de una posibilidad no peronista para el futuro. Nadie se queda quieto, por más que jueguen por momentos a las estatuas. Ahí está el kirchnerismo moviendo sus piezas, con la presidenta que sale y entra en la escena recordando que por más que no se la vea tan seguido su centralidad política no sido alterada.

En Santa Fe las cosas no están más calmas. Muchos dirigentes están de vacaciones pero con los celulares encendidos porque este será un año de recorrida. Una especie de Dakar político a través de kilómetros y kilómetros por la extensa Santa Fe. En ese plan está Omar Perotti, el ex intendente de Rafaela y diputado nacional que fue de los primeros en anunciar que juega. Por supuesto, no será el único en el atomizado escenario del peronismo santafesino, pero tomó la delantera.

También el vicegobernador Jorge Henn que ya avisó que hay sectores del radicalismo que tienen la intención de impulsar candidato propio arriba, sin romper con el Frente. Y finalmente el Partido Socialista que produjo en estos días una definición contundente aunque no necesariamente inalterable: Miguel Lifschitz volvió a ver sus acciones en alza después de que el ministro de Gobierno Rubén Galassi anunciara públicamente que no sería candidato a gobernador e impulsara al ex intendente.

Difícilmente lo reconozca públicamente, pero Lifschitz le debe en parte esta situación a las contundentes declaraciones que el senador nacional Rubén Giustiniani hizo a este diario cuando anunció: "Vamos a internas con candidatos de nuestro sector en todas las categorías. En el 2015 vamos a estar en la cancha", sentenció a sabiendas de que él y su sector tienen muy poco para perder después del desafío de 2011 al propio Binner. Giustiniani es el único que propone la interna como un método sano de selección de candidatos. Binner, Bonfatti y Lifschitz piensan lo contrario: Creen que esta situación debilita al PS en su conjunto. Otros creen que en realidad, lo que asusta no son las internas sino abrir tanto el escenario de decisión.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.