OPINIóN

Barrios de Pie

 Por Julio López *

Con sorpresa pudimos ver en las crónicas del acto del Socialismo palabras del intendente Lifschitz que según un matutino de Rosario estarían relacionadas con las críticas que desde Barrios de Pie venimos realizando hace tiempo sobre el Plan Hábitat.

Parece desprenderse de sus palabras que quienes criticamos la entrega de viviendas en malas condiciones y las divisiones generadas en el barrio por las relocalizaciones y la falta de participación, estaríamos a favor del clientelismo político. Tal vez debamos recordarle al señor Intendente la cantidad de veces que desde nuestra organización nos hemos visto obligados a mediar ante estallidos sociales de distinto tenor. Casos en los que los funcionarios municipales no fueron capaces de resolver las situaciones de crisis, y sólo como último recurso recurrieron a una organización social que por estar asentada en el lugar, tiene directa relación con los vecinos. Se pueden citar como ejemplo cuando pretendieron entrar a Villa Corrientes con las topadoras en el marco del Plan Hábitat, donde tuvimos que mediar para encontrar una salida digna.

Probablemente haya que recordarle también que nuestras huertas comunitarias permanentemente son puestas de ejemplo en el país y el exterior por su gestión y la anterior, aunque no siempre mencionen quién las lleva adelante. Desde Barrios de Pie siempre hemos trabajado para que Rosario y sus habitantes estén cada vez mejor, especialmente los más necesitados. Siempre hemos puesto el pecho y el hombro hecho en cada momento crítico de esta ciudad y de nuestro país, también con nuestro trabajo permanente de organización y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente fuera de los boulevares de Rosario no parece estar la prioridad de esta gestión, y la falta de voluntad de coordinación con las organizaciones sociales es sólo una muestra más de ello.

Entendemos que este exabrupto está inscripto en el marco de campaña electoral que envolvió al acto, y que ha llevado al Diputado Binner a considerar el colmo de la democracia un Presupuesto en el que menos del 6% de su monto es Participativo, y que tiene serias denuncias de falta de transparencia en su funcionamiento y ejecución. Parece por lo menos poco autocrítico hablar de asistencialismo y pedir distribución de la riqueza, cuando se gestiona una ciudad donde conviven la extrema pobreza y la abundancia sin límites, al tiempo que se critican las retenciones que son un impuesto concreto a las grandes ganancias.

* Coordinador Provincial de Barrios de Pie

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.