ECONOMíA › CARLOS HELLER EXPLICA LOS FUNDAMENTOS DE SU PROYECTO DE LEY DE SERVICIOS FINANCIEROS.

"La actividad financiera es un derecho"

El diputado nacional pasó por Rosario para dar una conferencia sobre la iniciativa que se analiza en el Congreso Nacional. Para Heller es necesario orientar el crédito hacia las pymes. Se crea la Defensoría del Usuario de Servicios Financieros.

 Por Leo Ricciardino

"La experiencia nos mostró que cuando se interrumpe el servicio financiero es como si se apagara la luz. Todos vimos lo que pasó en este país cuando eso sucedió". De esta manera el diputado nacional Carlos Heller (Nuevo Encuentro Popular y Solidario), intenta demostrar por qué es necesario impulsar en el parlamento argentino una Ley de Servicios Financieros. Para explicar los fundamentos de su proyecto, Heller -ex presidente de Boca Juniors y titular del Banco Credicoop-, llegó a Rosario para disertar invitado por el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos y la Universidad Nacional de Rosario. Más grafico aún, el diputado le dijo a Rosario/12 que "la actividad financiera es algo tan importante que no puede dejarse en manos del mercado".

Básicamente, el proyecto de Ley de Servicios Financieros define a la actividad financiera como a un servicio público, y "se concibe a la ley a partir de las necesidades de los usuarios y no de las entidades financieras", según se señala entre los considerandos. Además, plantea la orientación del crédito hacia las micro, pequeñas y medianas empresas y la regulación de tasa de interés activas. Establece los servicios esenciales dirigidos a los sectores de menos ingresos de la población con un nivel máximo de comisiones y en algunos casos sin comisión alguna. También crea la Defensoría del Usuario de Servicios Financieros en el ámbito del Banco Central de la República Argentina.

Sobre uno de los ejes fundamentales del proyecto, el de considerar a la actividad financiera como a un servicio público, el diputado Heller opinó que "la experiencia nos mostró que cuando se interrumpe el servicio financiero es como si se apagara la luz. Ya todos vimos lo que pasó en la Argentina cuando se interrumpió el funcionamiento del servicio financiero. La afectación del conjunto de la sociedad es muy grande, por eso nosotros partimos de decir que esto es algo tan importante que no puede dejarse en manos del mercado". Y aseguró que "el desarrollo de la vida moderna lo ha convertido en un servicio público como los otros. Servicio público no quiere decir que debe ser prestado exclusivamente por prestadores públicos, ni que debe ser gratuito", aclaró.

Para Heller, la consideración de la actividad como un servicio público "apunta a señalar que el servicio o la actividad financiera es un derecho. Que debe ser brindado de manera que todos tengan posibilidad de acceso y teniendo en cuenta regulaciones que hagan que sea útil para todos. Todo el desarrollo de la ley responde a esa idea de que sea un servicio público. De ahí deriva el tema de las sucursales, no puede ser que un banco se instale sólo en los grandes centros urbanos. Las pequeñas poblaciones deben tener derecho de acceder en su lugar al servicio financiero".

Sobre los créditos, el diputado nacional expresó que "los bancos no prestan la plata de los bancos, prestan la plata de los depositantes. Y para prestar la plata de los depositantes previamente obtienen una autorización para captar depósitos. Y esa autorización implica un cierto aval de confianza. Bueno, eso trae aparejado un conjunto de obligaciones y esas obligaciones deben estar reguladas desde la idea de que es un servicio público".

Uno de los aspectos fundamentales del proyecto de ley pasa por la orientación del crédito. Para argumentar en favor de esa orientación crediticia, Heller da algunas cifras. "Por ejemplo: Del total de créditos que recibieron las pymes argentinas el año pasado; el 35 por ciento lo recibieron del Banco Credicoop, siendo que el Credicoop es el 5 por ciento del sistema, entonces hay una clara desproporción. El Credicoop no necesita una norma que lo obligue a prestarle a las pymes porque eso ya está en la esencia del banco y con estos números está más que demostrado. Pero es claro que para los otros bancos tiene que haber una regulación. Y el Credicoop es la mejor demostración de que nadie se va a fundir por prestarle a las pymes".

Otro capítulo, el proyecto lo dedica a diferenciar las entidades nacionales de las extranjeras. En ese sentido, se incorpora una definición precisa: Aquella que tenga más de un 30 por ciento de capital de origen extranjero, será considerada como banca extranjera. Para ese rubro se incorporan criterios más restrictivos para su actuación en el sistema financiero nacional. Se otorga al Poder Ejecutivo Nacional la facultad de autorización para el funcionamiento de nuevas entidades de capital extranjero.

-¿Cree que esta ley en un futuro puede actuar generando una mayor bancarización en el país?- se le preguntó a Heller.

-Bueno, por sí sola quizás no. Hay que tener en cuenta que la informalidad laboral en la Argentina sigue siendo un problema muy grande, se discute si es del 33 o el 37 por ciento, pero es evidente que un tercio de la población del país está en la informalidad. Y dentro del trabajo formal hay mucha gente que cobra un porcentaje en blanco y otro muy alto en negro, entonces acá hay un tema de la informalidad de la economía y de las prácticas de la economía que no se resuelven exclusivamente del lado de la bancarización. De todas maneras, nosotros en el proyecto incluimos un capítulo de lo que llamamos el servicio básico que todos los bancos estarán obligados a dar, donde esté lo que necesita cada ciudadano básicamente para poder operar con un banco que deberá ser o gratis o a un costo muy bajo que establecerá el Banco Central. Todavía hoy nosotros tenemos muchísima gente que va al banco, hace la cola y se quiere llevar la boleta del impuesto o servicio sellada. Porque tiene el viejo recuerdo de que después le venía un reclamo y que si no tenía el comprobante con el sello, tenía problemas.

-¿Cómo debe ser el acceso al crédito según este proyecto de ley?

-Lo que se pretende es revertir la orientación del crédito. Porque hoy si a un banco no le pone una norma, la entidad entre darle crédito a alguien que quiere comprar un LCD y otro que quiere comprar un torno; le presta siempre al primero porque puede cobrarle una tasa más alta. Por eso establecemos que más del 40 por ciento de la cartera para créditos tiene que ir orientado a las pymes y a los créditos para la vivienda familiar. Para que sea una obligación para los bancos que una porción de la cartera deba ir en esa dirección.

-¿Entiende que Mercedes Marcò del Pont va a continuar al frente del Banco Central?

-Es alguien que conozco, estimo y valoro. Me parece una excelente presidente del Banco Central. Pero desde luego que en septiembre tiene un tema por delante que es su pliego y otra vez la discusión que se va a generar alrededor de eso. Ojalá que Mercedes Marcó del Pont pueda seguir y ahora sí con un mandato de seis años.

-¿Cuán apoyado se siente por el Ejecutivo para llevar adelante esta reforma?

-Este es un proyecto que nace desde mi diputación que después lo hacen suyo los legisladores del bloque Nuevo Encuentro Propular y Solidario que yo integro con Martín Sabbatella, Jorge Rivas, Ariel Basteiro, Vilma Ibarra y Nélida Belouse; que somos los autores originales de esta iniciativa. Y esa iniciativa no tiene la bendición de nadie y nosotros tratamos de difundirlo, convencer y aspiramos a que el bloque oficialista lo apoye. Pero hasta ahora no hemos iniciado diálogo formal con otros bloque buscando apoyo. Estamos en la etapa de instalar esta ley en la sociedad- concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Para Heller, "la actividad financiera es tan importante que no puede dejarse en manos del mercado".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.