UNIVERSIDAD › CAMPAñA PARA "DESMASCOTIZAR" ANIMALES SILVESTRES QUE FUERON ADOPTADOS ILEGALMENTE

Una gran amenaza a la biodiversidad

La campaña es impulsada desde la Cátedra
Libre de Fauna Silvestre de la Facultad
de Ciencias Veterinarias de la UNR.

 Por Diego Angel Beccani

"Si no hay demanda, no hay oferta". La consigna es simple, pero la tarea es compleja. Según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza, el tráfico ilegal de animales silvestres mueve 180 mil millones de dólares al año, lo que lo convierte en uno de los negocios ilícitos más rentables a nivel mundial. Sin embargo, el dinero no es lo que más preocupa al interior de la comunidad veterinaria: sólo 1 de cada 10 animales traficados llega con vida al lugar de comercialización.

"Como no tenemos poder de policía, ideamos una campaña a través de la educación en instituciones de todos los niveles, desde jardín de infantes hasta el secundario. Pretendemos alcanzar a no menos de 3 mil estudiantes de Rosario y Casilda para que se conviertan en multiplicadores del mensaje, concientizando a los demás sobre un tema harto importante del que no se suele tener noción", cuenta Claudia Nigro, titular de la Cátedra Libre de Fauna Silvestre de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y directora de la Campaña para desmascotizar los animales silvestres.

En Argentina y en tantos otros países existe la costumbre ilegal de comprar ejemplares silvestres como loros, reptiles y monos debido a su exotismo y hábitos de conducta. Lo cierto es que estos animales provenientes de la fauna silvestre cuentan con una legislación nacional que protege su conservación en ámbitos naturales (Ley Nº 22.421). "Sólo están permitidos aquellos que provengan de criaderos autorizados por los organismos nacionales y provinciales correspondientes, con su respectiva documentación que dé cuenta de su origen legal", aclara la bióloga Florencia David, codirectora de la campaña.

La académica integra el equipo docente de la cátedra y en los últimos años ha orientado su investigación hacia la biología de la conservación. Para la especialista, es importante distinguir en primer lugar que el animal doméstico de compañía, como el perro y el gato, "está moldeado genéticamente por el hombre para que logre convivir en el hogar con el fin de satisfacer sus necesidades de afecto". Y, por el contrario, los animales silvestres "tienen una independencia evolutiva que los imposibilita a ser capaces de cubrir esas necesidades".

"Cuando son extraídos de la naturaleza y llevados a un hogar se inmunodeprimen y se estresan. La situación de cautiverio puede enfermar al animal, lo que da lugar al mismo riesgo potencial para el ser humano. El caso más común de zoonosis es la psitacosis, una enfermedad que transmiten los psitácidos como el loro. Mientras que los reptiles (iguanas, serpientes, tortugas) pueden transmitir salmonelosis", explica David, quien considera que la falta de información en este aspecto es alarmante.

Por otro lado, la docente alerta sobre los "requerimientos reales" de los animales silvestres, dado que "hay un gran desconocimiento" por parte de las personas en cuanto a su cuidado y manutención. "Generalmente se los alimenta de manera incorrecta, ignorando las necesidades del animal", sostiene, tras lo cual agrega: "Es común ver que se les dé comida que sea fácil de suministrar y conveniente al bolsillo: lechuga a la tortuga y semillas de girasol al loro".

En ese sentido, asegura David, no es posible suplir las necesidades alimenticias de una especie silvestre cuando se encuentra en situación de cautiverio. La ingesta de alimentos del animal es variada y guarda una importante correlación con la época del año y el ciclo reproductivo. La tortuga, por ejemplo, "tiene una dieta amplia de hojas verdes, zapallitos, frutas, plantas silvestres como el cactus y la maleza, entre otras".

La docente es más que gráfica al afirmar que "para la dureza de su caparazón es sumamente importante el calcio que obtienen de las conchas de los caracoles, lo que posteriormente va a cubrir los huevos en el caso de las hembras. El déficit de minerales puede derivar en diferentes patologías propias del cautiverio como la retención de huevos y el ablandamiento del caparazón".

La Campaña para desmascotizar los animales silvestres, a la cual se puede acceder en Facebook mediante el mismo nombre, expone que sólo uno de cada diez animales traficados llega con vida al lugar de comercialización ilegal. David encuentra la explicación en las malas condiciones de transporte a las que son sometidos. "Los traficantes son conscientes de que la actividad está prohibida, por lo que esconden los animales en cajas de tetrabrik o en frascos de plástico y como son transportados por cientos de kilómetros sin agua y comida, sólo un 10 por ciento llega a destino", revela.

Es por ello, sostiene la académica, "la tasa de extracción tiene que ser muy alta para que llegue una cantidad que sea rentable". Y es que el tráfico ilegal de animales silvestres se ubica en el cuarto puesto de los negocios ilícitos más lucrativos, detrás del narcotráfico, la venta de armas y la trata de personas. "Los animales, que vienen del norte argentino, la zona más rica en biodiversidad, son exportados a Europa y de esa manera se quintuplica su valor", precisa.

¿Cómo proceder para denunciar la tenencia domiciliaria ilegal? Hay que comunicarse con la Dirección de Fauna Provincial (puede ser de forma anónima), de manera que las autoridades correspondientes, ya sea la policía o los guardafaunas honorarios de Santa Fe, se dirijan al domicilio indicado en las denuncias y efectúen el decomiso de los animales. "Muchas veces, los animales traficados no pueden ser liberados porque se desconoce su origen; además, podrían portar alguna enfermedad que se transmitiese a las poblaciones silvestres", agrega. "Están ecológicamente muertos porque no pueden volver a la naturaleza", concluye.

Compartir: 

Twitter
 

Claudia Nigro, titular de la Cátedra Libre de Fauna Silvestre de Ciencias Veterinarias.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.