CIUDAD

Castells demolió los muelles de la costa, tras hallar a Carlitos

Prefectura encontró el cuerpo del adolescente que se ahogó el sábado. Como se había anticipado, el Movimiento de Jubilados y Desocupados derribó los puentes para evitar nuevas tragedias.

Militantes del Movimiento de Jubilados y Desocupados que lidera Raúl Castells derribaron ayer dos puentes sobre el río Paraná, tras el hallazgo del cuerpo de Carlitos, el chico de 14 años que se ahogó el sábado pasado cuando jugaba en los muelles de la barranca, a la altura de Moreno. El dirigente cumplió con su palabra. Luego de acampar durante estos días en la costa rosarina, mientras Prefectura rastrillaba en busca del cadáver, los militantes tiraron abajo las estructuras de hierro existentes en la zona. Al mismo tiempo, desde el municipio advirtieron que comprendían el contenido simbólico de la medida, pero no lo volverían a permitir.

A la par que demolía la precaria estructura de hierro con sus propias manos, Castells pidió precaución a los navegantes y pescadores ya que los dos puentes derribados quedaron flotando en el río, y podrían resultar peligrosas. "Le avisamos a Prefectura que saque esos puentes porque no queremos que le pase nada a nadie", concluyó.

El cadáver de Carlos Fernández, Carlitos, fue encontrado ayer a la mañana por personal de Prefectura, a la altura de la calle Presidente Roca, en uno de los clubes de pesca. El niño había caído al río Paraná el sábado, cuando jugaba en los muelles ubicados a la altura de la calle Moreno, en el marco de un Encuentro de la agrupación piquetera que se realizó el fin de semana en Rosario.

Según fuentes de Prefectura Rosario, el cuerpo fue encontrado 400 metros agua abajo del lugar del accidente, contenido entre los tirantes de uno de los clubes de pesca. Un guardacosta que rastrillaba la zona dio con el cuerpo del menor minutos antes de las 6 de la mañana de este viernes. Una vez retirado de las aguas, el cuerpo fue trasladado por personal del Sies hasta el Instituto Médico Legal donde los padres lo reconocieron antes de la autopsia. Una vez terminados los procedimientos legales, el cadáver fue entregado a los familiares.

Tras el hallazgo, y tal como lo habían prometido, familiares y amigos, encabezados por Castells derribaron con sus propias manos los dos puentes de hierro a través del cual se accede al agua en esa zona. También bloquearon una tercera estructura impidiendo el acceso. "Tiramos los dos puentes para que ya nadie pueda llegar hasta acá", señaló Castells y preguntó: "¿Nosotros tenemos que hacer esto, somos nosotros los que tenemos que tomar medidas de seguridad para que no siga muriendo gente?", lanzó.

Mientras tanto, el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Horacio Ghirardi, salió a responder a la actitud del movimiento de Castells. Dijo que aceptaban el derrumbe de estas estructuras pero no se permitirá la misma acción de aquí en adelante. "Esto se va a aceptar como símbolo de contención para los familiares del chico", explicó el funcionario.

De todas maneras, Ghirardi aclaró que en las próximas semanas el municipio "va a quitar todas las estructuras en el marco de la reconversión de la costa central" y agregó: "Estamos trabajando con personal de Defensa Civil y de la Guardia Urbana en la zona para tratar de contener a los familiares del menor", dijo Ghirardi.

Antes del hallazgo, el padre del joven, Carlos Fernández, de 33 años, quien vive al sur del Gran Buenos Aires, llegó a arrojarse al agua, desesperado por encontrar a su hijo, y hasta juntó dinero para comprar un bote. Desde 2001 al sábado pasado, en ese lugar se ahogaron cuatro jóvenes.

Compartir: 

Twitter
 

Con la demolición, los militantes sociales lanzaron hierros que quedaron flotando en el río. La Municipalidad derribará todas las estructuras para renovar la costa central.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.