CIUDAD

Para que la sociedad conozca todo el horror

 Por Marta Bertolino *

Hace poco más de una semana que el fiscal federal a cargo de la Unidad Fiscal de Asistencia de Derechos Humanos en la jurisdicción de la Cámara Federal de Rosario, Ricardo Moisés Vásquez, formuló el requerimiento de elevación a juicio oral y público de una parte del sumario denominado "Feced y otros s/ Privación ilegal de la libertad, aplicación de tormentos y homicidio". Delitos éstos a los que más tarde se agregara el de asociación ilícita. Se trata de las actuaciones judiciales más conocidas como "causa Feced". Con este importante paso se completa el trámite procesal que comenzara hace ya más de 20 años ﷓más precisamente en enero de 1984﷓ en los tribunales provinciales. Una misma y profunda convicción recorre de punta a punta los voluminosos expedientes acumulados y estas dos décadas y media de paciente espera: el compromiso activo e irrenunciable de poner en juego la verdad de todo lo ocurrido, para que haya por fin juicio y castigo a los responsables de los crímenes más atroces cometidos por el Estado argentino a lo largo de su historia.

El centro de detención clandestino y exterminio donde se perpetraron los delitos de lesa humanidad que pronto serán juzgados estaba situado en la esquina de Dorrego y San Lorenzo, pleno centro de la ciudad de Rosario. Allí funcionaba el Servicio de Informaciones de la ex Jefatura de Policía de la Provincia de Santa Fe, bajo el mando del comandante Agustín Feced, interventor militar de la policía, a quien la causa debe su nombre. Los sobrevivientes de ese centro de exterminio denunciaron desde los albores mismos de la democracia los crímenes de los que habían sido testigos y/o víctimas, y reclamaron justicia.

La impunidad, sostenida entre otras cosas por las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, impidió durante muchos años proseguir las investigaciones y condenar a los culpables. Ahora, solicitada la elevación a juicio por parte de la Fiscalía, sólo resta que las defensas de los imputados que serán enjuiciados en esta primera audiencia tengan la posibilidad de responder a las requisitorias. A la que formulara la querella a principios del año 2007 y a la recientemente formulada por la Unidad Fiscal. Una vez finalizada esta etapa, la Causa Feced se encontrará definitiva y finalmente radicada ante el Tribunal Oral.

Los imputados que serán sometidos a juicio oral y público en esta primera etapa son siete: Ramón Genaro Díaz Bessone; José Rubén Lofiego; Mario Alfredo Marcote; Ramón Rito Vergara; José Carlos Scortecchini; Ricardo Miguel Chomicki y Nilda Virginia Folch. Serán juzgados con relación a los hechos por los cuales fueron oportunamente procesados y que merecieron el fallo confirmatorio por parte de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario. Entre otras cosas, por haber tomado parte de una asociación ilícita integrada ﷓entre otros﷓ por Leopoldo Fortunato Galtieri, Carlos Alberto Ramírez, Carlos Agustín Feced, Raúl Haroldo Guzman Alfaro, Hugo Diógenes Sandoz, José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Marcote, José Carlos Scortecchini, Ramón Rito Vergara, Lucio César Nast, Carlos Ulpiano Altamirano, César Heriberto Peralta, organizada para cometer crímenes atroces contra nuestra sociedad.

Se trata del primer gran juicio que llega a audiencia pública en nuestro país. Los hechos por los que responderán los imputados involucran alrededor de un centenar de víctimas. La ciudad toda tendrá la oportunidad de conocer, con toda la extensión del horror, lo que ocurrió en pleno centro de Rosario. Desde ese enclave del terror donde no sólo se secuestraban personas, se las "desaparecía", se aplicaban tormentos inimaginables que repugnan la propia condición humana y se asesinaba sin piedad, sino que se organizaba y coordinaba con eficacia la maquinaria del terrorismo de Estado en todo Rosario y otros pueblos de la zona. Y donde ﷓como se desprende de las actuaciones judiciales﷓ militares, policías y gendarmes, con sus uniformados y su personal civil, con sus pactos de silencio y de sangre, y con la complicidad para nada desdeñable de muchos civiles, hicieron posible el fragmento rosarino del genocidio nacional.

Por eso resulta tan importante esta causa, por eso esperamos con ansia el tan reclamado juicio, oral y público, a partir del cual podremos empezar a pensar que la justicia finalmente va ocupando su lugar.

* Querellante en la causa Feced.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.