CIUDAD › BRUTAL GOLPIZA A UN PIBE QUE ESTABA DETENIDO EN EL IRAR

La pelea por las zapatillas

El chico, de 17 años, había sido trasladado al Irar por un supuesto robo. En uno de los pabellones fue golpeado duramente. Está internado en grave estado en el hospital Centenario. "El principal problema son los golpes en la cabeza", dijo su padre.

 Por José Maggi

Un menor de 17 años que estaba detenido en el Irar terminó internado en grave estado luego de recibir una feroz golpiza dentro de uno de los pabellones. El hecho ocurrió el lunes por la tarde, pero recién ayer trascendió. Lilian Echegoy, integrante de la Coordinadora de Trabajo Carcelario, culpó al Estado por este hecho violento e insistió en el cierre del Instituto. "El Estado es responsable en esto y hay una responsabilidad de aquellos que planificaron un programa para el Irar: tiene que haber una comisión de admisión para que examine en qué condiciones puede ingresar un menor a tal o cual pabellón". Y agregó: "Lo que ocurre es que el Irar se ha convertido en una cárcel más".

El padre del menor de 17 años, Raúl Acosta relató a Rosario/12 que el 27 de febrero su hijo fue detenido junto a otra persona por el Comando Radioeléctrico en Provincias Unidas y Cerrito, con la excusa de que estaba robando. "Sin embargo el gomero que estaba mirando desde enfrente, me dijo que los pibes no estaban cometiendo ningún delito, y me contó que los golpearon y los arrastraron, lo subieron al patrullero, y los llevaron a la comisaría 32. Allí también lo golpearon, y le inventaron tres causas por robo calificado, algo imposible porque había estado conmigo trabajando en Roldán como albañil hasta la una de la tarde. Lo que pasa es que en las comisarías le meten a los chicos cualquier causa: mi pibe no puede ir ni a tomar una Coca, porque lo agarran, lo cagan a palos y lo hacen hacerse cargo de cualquier cosa".

En cuanto a esta ultima detención Acosta relató que "el lunes tenían que ir a casa los asistentes sociales del Irar para hacer un informe ambiental, pero nadie apareció. Pero a las 11 de la noche llama Fabián Murcila, (el director del Irar), diciendo que el chico había tenido un accidente, y que estaba internado. Cuando llegamos al Centenario no lo podíamos reconocer al pibe, estaba golpeado por todos lados, no sé con que le habrán pegado".

"El principal problema son los golpes en la cabeza y los derrames que tiene, además del ojo derecho de donde le sale un hilo de sangre. Claudio está sedado y recién cuando se deshinche, van a ver las secuelas. Tiene golpes en la espalda, en el hombro, y tiene puesto oxígeno para respirar", agregó. Según le dijeron los médicos a la familia Acosta, el chico "está estable y hay expectativas de mejoría".

La madre del menor, Mariela Acosta, recordó a este diario que "el último domingo sus familiares lo visitamos y le llevamos un par de zapatillas y una radio". "Claudio lloraba, pero no nos decía nada, tampoco nos contó que tuviera un problema con algún otro pibe" agregó. La mujer reveló que su hijo "estaba en el pabellón C que es de buena conducta y el lunes lo pasaron al pabellón A. Ahí vino todo el problema, parece que por las zapatillas".

Su padre finalmente alertó que no iba a permitir que su hijo volviera al Irar detenido. "Yo del hospital me lo llevo directo a mi casa. No acepto otra cosas", remarcó dando por descontada la recuperación de su hijo, que en rigor hasta ayer era incierta.

Desde la CTC Echegoy pidió "hacer un replanteo de la política en cuanto a la dirección penal juvenil, que evidentemente está fallando y mucho. Incluso el mismo ministro Superti, quien en los primeros días de la gestión salió a plantear el cierre de esta institución que ya tiene una historia bastante negra porque sabemos que hubo muertes que implicaron que nosotros realicemos una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que está abierta y vamos agregando informes al gobierno argentino".

"Lo que vemos es que esta situación se está agravando cada vez más y una de las cuestiones es la doble administración de servicio penitenciario y civil, porque en realidad debe haber una muy buena coordinación para que esto (el Irar) funcione", apuntó.

Este nuevo caso está en manos del juzgado de Menores de 3ª Nominación en turno, a cargo de Carolina Hernández.

Compartir: 

Twitter
 

Los padres del menor golpeado, en la puerta del hospital Centenario.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared