CIUDAD › LIFSCHITZ DIO PRECISIONES SOBRE EL CóDIGO URBANO

Lo que no está en discusión

El intendente Miguel Lifschitz ratificó ayer que la aplicación del Código Urbano tal cual fue aprobado por el Concejo el año pasado no está en discusión. "Sería poco serio modificarlo sustancialmente", sostuvo el jefe comunal, saliendo al cruce del lobby constructor, tras lo cual reiteró que "el tema de la altura no es de forma sino de fondo y no se va a cambiar". De todos modos dijo estar dispuesto a "dialogar y tratar de encontrar soluciones en problemas de interés común".

En diálogo con LT8, el titular del Palacio de los Leones indicó que si bien no estuvo presente en la reunión del martes pasado con empresarios y profesionales de la construcción, se va "a sujetar a la opinión de los técnicos y también a la de los concejales, porque en definitiva cualquier modificación la tiene que aprobar el Concejo".

Consultado sobre si la idea de la intendencia era mantener el espíritu del Código Urbano o si había alguna posibilidad de discutir reformas estructurales, Lifschitz fue contundente: "En eso hemos sido claros, a pesar de alguna información periodística que ha sido parcial. Nuestra posición es la de respetar el Código Urbano tal como fue aprobado en su momento. Fue el fruto de una discusión muy larga entre profesionales, la universidad y los bloques del Concejo. Así que no sería serio que a menos de un año de haberse sancionado este Código estuviéramos modificándolo sustancialmente. Sí estamos dispuestos a analizar algunas otras cuestiones, que no se vinculan con el Código Urbano, que son cuestiones de procedimiento, que se pueden flexibilizar, que pueden ayudar a que algunos proyectos se pongan en marcha. Seguramente alguna propuesta vamos a hacer, pero en esos términos". Al respecto remarcó que "el tema altura es una cuestión de fondo y no está en discusión".

Lifschitz también relativizó el argumento de los empresarios, que plantean que lo que ofrece el municipio es insuficiente y que el nuevo Código provocará un impacto directo en la construcción. "Recién entró en vigencia (la nueva regulación) y sería apresurado estar detectando un impacto de la vigencia del nuevo Código. Es más, hoy hay numerosos proyectos que están aprobados por el viejo código y que aún no se han puesto en marcha. Sería muy poco prudente atribuirle a la vigencia de éste el impacto en la situación económica en la construcción. Creo que eso tiene más que ver con la realidad general, con la falta de confianza de los inversores, con la preocupación de lo que pasará con la economía argentina después de las elecciones del 28 de junio".

"Hay que tener un poco de paciencia y esperar que se acomoden las variables económicas y seguramente la actividad de la construcción va a seguir para adelante. Pero la mesa de diálogo quedó abierta y en aquellos temas donde se puedan encontrar soluciones compartidas las vamos a apoyar", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.