CIUDAD › LA MADRE NO DEJABA VER A LA HIJA CON EL PADRE

"Probation" para un "delito menor"

La madre de una niña de 8 años, quien no ve a su papá desde hace cuatro años y medio por impedimento de su progenitora, tuvo como condena una probation porque el juez lo consideró "un delito menor". El abogado del padre de la pequeña, Sergio Perrune, tras tomar conocimiento de la resolución judicial, reclamó que el juez correccional Osvaldo Núñez Cartele debería haber definido "un fallo ejemplificador", ante la cantidad de pruebas presentadas contra la mujer. Además, hubo acusaciones cruzadas sobre un supuesto abuso sexual a la niña y supresión de su identidad. La fiscal apelaría la resolución. El letrado aduce que a partir de ahora, "todo el trabajo se tiene que volver a hacer, porque este padre seguirá sin ver a su hija, ahora que el juez no hizo lo que debería: allanar todos los caminos para permitir el contacto, como dice la ley 2.470".

Según indicó Perrune a Rosario/12, cuando estaban todas las pruebas para condenar a la madre de la nena por "impedimento de contacto" y comenzar un juicio por tenencia, ésta pidió la probation y se la otorgaron "habiendo pruebas de que no está bien psicológicamente: tiene cuadros de histeria", explicó Perrune. El trabajo comunitario consiste en colaborar dos veces por semana en una sede de Cáritas.

Según explicó el abogado del progenitor de la nena, la pareja estuvo "dos años" en esa relación y "cuando la mujer quedó embarazada comenzaron los problemas". Al poco tiempo de haber nacido la pequeña, que hoy tiene 8 años, se realizó un régimen de visitas para el padre, que podía verla los fines de semana. Sin embargo, "cada vez que el papá la iba a buscar, la madre le prohibía llevársela", según indicó Perrune. Además, durante estas negaciones a respetar el régimen de visitas, la madre denunció que la nena había sido abusada sexualmente por el padre, dato que tiempo después "se comprobó como incierto", pero hasta tanto se mantuvo la falta de contacto padre-hija. Tras esa situación, y la restitución de las visitas, la negación de la madre continuó, y el progenitor empezó a hacer denuncias semanales, porque cada vez que pretendía retirar a su hija, la mamá se negaba. De allí se realizaron 18 procesamientos en la causa.

Otro de los agravantes contra la madre, es que cuando la pequeña creció la mujer tramitó un nuevo DNI de la niña en el que figurara con el apellido materno, ya que el anterior tenía el apellido del padre.

Las pruebas fueron presentadas en el Juzgado de Instrucción 8ª, y de allí se derivó al Juzgado Correccional 9º, en el que "el juez no cumple con el allanamiento de caminos para que el padre acceda a ver a su hija".

El abogado explicó que la fiscal Adriana Camporini, solicitó previamente, que se haga un "fallo ejemplificador, y se opuso a la determinación de la probation", además, apelaría la resolución judicial. Según consideró el letrado, con esa determinación, el juez "se sacó la causa de encima y ahora la madre tiene luz verde para continuar con su accionar". Además, criticó que el magistrado lo considere un "delito menor": "No se considera menor que un padre no pueda ver a la hija", reclamó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.