CIUDAD › TRAS LA DENUNCIA DE ROSARIO/12 HACE 15 DíAS, SE VIENE LA INTERVENCIóN EN EL HOGAR DEL HUéRFANO DE ROSARIO.

En defensa de los chicos

Este diario había dado a conocer un informe institucional que destacaba situaciones de maltrato y sospechas de abuso por parte de un preceptor hacia adolescentes que allí se alojaban. El trabajo fue formulado por un equipo de profesionales de la institución. Ahora la Dirección Provincial de la Niñez, intervendrá en la institución para investigar las denuncias.

 Por Alicia Simeoni

Una comisión interdisciplinaria que designará la Dirección Provincial de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de la Segunda Circunscripción con sede en Rosario; actuará en el Hogar del Huérfano como "acompañamiento, veeduría o una suerte de intervención" para investigar los puntos contenidos en un informe institucional que por situaciones de maltrato y por sospechas de abuso por parte de un preceptor, hacia adolescentes que allí se alojaban, fue formulada por un equipo de profesionales de la institución. La decisión de esa instancia en la que participarán profesionales de distintas disciplinas fue tomada hacia el fin de la reunión a la que fueron citadas las integrantes de la comisión directiva de la Sociedad de Damas de Protección al Huérfano quienes concurrieron presididas por María Eugenia Saccone , y de la que participó la directora provincial Mónica Varetto y su par en la Municipalidad de Rosario, en el ámbito de Infancias y Familias, Daniel Catania. Esta comisión también tendrá el objetivo de impulsar la adecuación de la vida y las prácticas institucionales a la ley provincial Nº 12.967 de Promoción y Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. Sobre el Hogar del Huérfano hablaron con Rosario/12, y además de Catania, la psicóloga Silvia Lampugnani quien fue despedida tres años atrás de la institución por denunciar hechos de un tenor similar a los contenidos en la presentación realizada ante la Dirección Provincial la autoridad de aplicación de la citada ley , la diputada provincial del Partido SI, Alicia Gutiérrez, quien realizó un pedido de informes en ocasión del caso de Lampugnani, pedido que nunca fue respondido por el gobierno de Jorge Obeid, y la también psicóloga Marcela Lapenna de la Asociación Chicos que lo hizo en representación de las organizaciones de la sociedad civil que integran el Consejo Municipal de Promoción y Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

Daniel Catania, el director de Infancias y Familias de la Municipalidad participó de la reunión que el pasado 31 de marzo se mantuvo con las damas en las oficinas de la dirección provincial. Allí, con Mónica Varetto se escuchó la explicación acerca de la investigación decidida y encargada por la misma institución, y que llevó adelante el psicólogo Marcelo Longo, con la que no se pudo comprobar nada de aquello que se había denunciado y por lo que se pedía un seguimiento. Saccone, consultada telefónicamente, no respondió ninguna pregunta. Sólo expresó su enojo y gritó cuando se le mencionaron las presentaciones por maltrato y por la posible comisión del delito de abuso hacia adolescentes que estuvieron viviendo en el hogar. Tampoco respondió cuando esta cronista le preguntó por el despido, tres años atrás, de la psicóloga Silvia Lampugnani y negó la desvinculación de otras dos últimas profesionales, también psicólogas, en función de los pedidos de investigación que realizaban por los casos que después fueron incluidos en la presentación ante la dirección a cargo de Mónica Varetto. A pesar de no haber podido comprobar nada -tal los dichos y el informe presentado por las damas , el preceptor sobre quien está puesta la mirada por las sospechas de abuso, fue separado de su cargo y hoy está fuera de la institución. Al finalizar la reunión del 31 de marzo pasado se decidió el armado de una instancia interdisciplinaria para trabajar con la institución, no sólo en la investigación de los hechos sino en la preparación del personal para cambiar el paradigma de trabajo y pasar de considerar al niño o niña como un objeto para ubicarlo en el lugar que le corresponde, como sujeto de derechos. Daniel Catania señaló que "en teoría casi todos manifiestan su adhesión a la ley, pero en la realidad lo que se encuentra es que existen actitudes internas que tienen más que ver con la figura del patronato que con el contenido de la nueva legislación. Hay que saber de qué se trata la actual norma y también estar muy convencido porque en cualquier instancia, también en el Estado, hay quienes pueden quedarse atrapados por esa concepción sólo proteccionista y caritativa".

Chicos que no pueden elegir

Silvia Lampugnani fue despedida después de muchos años de trabajo en el Hogar, tal vez por esos años y por la tarea que realizaba, su testimonio adquiere una importancia fundamental. "Estos chicos que nunca tuvieron nada no están en condiciones de elegir" fue la respuesta que una de las "damas" dio al pedido de Lampugnani para que una niña concurriera a una escuela de artes. El citado es sólo un ejemplo de por qué ella explicó que el Hogar se puede pensar "como un entrecruzamiento de discursos y prácticas. La imperante, que es la que le dio origen se funda en la concepción de los niños como "objetos". Esta lógica intenta "rescatarlos" de las situaciones que vivieron o de sus condiciones sociales, suprimiéndolas, aumentando la distancia entre ellos y su medio, impidiendo toda posibilidad de que puedan hacer algo con ello". Si existe una descripción preocupante en el detalle de Lampugnani es que "para las autoridades de la institución no es importante rescatar la historia de los niños, ni trabajar con las familias. Este trabajo no sólo no es promovido sino que es muchas veces impedido por considerarlo inconducente, lo que no sólo lleva a abolir la historia de cada uno, sino que también invita al silencio como única respuesta, convirtiendo la situación en doblemente traumática".

La ex psicóloga del Hogar del Huérfano recordó que muchos de los niños y niñas que allí viven llegaron por decisiones judiciales tutelares o por haber sido víctimas de delitos cometidos por algún adulto contra su integridad. "Algunos no sólo se hicieron cargo de su vida hasta el momento de la institucionalización, sino que muchas veces fueron sostén del hogar, cuidaron de los más pequeños siendo aún pequeños, trabajaron y generaron estrategias de vida en medios adversos .. Ahora, están suspendidos de las decisiones de la comisión directiva del Hogar, los jueces, la Dirección de Niñez, sin conocer ni la causa ni el alcance de tales decisiones", sostuvo. Luego explicó que algunos de ellos no egresan a un ámbito familiar ni siquiera los fines de semana y que, por otra parte, la institución no tiene ningún proyecto o planificación que contemple la situación de niños y adolescentes respecto del "afuera": "no hay acompañamiento en salidas individuales, no hay suplencias familiares ni ningún trabajo que apunte a ello. El tiempo de encierro se estira hasta que la posibilidad de construir un proyecto propio se vuelve algo ajeno, lejano y la dependencia se cronifica así como la indefensión ante la arbitrariedad o el abuso".

La diputada Alicia Gutiérrez recibió en 2007 la denuncia de Lampugnani, que todavía trabajaba en el Hogar, "también por situaciones de maltrato, violencia y cuando además se había cometido un abuso por parte de un personal que en este último tiempo volvió a ser denunciado", dijo la legisladora del SI. Gutiérrez aclaró que quienes allí están alojados derivados por la Justicia, por el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia o por la Dirección de Infancias de la Municipalidad no son huérfanos sino sobre todo pobres; también que el no tener en cuenta el trabajo con el ámbito familiar hace que los hermanitos que allí están alojados no tengan casi contacto entre sí "lo que es perjudicial familiar y socialmente y responde a una lógica custodial que todavía existe en organismos estatales y en instituciones privadas, a pesar de haber sido derogada la ley del patronato", explicó. Gutiérrez recordó que en la ley nacional 20.061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que cumplió 5 años, se obliga a la autoridad de aplicación a instaurar un sistema de control sobre las políticas de trabajo, el cumplimiento de la ley y el personal que mantiene contacto con los niños y niñas alojados en las instituciones, a pesar de que el Hogar del Huérfano es una institución privada, pero los chicos no pertenecen a ese ámbito de lo privado y los fondos tampoco". La diputada del SI afirma que el Estado, en los niveles provincial y municipal, son los que financian la permanencia de esos niños en el Hogar del Huérfano, lo que hace que se pregunte "qué pasa con la Justicia que no controla la vida institucional, los lugares donde interna a los chicos y con qué frecuencia visita esos lugares". Alicia Gutiérrez calificó como "grave" la situación institucional y se preguntó ¿qué fiscal, de oficio, se puso a investigar la comisión de delitos que se denunciaron?. "Tal vez la Dirección Provincial de Promoción de Derechos debería realizar también la denuncia judicial".

Desde el Consejo Municipal de Promoción y Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes creado mediante Ordenanza Nº 8143 del 22 de Marzo de 2007, Marcela Lapenna señaló que "a pesar de cierta lentitud en el procedimiento entendemos que es auspicioso que se haya intervenido ante esta situación. Es necesario que los diferentes sectores asumamos el compromiso de ser parte en el cuidado de todos los niños y niñas. Una de las mayores preocupaciones en relación a esta denuncia tiene que ver con la falta de reacción, la tolerancia social, por no decir complicidad, ante imágenes tan fuertes como las que se relatan" en la nota de Rosario/12 de 15 días atrás sobre el tema.

"Que una empleada le introduzca la cabeza en un inodoro a una niña; que las lesiones hayan sido constatadas y no pase nada"Me pregunto si la actitud sería la misma, si quienes cometiesen estas acciones fuesen los padres, si el silencio o la reserva se mantendría de igual modo o si algunos medios hubiesen publicado con mayor detalle lo sucedido, aprovechando para reforzar los prejuicios que siguen sosteniendo este estado de cosas: confinar a los lugares más oscuros a los niños y niñas con más derechos vulnerados..." Y más adelante expresó: "Es imprescindible hacer el salto de la beneficencia a la restitución de derechos, es imprescindible profesionalizar la atención y contar con un equipo técnico comprometido con la infancia, que no dude al momento de saber de qué lado estar. El Estado no sólo esta obligado a velar porque no se violen los derechos de los niños/as allí alojados sino que tiene la misión de crear condiciones para que vivan vidas dignas y plenas" y "se necesitan instituciones que alojen a los niños y niñas respetando sus historias, apostando a la singularidad y a la construcción de lazos. En muchas oportunidades se requiere de una intervención como la internación para iniciar el proceso de acceso al ejercicio de los derechos y es necesario interrumpir escenas perversas donde los niños están siendo abusados o maltratados, lo siniestro es que esto vuelva a suceder en las instituciones que deberían estar protegiéndolos".

Compartir: 

Twitter
 

"Estos chicos que nunca tuvieron nada no están en condiciones de elegir", dijeron desde la Comisión de "damas".
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.