CIUDAD › EL GOBIERNO ANTE LOS HECHOS DE VIOLENCIA PROTAGONIZADOS POR HINCHAS DE CENTRAL

"Pudo haber sido peor"

Así lo remarcó el secretario de Seguridad, quien ayer lideró una reunión de urgencia del Comité de Prevención de la Violencia en el Deporte. Ghirardi además pidió "bajar los decibeles de los discursos públicos porque no hay clima ni para cargadas".

 Por Guillermo Zysman

Tras los severos incidentes del jueves que protagonizaron los hinchas de Central en su recorrida por el centro, el gobierno provincial convocó de urgencia al Comité de Prevención de la Violencia en el Deporte. Al término del cónclave, el secretario de Seguridad, Horacio Ghirardi se presentó ante la Justicia para que los jueces de turno "estén al tanto de lo que está ocurriendo y tomen las medidas preventivas que sean necesarias". Según el funcionario "los magistrados pueden por ejemplo ordenar la baja de sitios web o cuentas en redes sociales que inciten a la violencia o convoquen a marchas potencialmente peligrosas. Parece algo menor, pero a través de Internet se promovió la concentración del jueves que derivó en hechos lamentables". Además de acordar "bajar los decibeles de los discursos públicos porque no hay clima ni para cargadas", en la reunión de ayer se decidió postergar los partidos de las inferiores canayas y el clásico que se iba a jugar con Ñuls la semana próxima por la primera local de la rosarina.

La furia "canaya" del jueves por la noche dejó como saldo vidrios rotos, comercios agredidos, patrulleros y edificios dañados. Ante la crítica de los vecinos, Ghirardi defendió el accionar policial y justificó la decisión de no reprimir durante la recorrida desde el Monumento a Tribunales. "No hubo inacción de parte de la policía, sino una orden política de contener a los violentos porque reprimir ante una multitud hubiera resultado mucho más perjudicial. Hubo además cien detenidos, y tratamos en todo momento de preservar la vida de las personas, incluso la de los propios manifestantes violentos que estaban produciendo daños. La verdad es que pudo haber sido peor", admitió a Rosario/12.

El secretario de Seguridad aclaró que la policía local manejaba información en torno a la marcha, pero admitió que la convocatoria superó las proyecciones. "Una vez convocados seis mil o siete mil hinchas -siguió- es muy complejo manejar ese operativo de disuasión, de dispersión de la gente. En gran medida se logró porque más de cuatro mil personas volvieron a su casa después de estar en el Monumento, pero el resto se dirigió al estadio de Ñuls y ahí la policía debió actuar".

Por la tarde, Ghirardi encabezó una reunión de urgencia del comité de prevención de la violencia en el deporte. Participaron el vicepresidente de Ñuls, Claudio Martínez, el secretario del club, Pablo Morosano, el jefe de la Policía de Rosario, Marcelo Casajuz, el jefe de la fuerza a nivel provincial, Osvaldo Toledo, funcionarios municipales y representantes de la Asociación Rosarina de Fútbol. No concurrieron autoridades de Central ya que ninguno se presentó a la convocatoria. "Las personas que contactamos argumentaron no sentirse legitimadas para asumir la representatividad", explicó Ghirardi.

En el encuentro dirigentes y funcionarios acordaron suspender el clásico que se iba a jugar la semana próxima en la primera local, y desalentar todo tipo de convocatoria pública tanto de Central como de Ñuls alusivas al descenso. Por caso, se solicitó al canal de cable TN que no transmita a la medianoche imágenes del Monumento en el segmento "prendé y apagá" ya que se esperaba presencia rojinegra.

Al término del cónclave, la provincia se presentó ante la Justicia en turno "en sus tres fueros, de Instrucción, Correccional y de Faltas para que los jueces estén al tanto de lo que ocurre y tomen las medidas preventivas que consideren necesarias para evitar hechos violentos". Para Ghirardi, los jueces pueden "ordenar dar de baja un sitio web o una cuenta de red social que aliente a convocatorias potencialmente peligrosas. Puede parecer una medida menor, pero hoy por hoy internet puede ser una herramienta muy eficaz para divulgar en poco tiempo este tipo de marchas como las del otro día y tenemos que desactivarlas".

Al mismo tiempo se acordó con todos los actores, y lo propio se hará con la prensa deportiva de la ciudad "bajar los decibeles en la confrontación porque el clima no está ni para cargadas".

Compartir: 

Twitter
 

Ghirardi defendió el accionar policial y justificó la decisión de no reprimir.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.