CIUDAD › LA HOMOSEXUALIDAD SEGúN CRISTIAN PEREYRA, DEL CONSEJO DE PASTORES DE IGLESIAS EVANGéLICAS

"Es el resultado de una mala niñez"

"Dios dice que el matrimonio está formado por un hombre y una mujer, amamos al homosexual y pensamos que es una conducta que se puede revertir", dijo el líder de la marcha realizada ayer por los evangelistas contra el casamiento gay.

 Por José Maggi

Apenas un millar de personas, participaron ayer de una marcha que unió plaza Pringles con plaza 25 de Mayo, convocada por las iglesias evangélicas que se oponen a la ley de matrimonio igualitario. Los pastores ganaron la calle ayer, con la convicción que la ley de matrimonio gay llega justo después de un dura estocada contra la Iglesia Católica severamente cuestionada por los abusos a menores. "Los tienen amordazados, les cerraron la boca con ese tema por eso decidimos salir a defender a la familia", asegura a este cronista uno de los pastores, que prefirió el anonimato.

Uno los voceros de la movida evangélica fue Cristian Pereyra, quien representa al Consejo de Pastores de Iglesias Evangélicas de Rosario.

"Esta es una marcha a favor de la familia, en el contexto de esta ley que se impulsa desde el Senado de la Nación. No queremos hacer una marcha oponiéndose a un estilo de vida, sino todo lo contrario, porque las Iglesias Cristianas Evangélicas son las que más se han ocupado de los grupos marginados de la Nación. Y estamos a favor de la familia porque estamos defendiendo el derecho de la familia formada a partir de un hombre y una mujer como lo establece el Código Civil. Y la verdad es que ningún partido político en su plataforma electoral nos anticipó que iba a reformarlo, los pastores hemos decidido dejar el silencio, y si bien no le vamos a decir a nuestra gente a quién tiene que votar, somos cinco millones de personas en la Argentina que vamos a empezar a decir a quiénes no tiene que votar".

--¿Y a quiénes no tienen que votar?

--A quienes no defienden la familia no deberíamos votarlos, y la lección que va recibir el oficialismo nacional, sino la gobernación de Santa Fe, y las autoridades de Rosario que es de donde partió la ley- respondió Pereyra.

--¿A quién se refiere?

--Mire, la verdad es que más que manejando la información certera, estamos indignados por la falta de consulta al pueblo argentino, por lo que hemos exigido un plebiscito vinculante para que por lo menos tuviésemos la oportunidad de debatirlo. No nos interesa poner nombres de culpables o iniciadores de una ley que no conviene a la familia. Y por eso nos han tratado de discriminadores, de retrógrados, de intolerantes, y la verdad es que amamos a las personas porque representamos el mensaje del amor de Dios.

--¿Qué critican?

--La adopción que está incluida en esta ley, con la que se están violando los derechos internacionales del niño, que dice que todo niño tiene derecho a un papá y a una mamá, y a ser amamantados por una madre los primeros seis meses de vida. Esto estaría borrado de plano si le diéramos la oportunidad de adoptar a un matrimonio homosexual. Está además comprobado científicamente que un niño criado por una pareja homosexual se identifica claramente con uno de los dos, pero que inmediatamente genera un fuerte rechazo a la otra figura de la pareja.

--¿Sin embargo los homosexuales de hoy fueron criados por parejas heterosexuales?

--Claro que íi, no quiero entrar a discutir esto. Nosotros hemos pastoreado a muchos jóvenes con problemas de homosexualidad y todos han tenido un trauma sexual en su infancia o en su adolescencia, que los empujó a tomar esa determinación.

--¿Ustedes plantean a la homosexualidad como un enfermedad?

--Pienso realmente que es el resultado de una mala niñez o adolescencia. Pero si es una elección de vida, yo elegí ser pastor y no podría pretender participar del Colegio de Abogados, porque no elegí ser abogado. Por eso si es una elección, ¿por qué eligen los derechos que están en el Código Civil para el matrimonio de un hombre y una mujer?

--¿No es ser intolerantes intentar limitar el derecho de otras personas?

--Dios dice que el matrimonio está formado por un hombre y una mujer, que es el diseño original de Dios. Amamos al homosexual y pensamos que es una conducta que se puede revertir.

--¿Cómo que se puede revertir?

--Tenemos el caso de un homosexual varón que se casó con una lesbiana y pudieron revertir su vida sexual y tener una vida plena.

Compartir: 

Twitter
 

La convocatoria evangelista fue ayer en la plaza Pingles.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.