CIUDAD › EL CENSO APUNTA A HACER VISIBLE A LA POBLACIóN AFRODESCENDIENTE

Siempre estuvieron, pero los quisieron ocultar

Las organizaciones de la sociedad civil que trabajan los temas de diversidad sexual, así como las de personas afrodescendientes se reunirán hoy con Jorge Moore, director del Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC) para afinar las estrategias para hacer visibles a estas poblaciones vulnerables en el próximo censo nacional que se realizará el 27 de octubre. Ese día, 45 mil censistas recorrerán la provincia, y preguntarán -entre tantos otros datos- si entre los antepasados de los censados existe alguna persona de origen africano. ¿Por qué? "El Estado argentino tuvo un proyecto racista. Cuando se rompió la esclavitud se pasó a un sistema de servidumbre. Y hubo una estrategia de blanqueamiento de la población, a partir de las migraciones europeas, del borramiento de las personas afro", explicó Carlos Alvarez, integrante de la organización Africa y su diáspora, que hace más de un año acercó su inquietud a la directora del Indec, Ana María Edwin, para que el relevamiento de la población permita paliar la histórica invisibilización de los afrodescendientes.

"Estamos, ¿cuántos somos?", es el lema de las organizaciones de afrodescendientes. La Argentina se comprometió en la Conferencia Internacional de Lucha contra el Racismo, en Durban, en 2001, a terminar con la discriminación racial. Desde el censo de 1895 (hace 115 años) no se registraba a las poblaciones afro. Esa ausencia deliberada no es casual, ni menor. Se estima que en América Latina hay 160 millones de afrodescendientes, y el 90 por ciento vive debajo de la línea de pobreza.

En tanto, Nélida Turlione, del Indec, está a cargo de preparar el operativo censal en la provincia de Santa Fe. Hoy habrá una jornada de capacitación a instructores. En ese sentido, Alvarez subrayó que "el Indec baja los lineamientos macro, pero los institutos de cada provincia son los que llevan adelante el censo". Con el objetivo de lograr un censo que integre, en lugar de excluir, se registrará también a las familias homoparentales, a las poblaciones originarias, las personas con discapacidad así como un operativo especial en villas miserias, llevado adelante por sus propios pobladores. "El censo debe tener un espíritu integrador, y no de exclusión como en 2001", consideró Alvarez. El último censo en Argentina dejó afuera al 8 por ciento de la población, cuando los niveles aceptables a nivel internacional son del 2 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

Nélida Turlione y Carlos Alvarez, del Indec, preparan el censo
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.