CIUDAD › ESPECTACULAR CHOQUE ENTRE UN CAMIóN Y UN COLECTIVO URBANO

Pudo ser peor, hubo 30 heridos

El accidente se produjo ayer, a las 9.35, en Provincias Unidas y Pellegrini. El camionero explicó que se había quedado sin frenos en una pendiente, y al cruzar en rojo, impactó contra el ómnibus. La mayoría de los lesionados está en su casa.

 Por Lorena Panzerini

Más de 30 heridos dejó el choque de un viejo camión y un colectivo de la línea 145, en Pellegrini y Provincias Unidas, que rozó la fatalidad. "Se me cortaron los frenos", dijo seminconsciente el camionero de 56 años, tras salir de la cabina donde había quedado atrapado. Personal de la comisaría 14º indicó que el viejo Chevrolet GMC, donde viajaban 5 personas, se quedó sin frenos mientras descendía por el viaducto de Pellegrini hacia el centro y pasó el semáforo en rojo, al mismo tiempo que el colectivo (interno 347) de la empresa Rosario Bus cruzó Provincias Unidas habilitado por la luz verde. El impacto fue en la parte de atrás del ómnibus, en el lateral izquierdo del transporte de pasajeros, donde viajaban la mayor cantidad de personas.

"Hice todo lo posible para que no me choque. Aceleré pero no llegué a pasar", lamentó el chofer del ómnibus, Juan Carlos Nicosia, de 53 años, quien no sufrió heridas de consideración. Por la tarde, el secretario de Salud Pública, Lelio Mangiaterra, indicó a Rosario/12 que de los cinco pacientes más graves, tres fueron trasladados al Heca y otros dos al Centenario. Los que estaban internados en el hospital de emergencias requerían "entre 12 y 24 horas" para evaluar su evolución. Además, otras 25 personas se atendieron en el Sanatorio Güemes y la mayoría fue dada de alta después del mediodía. La investigación deberá determinar si el camión estaba en regla para circular. Interviene el fiscal Esteban Franicevich y el juzgado correccional de la 4º nominación.

Entre los heridos, los tres de mayor gravedad fueron trasladados al Heca. Luis Larrosa, de 56 años, quedó atrapado en la cabina hasta que personal de Bomberos Zapadores logró sacarlo después de varias maniobras; uno de los acompañantes que viajaba en la caja, de 18 años; y una mujer de más de 50, pasajera del ómnibus, fueron los tres derivados al hospital municipal. "El conductor llegó con traumatismo de cráneo, sin pérdida de conocimiento y traumatismo de miembros inferiores", indicó el director del Heca, Néstor Marchetti, sobre Larrosa. En tanto, Jonathan Schneider, de 18, sufrió una "lesión en la columna lumbar, y permanece en estado reservado" -sería el más complicado. Una mujer que viajaba en el micro sufrió traumatismo de cráneo, aunque enseguida recuperó el conocimiento, según indicó Marchetti. Otros dos con fracturas importantes fueron atendidos en el Centenario. Los demás heridos con cortes de vidrios y golpes en su cuerpo, debieron ser atendidos en el Sanatorio Güemes, que tiene convenio con la ART de la empresa Rosario Bus. Allí, los familiares se quejaron por la lenta atención, aunque pasado el mediodía la mayoría estaba en su casa.

A las 9.35 de la mañana de ayer, la zona oeste se transformó en un caos, a raíz del choque. Antes, los comerciantes de la zona, limpiavidrios y gente que esperaba con su auto que el semáforo los habilitara a cruzar fueron alarmados por los bocinazos del camionero que no lograba frenar. Llegando al final del viaducto, el vehículo arrasó con una camioneta Ford F100 doble cabina y un Fiat 147, que esperaban en la esquina el cambio de luces, pero no provocó heridas a los conductores. Pese a ello, no se detuvo y todavía "a gran velocidad" -según indicaron testigos y pasajeros del ómnibus- colisionó de lleno con su trompa en el costado del colectivo, que ya estaba cruzando Provincias Unidas. "Aparentemente, le falló el sistema de frenos", dijo a este diario Mauricio Malano, titular de Tránsito.

En seguida, esquina se llenó de gente y comenzaron a llegar las más de diez ambulancias del Sies y otras privadas, para trasladar a los heridos más golpeados, mientras otro grupo de lesionados de menor gravedad esperaban ser atendidos. A las 10, todos habían sido trasladados y personal policial, de Tránsito Municipal, Defensa Civil y Guardia Urbana trabajaban en el peritaje para despejar el área lo antes posible. La calle quedó liberada después de las 11.

Si bien el comisario de la 14º, Juan Pablo Bengochea, especuló sobre la mecánica del accidente, no pudo determinar a prima facie si el camión estaba habilitado o no para circular. "Sería de una empresa de Funes", aventuró el comisario. En tanto, el fiscal Franicevich confirmó que se trata de un viejo camión, que "será peritado" para determinar si estaba o no en regla. Se trata de un Chevrolet GMC, dominio VUP-489, y se presume que tendría entre 25 y 30 años de antigüedad. Por la tarde, la policía indicó que en el vehículo que provocó el accidente viajaban tres ocupantes en la cabina: el conductor, de Villa Gobernador Gálvez -con licencia aparentemente en regla-; Paula Pérez, de 26 años, de Rosario; y Alberto Alvarez, de 42, oriundo de Carcarañá. Mientras que en la caja del camión viajan el principal herido, de 18 años, de Funes, y Alejandro Flores, de 29 años, de Roldán. El camión venía desde Funes a Rosario, con materiales de hierro y chapas.

Compartir: 

Twitter
 

El camión intentó eludir al ómnibus, que cruzaba con semáforo en verde, pero lo chocó por atrás.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.