CIUDAD › TRAS LA TORMENTA LIFSCHITZ RECLAMó OBRAS A ASSA

Alivio y anegamiento

La intensa tormenta que se desató ayer a la madrugada sobre Rosario trajo alivio por el descenso de temperatura. Pero también generó anegamientos en distintas zonas de la ciudad, en especial en el macrocentro, en cercanías a la terminal de Omnibus Mariano Moreno. En ese marco el intendente Miguel Lifschitz reclamó a Aguas Santafesinas la concreción de obras pendientes. "Está pendiente una obra que tiene que hacer Assa, que es el conducto Vera Mujica, que va de la zona de Oroño hasta un poco más allá de Francia; y de Pellegrini hacia el norte", describió el jefe comunal quien recordó que "se trata de un problema histórico que data desde hace 50 años. Acá había un viejo canal que fue tapado por la urbanización y siempre ha habido problemas y dificultades". Desde Aguas estimaron que las tareas podrían comenzar antes de mediados de año, beneficiando a varios barrios.

De acuerdo al registro oficial del Servicio Metereológico Nacional entre la hora 9 del martes y las 9 de ayer cayeron sobre la ciudad 75 milímetros, cuando la media mensual histórica de enero apenas supera los 100 milímetros. La mayor intensidad de la tormenta fue entre las 4.30 y las 7 de acuerdo a los datos del SMN.

La tormenta generó descenso de temperatura pero también anegamientos en varias zonas de la ciudad. Nuevamente las adyacencias de la Terminal de Omnibus volvieron a cubrirse de agua, despertando la queja del intendente. El titular del Palacio de los Leones señaló que cada vez que hay una tormenta, como la registrada ayer a la madrugada, salen a la luz problemas puntuales como el de la zona de la Terminal.

En este sentido, Lifschitz reconoció que siempre hay problemas en esta zona, ya que de la obra en cuestión sólo se concretó un tramo hace un par de años, aunque está pendiente el tramo más importante que es el que va hasta la desembocadura del río Paraná.

"Es una obra que esperamos que se incorpore al presupuesto de Aguas Santafesinas", reclamó el intendente, quien recordó que "se trata de un problema histórico que data desde hace 50 años. Acá había un viejo canal que fue tapado por la urbanización y siempre ha habido problemas y dificultades", concluyó.

Tal como informó este diario en noviembre pasado, Aguas tiene previsto ejecutar este año la primer etapa de la construcción de un túnel pluviocloacal para aliviar la descarga de agua de lluvia en el casco antiguo de la ciudad para lo cual se necesitan algo más de 15 millones de pesos. Se trata de un canal que irá desde Vera Mujica y Córdoba hasta el río para aliviar la descarga de agua de lluvia del centro y la terminal de ómnibus Mariano Moreno en el corredor oeste este. "Es una licitación superior a los 10 millones de pesos que la teníamos proyectada hace tiempo, pero el financiamiento internacional se complicó por la crisis de 2009, tanto que recién ahora conseguimos un crédito del Banco Mundial para una obra en Rufino. Además los recursos de la provincia el año pasado y éste fueron destinados a cubrir el déficit y otras obras. Como el panorama para el año próximo aparece distinto, pensamos que podrán comenzarse en 2011", proyectó el titular de Aguas Santafesinas, Alberto Daniele.

Compartir: 

Twitter
 

Los 75 milímetros caídos generaron inconvenientes.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.